Honduras y los cuadernos de Corcuera

ZV
/ 12 de noviembre de 2022
/ 12:02 am
Síguenos
01234
Honduras y los cuadernos de Corcuera

Más

Por: Jorge Raffo*

“Todo ser es verdadero, todo ser es bueno, todo ser es bello”.

Esta es la trilogía que adoraron los griegos. No puede haber belleza donde no hay bondad ni verdad. Y no puede haber bondad donde no hay belleza ni verdad. Y no puede haber verdad donde no hay belleza ni bondad. Si no se ve la belleza, se cae en la vulgaridad y para redimir a las personas de ella, están los artistas (Calderón de la Cruz, 1975).

Y los artistas son arquitectos si, sobre todo como Marco Antonio Corcuera, alzan una bandera que durante cuarenta años ondeó para avisar de un espacio -los “Cuadernos Trimestrales de Poesía”-donde se albergase y se conociese lo creado en nuestro continente y en otras latitudes. Con metódica perseverancia, Corcuera impulsó y publicó “un mostrador de la poesía peruana (rural y urbana), hispanoamericana, mundial. En cuanto al Perú mismo, recorrer las páginas de los primeros años de la colección (de los Cuadernos) es percibir el surgimiento de una generación de poetas que es hoy la plana mayor de la poesía de su país” (Monguió, 1975). Una vida y una obra consagradas para así rendir homenaje a “Su Majestad, la Poesía”.

En la “Feria del Libro ‘Ricardo Palma’ 2022” de la ciudad de Lima será presentada en los próximos días la edición facsimilar de “Cuadernos Trimestrales de Poesía y Cuadernos Semestrales de Cuento” en una colección de cinco tomos, constituyéndose así en “un documento histórico y de investigación de la literatura peruana de la segunda mitad del siglo XX; incluye, además, varios textos de estudio crítico-literario elaborados por reconocidos escritores contemporáneos” (Fundación Corcuera, 2022).

La revista “Cuadernos Trimestrales de Poesía” surge en el contexto de los Juegos Florales de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos de 1940. Los poetas laureados, entre los que figuraban Julio Garrido Malaver, Mario Florián Díaz, Luis Carnero Checa, Marco Antonio Corcuera, Alfonso Vásquez Arrieta, Eduardo Jibaja y Guillermo Carnero Hoke, forman un grupo literario y crean la revista (Ministerio de Cultura, 2022). En enero de 1941 sale el primer número, el poeta Jibaja escribió el memorable párrafo que definió la política de este foro constante de encuentro literario: “Estos poetas se han cortado las manos y las rodillas: así no suplican nada ni se humillan ante nadie. Fuertes en su juventud, puros en su interés, dignos en su verdad, rectos en su actitud, saben dónde está el hombre y dónde el poeta”. Sin embargo, no es sino hasta 1944 en que Marco Antonio Corcuera, desde la ciudad de Trujillo (Perú) insufla una nueva ilusión a la revista que la mantiene en vigencia hasta 1980, período en el cual se destacan, entre otras, las dos ediciones conmemorativas en honor a César Vallejo (una de ellas, la revista número 20 “Perú al pie del orbe: poemas de César Vallejo”, es parte de las 33 antologías catalogadas en la obra “A través de la Vanguardia Latinoamericana”, 2011), mención indispensable ante la proximidad del centenario del poemario “Trilce”. De otro lado, la obra poética centroamericana también está presente a lo largo de los ahora cinco volúmenes facsimilares y que se espera que lleguen pronto a Honduras.

Uno de los números más buscados por los amantes del arte y los coleccionistas de la revista es el 56-57 que corresponde a abril-mayo 1980 y que lleva por título “Necesario silencio para que las hojas conversen” que contiene las creaciones de poetas de la diáspora chilena de la década de los setenta del siglo pasado.

Por su labor, el Estado peruano otorgó a Corcuera, años más tarde, la Orden “Al Mérito por Servicios Distinguidos” en el Grado de Comendador, máximo galardón diplomático por sus impulsos en favor de la latinoamericanidad. En el centenario de su nacimiento, sus descendientes lograron recuperar el premio “El Poeta Joven del Perú”, con el que simbólicamente también revivieron el espíritu de los “Cuadernos Trimestrales de Poesía”, que sirvió de plataforma para las grandes voces de poesía peruana y continental.

Los “Cuadernos Trimestrales de Poesía” son el testimonio al que, después de su lectura, bien podrían aplicarse los versos del poeta hondureño Rolando Kattán (Vigésimo Premio Casa de América de Poesía Americana):

“Solamente el agua conoce el camino a casa.

La poesía cae como un balde de agua fría sobre las criaturas. Se disuelven las preguntas y fluye sin agua el tiempo por el grifo…”.

*Embajador del Perú en Honduras

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América