¡El hombre, el poder y los Diez Mandamientos!

ZV
/ 13 de noviembre de 2022
/ 12:03 am
Síguenos
01234
¡El hombre, el poder y los Diez Mandamientos!

Más

Por: Lic. Gustavo Adolfo Milla Bermúdez

Nuestro Señor nos dice en su santa Biblia, palabra en el Evangelio de su filosofía cristiana. “No hagas mal uso del nombre del Señor tu Dios, pues Él no dejará sin castigo al que use mal su nombre.

El Génesis significa “origen” o principio. El Génisis proclamó un Dios único y eterno, creador de todo cuanto existe. También relata el origen del pecado y el sufrimiento del hombre cuando este prefiere su propia voluntad a la voluntad de Dios. Dios le dio al hombre su propio albedrío y aplicará la lógica para encontrar la razón de su conocimiento. Pero a su vez le dio el libro donde están estatuidos los Diez Mandamientos y con ellos hiciera uso de lo que Dios le dio como guía para sus propósitos, que pudiera vivir en paz y armonía.

Los hombres orgullosos desean y sueñan con el poder, lo buscan sin descanso y siempre quieren más, aun cuando el poder es traicionero. Abren su boca, como el sepulcro, son insaciables, como la muerte, y por eso se lanzan a conquistar el poder. Se le pregunta a un hombre que se autonombró a sí mismo con el poder. ¿Hasta cuándo seguirás amontonando las riquezas que tomaste prestadas? Pues cuando menos lo esperes tus acreedores, te despertarán los que te atormentan y te dejarán desnudo. El pueblo se unirá en contra tuya y te saquearán como tú los saqueaste a ellos. Te harán pagar todos tus crímenes. Ay de ti, que construyes tus palacios en otros lares que no es tu tierra y lo haces sobre la base del crimen y la injusticia. El Señor Todopoderoso va ser inútil tu trabajo y tu fatiga. Y en el lugar de tu honor, te cubrirás de vergüenza. ¿Qué le piensas dejar a tus hijos, una patria sin esperanzas?

Como el sistema político en que estamos viviendo la escasa y limitada información de prensa, queriendo callar los gritos del pueblo y su palabra que se escuche por todos los rincones de otras naciones; que aquí se vive una profunda transformación de la democracia y libertad de los hombres que luchan con su pluma en defensa de las libertades ciudadanas.

Siempre resulta peligroso un sistema donde comienza el “socialismo del siglo XXI” y vivimos con el “socialismo democrático”, donde brotan las utopías modeladas para el futuro venidero que desde hoy apuntan como verdaderos leviatanes incontrolables, para su propio creador que se afana por instalar la dictadura del “socialismo del siglo XXI”.

Finalmente se llegará a otros tipos de Estado, que para no caer en las formas imaginarias, tendrán que contar con el hombre nuevo, formado espiritualmente por varias generaciones anteriores. En este proceso tendrán que destruir sus viejos valores y sustituirlos por un alentador humanismo trascender. “Entonces no hay ni puede haber progreso de la humanidad sin que los hombres sean individualmente mejores”. Es una verdad axiomática que el mundo de mañana o será el mundo de la supremacía del espíritu o será un caos.

Venezuela, Nicaragua y la Cuba comunista son el paraíso de “Mel”. De todas maneras ya lo dijo el Dr. Edmundo Orellana Mercado que el único líder político que existe es José Manuel Zelaya para asaltar el poder. Dr. Edmundo Orellana hombres como usted para defender la democracia nos basta. Usted es el espectro de la dignidad, la ética y la moral.

Las relaciones entre los países de este continente deben ser objeto de una necesaria revisión, por los obstáculos económicos que frenan el desarrollo integral de nuestras naciones, las cuales luchan con denuedo por construir sus nuevas instituciones políticas y económicas, y se esfuerzan por mantener la unidad y la coordinación en una acción regional independiente. Hay naciones en este continente que han roto definitivamente con la tradición del Estado liberal y se orientan a regímenes socialistas y, lo estamos viviendo con las elecciones que se llevaron en Colombia con el nuevo presidente Gustavo Pétreo y últimamente en Brasil con el triunfo de Lula da Silva.

Rescatemos la democracia y libertad, no dejemos que nos arrebaten nuestra forma de vida en idiosincrasia. El socialismo es: encierro, destierro y entierro”. “Nadie quiere vivir como esclavo”.

“Patria y justicia”.

E-mail: ga-milla@hotmail.com

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América