Entregan a parientes primer muerto hallado en fosa clandestina

ZV
/ 13 de noviembre de 2022
/ 09:00 pm
Síguenos
01234
Entregan a parientes primer muerto hallado en fosa clandestina
Uno de los tres cuerpos hallados en el cementerio clandestino fue retirado ayer por su familia, mientras Medicina Forense trabaja en la identificación de los otros dos.

Más

Autoridades forenses informaron este domingo que solamente encontraron los restos de tres personas muertas, en avanzado estado de descomposición, en el sector conocido como “La Mina”, ubicado en el sector siete de la colonia Villanueva de la capital.

“Inicialmente se tenía información que se encontraban en el lugar de ocho a diez cuerpos, pero al llegar solamente encontramos tres cuerpos”, confirmó a LA TRIBUNA uno de los forenses a cargo del caso.

Familiares retiraron uno de los cadáveres, hoy, ya que fue plenamente identificado como Isaác Saúl Lanza Martínez (17), quien fue raptado en Tierra Blanca, a eso de las 10:00 de la mañana, cuando se transportaba en una motocicleta que le fue robada.

Al parecer, al joven lo condujeron hasta este sector para ejecutarlo, su cuerpo fue hallado a la entrada de “La Mina”, era residente de la colonia Villa Vieja y su familia lo identificó por el tatuaje con el nombre “Ana” en su pecho, además aplicaron el método de odontograma forense.

QUEDAN DOS PENDIENTES

En el caso de los otros dos muertos, la sección de identificación humana de Medicina Forense se encargará de la identificación plena, aplicando los métodos científicos como ser huellas, odontograma y en el último caso ADN.

De acuerdo al informe preliminar, dos de los cadáveres encontrados al interior del sector conocido como “La Mina”, en la colonia Villanueva, estaban relativamente completos, mientras que un tercero fue “armado” por los forenses, porque ya se encontraba en reducción esquelética.

Expertos forenses indicaron que “los cuerpos hallados están en diferentes fases de la putrefacción, es decir que uno de ellos en fase enfisematosa, que es la segunda fase de la putrefacción, cuando el cadáver está inflado y con cambio de color y desprendimiento de las capas superficiales de la piel, con tiempo trascurrido desde la muerte de tres a cinco días.

Otro estaba en fase colicuativa, es decir, cuando el cadáver se pone reblandecido, la piel con tejidos como licuados y fácilmente se desprende, con más de una semana de muerto.

Y finalmente encontraron el tercero, que ya eran restos óseos, estado que puede deberse al tiempo del cuerpo expuesto o porque los animales se comen los tejidos; la reducción esquelética ocurre en cadáveres que tienen semanas o meses de muertos. (XM)

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América