La cuenca hidrográfica degradada tiene baja resiliencia

ZV
/ 13 de noviembre de 2022
/ 12:57 am
Síguenos
01234
La cuenca hidrográfica degradada tiene baja resiliencia

Más

MsC. Ing. José Lauro Rodríguez Tercero
Experto en cambio climatico, Manejo Sostenible de Recursos Naturales, Zonas Costeras y Ambiente.

El territorio de Honduras cuenta con unas 18 cuencas hidrograficas, 13 de las mismas drenan sus aguas hacia el oceano Atlántico y 5 hacia la vertiente del Pacífico, siendo las que más daños producen, en lo económico, social y ambiental las de los ríos, Choluteca, Nacaome y Goascorán, mientras que en la vertiente del Atlántico las de los ríos Ulúa, Chamelecón y Aguán, las que están afectando con recurrentes inundaciones, las partes bajas de estas, hay una cuenca binacional la del río Motagua que atraviesa la ciudad de Guatemala, que nos está afectando con una monumental contaminacion, pues produce un arrastre de los desechos sólidos (basura) con una alta presencia de plásticos, los cuales se degradan y se convierten microplasticos afectando la vida o fauna acuática y la flora constituida por el Arrrecife Coralino Mesoamericano, el cual se está muriendo al llegar sustancias físicas y químicas al referido ecosistema, con pérdidas intangibles afectando la seguridad alimentaria de las comunidades marino costeras, al destruir el hábitat, no se pueden reproducir los peces, los crustáceos y los moluscos. Unas 500,000 toneladas han llegado y siguen llegando a su desembocadura en el municipio de Omoa, Cortés.

La mayoria de las cuencas hidrograficas estan degradadas, lo que se puede notar muy facilmente por que en las partes bajas de las mismas, todo el cauce principal está azolvado o colmatado y no tiene capacidad para bombear el caudal que llega cuando los eventos pluviales son de alta intensidad y duracion (Eta, Iota, Julia), desbordándose, históricamente los ríos Ulua y Chamelecón han inundado las partes bajas de La Lima y El Progreso, si ustedes alguna vez ha vistado La Lima usted va a observar que los campamentos de la Tela Railroad Company, las viviendas se construyeron sobre polines, de madera con dos plantas, cuando uno oberva la llena, el agua llega a cubrir los polines; por eso no se debe pemitir, contrucciones de viviendas a ras de piso, en estas zonas.

También he venido observando como quedan fertilizadas con todo el suelo que las lluvias arrastran hasta las fincas bananeras, aunque ellos no necesitan el fertilizante orgánico, pues tienen sus propias fábricas de fertilizantes; los barcos salen cargado con banano y regresan con fertlizantes químicos, de acuerdo con nuestro conocimiento el monocultivo destruye los suelos pues los terminan agotando y cuando estas compañías se vayan quedarán los suelos con bajo nivel productivo o sea degradados y contaminados.

La degradacion de las cuencas hidrográficas se deriva de la eliminacion de la capa vegetal que cubre los suelos y en particular de los bosques, se calculan que se han perdido en las últimas cuatro décadas un aproximado del 60% de los bosques, por diversas causas e intereses y se han destruido unas 2.5 millones de hectáreas, así que lo que propone el Ing. Salvador Nasralla, sobre vender bonos de carbono, quien sabe si no nos sale la cuenta al revés, lo que yo le puedo sugerir al designado, es que hagamos un programa nacional para recuperar esas 2.5 millones de hectáreas de bosques, que están en manos particulares, que se han apoderado de esos terrenos de vocacion forestal y no es que proponga que regresen a su tenencia, que se queden con el terreno, llegar a un acuerdo técnico; pero para simplificar la problemática y no meternos a tanto lío, que siga siendo propiedad del usurpador, pero que se le dé el uso que debe tener, o sea el forestal, esto generaría mucho empleo en la zona rural, pues se haría un convenio de resaturación; donde el Estado le daría la asistencia técnica para hacer la reforestacion, los insumos (plantas, fertilizantes, mano de obra), al final de cada año el popietario recibirá un bono verde por el manejo, la protección y el cuido por cada planta; para después seguir con el dragado de los cauces y construcción de bordos a esto se llama la Obra de Río (no hay que poner primero la carreta y atras al animal).

Pero antes le sugiero que le solicite al presidente del Congreso Nacional la creacion de un fondo para el Manejo Integrado de las Cuencas Hidrograficas de Honduras (Fomaich), de unos 10 millones de dólares, solo para hacer el ordenamiento hidrológico y estimar los costos de restauración, cantidad que no es significativa si lo comparamos con las pérdidas por las inundaciones, que año con año afecta el PIB, y que de esta manera ataquemos las causas y no los efectos, lo de las represas a construir eso es para ayer, los saquedores como siempre retrasaron sus construcciones.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América