“Quiero hacer mi retrato”: niños creativos y autodidactas en el arte

ZV
/ 13 de noviembre de 2022
/ 12:39 am
Síguenos
01234
“Quiero hacer mi retrato”: niños creativos y autodidactas en el arte
Ada Sánchez, instructora de dibujo y pintura.

Más

Autor: Luis Alonso Gómez Oyuela
Email:luisgoyuela15@gmail.com

DANLÍ, El Paraíso. “Quiero hacer mi retrato”, dijo con mucho aplomo y seguridad el niño Dany Moncada, cuando este llegó a la Casa de la Cultura para iniciar las clases de dibujo, bajo la conducción del instructor Henry Benavídez.

Los niños son sorprendentes, ingeniosos y creativos, capaces de asumir retos, siempre y cuando encuentren el sitio adecuado para hacerlo. Cuando un niño duerme, posiblemente viaja y vuela por un mundo magnifico de fantasías. Corta con sus manecitas flores de un jardín imaginario; o salta sobre las estrellas de su cielo sin fin; o juega de lo lindo con mil niños como él. Y al pasar de una cosa a otra en sus sueños de vapor, una dulce sonrisa ilumina su rostro angelical. ¡Qué tranquilo es el sueño de un niño!

Desde 1998 la Casa de la Cultura “Manuel de Adalid y Gamero”, año de inicio de labores culturales uno de los principales objetivos fueron los niños. Esta ciudad históricamente era conocida como la “capital cultural”, pero quedaba mucho por hacer para hacer realidad este calificativo. Atrás habían quedado los años del florecimiento literario de Lucila Gamero y el musical de Manuel de Adalid, ambos hermanos que sentaron las bases para la cultura.

Pasaron los años y Danlí se fue sumergiendo en el letargo cultural. El énfasis iba en otra dirección. Un paso importante fue la educación, primero con la fundación del Instituto Departamental de Oriente, decano de la educación del departamento y posteriormente la Escuela Rural de Señoritas de Villa Ahumada que, años más tarde fue reconocida como Escuela Normal España. Sin duda que con estos centros educativos se dieron pasos gigantes para la educación, pero hacía falta la implementación del arte en sus diferentes manifestaciones.

La creación de la Casa de la Cultura a instancias del Comité danlidense de desarrollo, bajo la conducción del ingeniero Héctor Nufio Gamero(DDDG) y el apoyo de la Secretaría de Cultura, dirigida por Rodolfo Pastor Fasquelle y el director de Cultura popular José Gonzales, organizador de la Red Nacional de Casas de la Cultura, Danlí pasa a convertirse en referente de la cultura al abrir las puertas a los niños, cuyos sueños infantiles, como el de Dany Moncada, han hecho su propio retrato, inspirados en el arte como parte de la fuente del conocimiento.

Si el día comienza con luz, es necesario que los hondureños empecemos con luz en la mente y el corazón y dar la oportunidad a los niños para que con libertad se expresen y compartan sus sueños. Desde 1998 al 2022 han trascurrido 22 años y desde entonces resulta imposible contabilizar el número de niños que han traspasado los umbrales. Los niños del ayer son en su mayoría profesionales universitarios de éxito. Muchas jovencitas que fueron parte del coro hoy son profesionales de la medicina, docentes, ingenierías abogados, odontólogos, músicos y pintores.

Pero también surgieron actores de teatro, integrantes de los grupos de danza folclórica y moderna siempre ligados a la Casa de la Cultura. En esto podríamos repetir las palabras de Jesús en el Evangelio, “de los que me diste ninguno se perdió”, curiosamente, un gran músico y maestro, es el único que se perdió en el laberinto de la droga y lejos del seno familiar.

La “Estancia Santa Gertrudis”, tiene su origen en la Casa de la Cultura. Niños en condición de riesgo social, fueron atendidos por primera vez en este recinto. Hoy, 18 años después a través del Comité danlidense el proyecto continúa ofreciendo atención a 40 niños. Desde su fundación más de 800 niños han sido favorecidos con el proyecto con mejor calidad de vida y alejados de los vicios.

Hoy con la nueva Secretaría de Cultura y las Artes, continuamos avanzando y como siempre, los niños constituyen el eslabón mágico para no romper la cadena de interrelación, padres y niños que buscan como Dany, hacer su propio retrato. La Secretaría de Cultura está generando una nueva visión, rescatando en todos los ámbitos la imagen histórica y patrimonial del país, entre otros los intercambios culturales y hermanamiento de ciudades con otros países.

De acuerdo a lo expresado por Lourdes Cruz, encargada de la Casa de la Cultura, el proceso de desarrollo cultural continúa considerando a los niños como la principal fortaleza para el crecimiento y rescate de los valores cívicos y culturales, la misión primordial es involucrar el núcleo familiar con la celebración de eventos vinculados para una mejor interrelación entre padres e hijos.

Los instructores en las áreas de baile para niñas, Linda Mendoza, desde los tres años de edad era una de las principales figuras artísticas en el escenario, ahora es instructora y pasante de la carrera de psicología en la Universidad Católica. Lourdes, además de su responsabilidad como encargada, es instructora de danza. Ada Sánchez, es instructora de dibujo, Henry Benavídez, egresado de la Escuela Nacional de Bellas Artes, es instructor en las áreas de las artes plásticas, dibujo y pintura. En música, con maestros preparados en este mismo recinto a través de la Agencia de cooperación internacional de Japón (JICA) y Corea (KOICA)

El cierre de actividades de la Casa de la Cultura en diciembre próximo comprende, el tradicional concierto navideño con la participación de todos los grupos artísticos y, como todos los años, un derroche de algarabía con los grupos infantiles. Cerraremos el año con el mejor retrato: los niños, porque ellos siempre son primero.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América