La medicina nuclear trae la esperanza a decenas de pacientes con cáncer

ZV
/ 14 de noviembre de 2022
/ 04:40 am
Síguenos
01234
La medicina nuclear trae la esperanza a decenas de pacientes con cáncer
La especialista Yassine Martínez muestra parte del equipo para tomar las imágenes en la sala de medicina nuclear, donde ya se cuenta con la mayor parte del equipo.

Más

Desde el año 2016 nació el proyecto de ofrecer el servicio de medicina nuclear en el Hospital General San Felipe, pero nada es fácil -y máxime si es un servicio gratuito a pacientes pobres- pues este es proceso que ha sorteado muchas dificultades, pero al fin este próximo 17 de noviembre empezará a funcionar el ala de medicina nuclear para salvar la vida de decenas de compatriotas que padecen del terrible cáncer de tiroides, cólon y otros.

El milagro ha sido posible con la cooperación internacional y el empeño de algunas autoridades que comparten la idea de mejorar el servicio oncológico que presta el San Felipe, a donde acuden las familias que no pueden costear los servicios hospitalarios en el sector privado.

Al respecto, el doctor Alejandro Maldonado recordó que hace seis años diseñó este proyecto que será el primero en el sistema de salud pública del país, y que salvará la vida de muchas personas que no cuentan con el dinero para pagar este servicio en el área privada o viajar al extranjero.

“El alcance del proyecto es establecer el servicio de medicina nuclear, el primero en el país en el área del sector público. Este equipo ningún centro -ni publico o privado- lo tiene”, detalló.

A un costo aproximado de 45 millones de lempiras y con el apoyo del gobierno de Japón y el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), se construirá y equipará esta área médica que podrá atender un aproximado de 35 personas cada mes.

El proyecto tomó su tiempo, pero las máquinas para realizar las imágenes atómicas ya están en la sala, no obstante, aún se está acondicionando el espacio, y falta por instalar equipo de computación para que todo se maneje en una sola red, expresó.

Como parte del proceso, el entrevistado explicó que “una hora antes se le inyectará al paciente un radioactivo, él tardará más o menos una hora en captarlo (y surtir efecto), y se hará el diagnóstico para todas las patologías oncológicas, y tendremos imágenes funcionales de calidad, y claro vamos a salvar vidas, sin que los pacientes tengan que pagar”.

Detalló que los médicos utilizan los procedimientos de medicina nuclear para ver qué es lo que está sucediendo a nivel celular y para entender mejor cómo funciona el cuerpo. En este espacio se realizarán dos técnicas: una de diagnóstico y la otra, de tratamiento.

Por su parte, la técnico especialista en medicina nuclear, Yassine Martínez, será la encargada de tomar las imágenes en una sala, donde ya en su mayoría se cuenta con lo indispensable para echar andar este proyecto, que será pionero en Honduras.

OFRECEN LA YODOTERAPIA

El servicio de yodoterapia no se ofrecía en el país, los pacientes que padecen de cáncer de tiroides viajaban a países de la región centroamericana o a Estados Unidos para recibir atención, ya que en el país el costo es altísimo.

“Vamos hacer procesos de yodoterapia, que las personas en algunos casos se van hacer a El Salvador o Guatemala y que aquí tiene un costo altísimo. Todo lo que es medicina nuclear es muy costoso”, reconoció.

“Una gammagrafía ósea ronda los quince mil lempiras, y aquí tenemos dos equipos en uno. Tendremos una imagen metabólica y otra anatómica del paciente”, destacó Martínez.

Después de su tratamiento, el paciente pasará a una sala donde deberá permanecer aislado algunos días, hasta que pase el efecto de la radioactividad y desaparezca, un espacio totalmente blindado y con todas las condiciones necesarias.

El yodo radioactivo mata cualquier célula cancerígena tiroidea que pueda quedar después de la cirugía. Este se puede recibir de tres a seis semanas después de la cirugía para extirpar su tiroides. También puede matar las células cancerosas que pueden haberse diseminado a otras partes del cuerpo.

LARGA ESPERA DE PACIENTES

En tanto, la médico especialista en medicina nuclear, Karla Abadi, indicó que ya se tiene una lista de aproximadamente 150 personas, que desde hace un año y medio han estado esperando por un tratamiento de estos.

“Los especialistas nos están enviando más pacientes, esta lista quizás sea mayor. Este proceso es importante, ya que se utiliza cuando quedan restos tiroideos, estos se vuelve metástasis y esto los complica y quizás requieran otra cirugía”.

“Se da una dosis más alta de yodo y se aplica entre 200 y 300 microgranos. En algunos casos vemos que el paciente, entre dos y tres días, elimina el material radioactivo. El número de pacientes que recibamos es de acuerdo al número de camas que tenemos, entre más camas, quizás se pueda atender más personas”, manifestó Abadi.

Esta sala cuenta con un espacio de recepción donde el paciente realiza su espera previa a iniciar su tratamiento, a partir de este espacio el acceso es restringido ya que el manejo de los insumos radioactivos debe hacerse de forma minuciosa.

Tanto las paredes como las puertas son plomadas para evitar la radioactividad, el agua que saldrá de toda esta sala irá a un depósito especial donde permanecerá hasta que no represente un peligro.

ESPECIALISTAS EN MEDICINA NUECLEAR

Dos salas han sido acondicionadas para la medicina nuclear en el San Felipe, a un costo que representa millones de lempiras, de los cuales 5.5 millones de lempiras fueron asignados por la cooperación japonesa y 20 millones por la OIEA para el equipamiento del área de medicina nuclear. El costo de este tratamiento, en el caso concreto para atender el cáncer de tiroides en el sector privado oscila entre 2,000 y 3,000 dólares.

Con este paso importante, el hospital tiene como propósito brindar una mejor atención a los pacientes que padecen de cáncer y otras patologías oncológicas. Este será el primer centro asistencial del país que contará con medicina nuclear.

Como en todo, el reto además de conseguir suficientes camas para pacientes, el problema es la falta de especialistas. En Honduras solo hay tres médicos con la especialidad de medicina nuclear, así que el reto de contratar especialistas se complica, debido a la falta de personal especializado.

En la sala serán atendidos pacientes que son referidos del interior del país, a nivel nacional, especificaron los especialistas. Desde el 2016 este proyecto ha sido impulsado y el año pasado, el gobierno anterior inauguró el acondicionamiento del espacio, pero todavía no estaba la maquinaria ni se activó el servicio, que esta semana inaugurarán las nuevas autoridades de gobierno.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América