La conducta antisocial o sociopatía y Honduras

ZV
/ 19 de noviembre de 2022
/ 12:18 am
Síguenos
01234
La conducta antisocial o sociopatía y Honduras

Más

Por: Marco Tulio Medina*

La mayoría de la población hondureña asiste atónita a la paulatina degradación moral de nuestra sociedad, añorando tiempos pretéritos, donde la convivencia social era la norma. La violencia extrema, con asesinatos a niños, mujeres y ancianos es parte de la cotidianidad; la corrupción, el crimen organizado, el narcotráfico y otras lacras han tomado plaza en nuestro entorno.

Los psiquiatras, sociólogos, criminólogos y expertos en neurociencias atribuyen estos males a los altos índices de conducta antisocial o sociopatía entre nuestros habitantes.

El trastorno de personalidad antisocial o sociopatía ha sido objeto de múltiples investigaciones, consensos y diagnósticos por la Asociación Psiquiátrica Americana (por medio de sus manuales diagnósticos como el DSM-V), por la Organización Mundial de la Salud (en la reciente Clasificación Internacional de Enfermedades ICD-11), por estudios de funcionamiento y estructura cerebral mediante investigaciones de Imagen de Resonancia Magnética (como el estudio de Carlisi y colaboradores publicado en Lancet en el 2020), etc., en el que una persona no discierne entre el bien y el mal, llega a ser cruel, desleal, engañadora, insensible, encantadora y manipuladora, sin remordimientos, violadora de la ley con el único objetivo de alcanzar sus metas no importando quien se atraviese por su paso, entre otras características.

Los estudios cerebrales han puesto en manifiesto alteraciones en los lóbulos frontales y temporales asociados a funciones ejecutivas, del afecto y motivación.

En varios estudios dentro de las personas privadas de libertad puede llegar hasta el 75% los rasgos de conducta antisocial o sociopática. Uno puede preguntarse cuál es la prevalencia de estos rasgos entre los miembros de maras y pandillas o la población en general.

Podría ser que las adversidades, la desnutrición, el ambiente familiar y social, etcétera sean el caldo perfecto para la génesis de estos trastornos de personalidad, asociado a factores genéticos o epigenéticos. El estudio científico riguroso nos podría dar respuesta para su prevención. Aspiramos todos y todas a una mejor Honduras.

*Exdecano, Facultad de Ciencias Médicas, UNAH.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América