Según el CONADEH: Cada 20 horas, una persona se quita la vida en Honduras

ZV
/ 19 de noviembre de 2022
/ 04:20 am
Síguenos
01234
Según el CONADEH: Cada 20 horas, una persona se quita la vida en Honduras
El incremento de los suicidios en Honduras alarma al Conadeh, por lo que hace un llamado a velar por la salud mental de la población.

Más

El suicidio se ha convertido en una de las principales causas de muerte en el país, al registrarse más de 380 casos en lo que va del 2022, es decir, una víctima cada 20 horas, reveló ayer el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh).

La titular de este ente estatal, Blanca Izaguirre, dijo ver con preocupación el alarmante aumento de suicidios a nivel nacional, lo que devela un grave problema de salud mental en el país.

“Es importante crear conciencia sobre la prevención del suicidio, que se ha convertido en una de las principales causas de muerte en el país”, lamentó.

Izaguirre hizo un llamado a las autoridades hondureñas a priorizar y trabajar en un plan real y efectivo en el tema de atención a la salud mental, que es un derecho humano que forma parte del derecho que tienen todas las personas a una salud integral.

ESTIGMAS Y TABÚES

El suicidio es un problema de salud pública que, según expertos en el tema, está rodeado de estigmas, mitos, tabúes y que cada caso que se presenta es una tragedia que afecta gravemente, no solo a quien lo comete, sino que también a la familia y a la misma comunidad.

Algunos especialistas remarcan que las muertes por suicidio son el resultado de factores psicológicos, biológicos y sociales que tienen tratamiento. Sin embargo, su prevención no se ha abordado adecuadamente, en el país, lo que impide que la gente busque ayuda y eso contribuye a que este problema de salud pública aumente, cada año, como lo evidencian las cifras registradas en Honduras, desde el año 2014.

El problema de salud mental está asociado con la falta de oportunidades y las condiciones de pobreza y de miseria que en Honduras afectan a siete de cada 10 hondureños.

MAYORÍA ERA JOVEN

Entre enero y el 15 de noviembre del 2022, se registraron 382 suicidios, es decir, un promedio mensual de una víctima cada 20 horas.

Los 18 departamentos del país fueron escenario de muertes por suicidios, sin embargo, el 49 por ciento de los casos se presentaron en Francisco Morazán (98), Cortés (41), Choluteca (28) y Copán (20).

En el 50 por ciento de los casos de suicidio registrados en el 2022, las personas tenían una edad que oscilaba entre los 19 y los 39 años, un 15 por ciento era niños y jóvenes entre 6 y 18 años; y un 11 por ciento adultos mayores de 60 años o más.

DATOS
Desde el año 2014 a la fecha, suman 3,275 suicidios. En ese año se registraba una víctima cada 35 horas y media, situación que cambió radicalmente a partir del año 2017, cuando se reportó un suicidio cada 22 horas. La situación se agrava cada año si se toma en cuenta que, en lo que va del 2022, cada 20 horas muere una persona por suicidio en Honduras, según el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh).

¿QUÉ REVELAN LAS ESTADÍSTICAS?
Hombres son el 81% de víctimas
Según datos del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh), se estima que entre el año 2020 y el 15 de noviembre del 2022, se registraron 1,178 suicidios, un promedio de 34 mensuales, de los cuales, el 81 por ciento de las víctimas son hombres.

Del análisis de los datos se desprende que, entre las víctimas, figuran niños de 6 años, adolescentes e incluso adultos de 60 o más años.

Niños y ancianos entre los suicidas
El grupo de personas con edades que oscilan entre los 19 y los 39 años suman 606 suicidios; los niños de 6 y 18 años, 153 casos y los adultos de 60 o más años, 135.

Otro de los hallazgos es que 663 personas, que representan el 56 por ciento de las víctimas, recurrieron al ahorcamiento, 335 utilizaron veneno; 119, armas de fuego y 19, armas blancas, con las cuales se quitaron la vida.

Los solteros corren un mayor riesgo
En lo que respecta al estado civil de las personas que recurrieron al suicidio, 492 estaban solteras, 119 casadas, 356 en unión de hecho y 12 viudos.

De acuerdo a la ocupación de las víctimas, 160 eran labradores, 157 se dedicaban a la agricultura, 116 eran jornaleros, 106 amas de casa y 86 estudiantes. Entre las víctimas también figuran taxistas, vendedores, mecánicos, motoristas, carpinteros, guardias de seguridad, maestros, abogados, policías, sastres, ingenieros y cobradores, entre otros.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América