Demarcación de los derechos humanos

ZV
/ 22 de noviembre de 2022
/ 12:05 am
Síguenos
01234
Demarcación de los derechos humanos

Más

Por: Ángela Marieta Sosa*

Las limitaciones de los derechos humanos son aquellas restricciones establecidas por los poderes públicos para el ejercicio de los mismos, que en ningún caso deben suponer rebasar la especificación del contenido de estos en función de sus límites estructurales, ello implica al Estado hacer lo necesario para el goce de la garantía o dejar de hacer aquello que sea visto como una intromisión injustificada o que tiende a limitar el ejercicio de un derecho garantizado.

Lo arriba descrito es en teoría, porque en la práctica las limitaciones están condicionadas por las mismas circunstancias en las que vive la ciudadanía, un pueblo valiente que sobrevive a las carencias en salud, alimentación y acceso a otros derechos básicos, marcándose cada vez más un enorme abismo entre lo que la Constitución y demás leyes contemplan y la cruda realidad que le toca vivir a la hondureñidad.

La desconfianza en la clase política es cada vez más profunda por la falta de cumplimiento de promesas de campaña, ahora con más limitaciones estructurales de los derechos fundamentales, lo que Hugo Tórtora Aravena denomina “Limitaciones fácticas de los derechos fundamentales que estarían representadas por restricciones ilegítimas que son establecidas o toleradas por la institucionalidad estatal”.

Esta realidad sumada a la falta de información y educación en derechos humanos ha generado en Honduras una equivocada percepción social de que los DH solo sirven para defender a los delincuentes, que es un tema de izquierdistas y que lo único que han hecho es envalentonar a los niños para que no admitan castigos necesarios de sus padres.

Asimismo, el uso conveniente de “mis derechos humanos” nos hace manipular la activación de una protección, harto probada como ineficiente, débil, tardía y casi inexistente; consecuentemente lo primero que deberíamos preguntarnos es: ¿quiénes tienen derechos humanos?, muchos videos educativos en Internet muestran personas en una comunidad y dicen “todos” tenemos DH por el hecho de ser personas, lo que no dicen y tampoco aparece en esos videos, es que cada actor social tiene derechos y deberes humanos per se y por garantizar, los policías, los militares, los maestros, los médicos, los periodistas, los abogados, los empresarios, los inversionistas, el obrero, el padre, la madre y los hijos, siendo este un concepto manejado primitivamente que no permite diferenciar los roles que cada actor debe ejercer en función de esos derechos fundamentales, nos han educado en la mentalidad, de que hay un bueno y un malo, y el malo es el Policía, el militar, el inversionista, el que trabaja como funcionario público.

Consecuentemente todo funcionario público en cualquier área que sea su desempeño laboral tiene derecho a que se le proporcionen las condiciones óptimas para un excelente servicio público, como podemos ver es una cadena de satisfacción de derechos que concluyen en el usuario beneficiario de la res pública, asimismo en este lado de la cancha también se deben respetar todos los derechos laborales que la misma ley contempla.

Todos los actores sociales cumplen un rol en cuanto a los derechos humanos, independientemente de su religión, afiliación política, edad, sexo o preferencia sexual, los límites en el ejercicio de sus derechos se establecen en el derecho positivo vivo, asimismo sus obligaciones las cuales deben ser cumplidas para poder gozar de aquellos derechos condicionados legítimamente.

Actualmente ya no se trata de protagonistas y antagonistas, esto no es una novela de Corín Tellado, es la realidad y en un Estado de derecho, existen quienes cumplen con la ley y sus deberes y quienes delinquen, estos últimos dentro de un espacio de garantías, en el que deben hacer valer sus derechos necesarios para recibir lo que conforme al derecho y la justicia corresponda.

Según el Juspositivismo, el límite de los derechos humanos se encuentra en la ley que los reconoce, así por ejemplo un derecho no reconocido no puede ser ejercido, lo que no significa que no pueda ser conquistado pacíficamente por quienes lo reclamen. El Jusnaturalismo por otra parte nos plantea que los derechos humanos son nuestros por nuestra condición de persona y que, aunque no sean reconocidos en la ley podemos apropiarnos de ello.

Sin embargo, lo irónico es que reconocidos o no por la ley, el índice de cumplimiento de los DH es muy bajo y la brecha entre lo garantizado y las condiciones para la satisfacción de estos es muy grande, hay personas que incluso creen que no existen y que son una mera ilusión, lo cual es justificable por sus vivencias.

*Especialista en derechos humanos
asosaveroy@gmail.com

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América