Despliegue policial y censura ante manifestaciones históricas

MA
/ 28 de noviembre de 2022
/ 08:30 pm
Síguenos
01234
Despliegue policial y censura ante manifestaciones históricas
(LASSERFOTO AFP)

Más

Shanghái.- Con las calles custodiadas por la policía y la información en internet bajo censura, las autoridades chinas intentaron el lunes contener un movimiento de protesta de un alcance histórico, en el que la población reclamó el fin de las restricciones sanitarias por el COVID-19 y más libertades.

Por su alcance territorial, esta ola de protestas parece la más importante desde las movilizaciones prodemocracia de 1989. El descontento ha ido creciendo en los últimos meses en China, uno de los pocos países que continúa aplicando una estricta política contra el COVID-19, denominada “cero covid”, que implica confinamientos masivos y tests PCR casi diarios.

El domingo una multitud se manifestó en Pekín, Shanghái y Wuhan, entre otras ciudades, y corearon lemas como: “¡Xi Jinping, renuncia! ¡PCC (Partido Comunista Chino) renuncia!” o “No a los confinamientos, queremos libertad”.

La ira ciudadana también se vio atizada por el mortífero incendio ocurrido en Urumqi, capital de la provincia de Xinjiang (noroeste). Muchos sostienen que las labores de rescate se vieron entorpecidas por las restricciones impuestas contra el COVID-19.

En Urumqi, una ciudad de 4 millones de habitantes, las autoridades suavizaron las restricciones: a partir del martes se podrá utilizar el autobús para hacer la compra y los servicios de mensajería y los comercios en zonas de “bajo riesgo” podrán retomar parcialmente su actividad.

El Ministerio chino de Relaciones Exteriores acusó a “fuerzas” movilizadas por “motivos ocultos” de haber relacionado el fuego con “la respuesta local al COVID-19”, señaló su portavoz, Zhao Lijian.

Una protesta planificada en Pekín la tarde del lunes quedó en nada, ya que decenas de agentes y vehículos de policía abarrotaron un cruce cerca del punto de la convocatoria en el distrito de Haidian. Un manifestante solitario criticó al presidente Xi Jinping, antes de ser detenido.

En Hong Kong, donde en 2019 hubo protestas prodemocracia masivas, decenas de manifestantes se concentraron en la Universidad China en señal de duelo por las víctimas del incendio de Urumqi, constató un periodista de AFP.

En Shanghái, dos personas fueron detenidas cerca de la calle Urumqi, donde había tenido lugar una manifestación el domingo. Una de ellas “había desobedecido” las “disposiciones” de la policía, indicó un agente.
Las patrullas también dispersaron a las personas que se encontraban en el lugar y les obligaron a eliminar las fotografías tomadas con sus celulares, según vio un periodista de la AFP. La policía de Shanghái, preguntada al respecto, no precisó cuántas detenciones se efectuaron.

“La gente llegó a un punto de ebullición porque no hay una dirección clara para terminar con la política de cero covid”, declaró a la AFP Alfred Wu Muluan, experto en política china en la Universidad Nacional de Singapur. “El partido subestimó el enojo popular”, agregó. AFP

©2023 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América