En tiempos de inflación como manejar nuestros ingresos

ZV
/ 1 de diciembre de 2022
/ 12:01 am
Síguenos
01234
En tiempos de inflación como manejar nuestros ingresos

Más

Por: José Rolando Sarmiento Rosales

Vivimos tiempos de inflación y alto costo de la vida en Honduras y el mundo, provocado por los efectos económicos del cierre de actividades productivas en la pandemia, el impacto del elevado costo de tarifas de los containers que transportan los alimentos, mercaderías y fertilizantes, la exorbitante subida del costo del barril de petróleo, que impactan en el transporte, la generación de energía, elevando precios de plásticos, combustibles lubricantes, llantas, tuberías, accesorios, refacciones y, las repercusiones mundiales de la invasión de Rusia a Ucrania, naciones importantes productoras de trigo, maíz, girasol y aceites vegetales, más el gas y petróleo ruso, provocando un fuerte impacto en el abastecimiento mundial con el alza de precios de lo que consumimos diariamente, sumado a las medidas de los bancos centrales elevando los costos de los intereses bancarios, encareciendo los créditos.

Esto dificulta comprarse un auto o una casa, productos que muy pocas personas pueden adquirir sin un préstamo. Quienes en Honduras se han acostumbrado a usar tarjetas de crédito para hacer compras diarias o cubrir las cuentas del mes, ahora están pagando intereses mucho más altos, especialmente si dejan una cuota impaga. En aquellos países donde sus monedas se han devaluado frente al dólar, los consumidores están gastando más dinero en comprar bienes importados. En BBC Mundo consultan con algunos expertos en finanzas personales, dando sus consejos sobre cómo manejar mejor nuestras finanzas personales, que aprovechamos para orientar a los lectores de la Página de Opiniones en Diario LA TRIBUNA. En el caso específico del presupuesto, la mayoría de los hondureños hemos creído que esto solo corresponde a los gobiernos y a las empresas, sin embargo, lo recomendable es que también las personas deban presupuestar sus ingresos y sus gastos.

1. Mantener la calma a pesar de las presiones. Cuando llega un momento de crisis, es fácil caer en una situación de angustia o de pánico por lo que está ocurriendo. Así le pasa a los que tienen muchas deudas o pierden parte de sus ingresos. “Lo primero que debemos de hacer es estar tranquilos para tener la mente fría antes de tomar cualquier decisión. Perder la calma es algo que no solo les pasa a las personas con sus finanzas familiares.

2. Cómo hacer un presupuesto desde cero recortando gastos. Para cuidar tu dinero, lo esencial es modificar tu presupuesto, explica Melissa Lambarena, especialista en finanzas personales y tarjetas de crédito de NerdWallet. Para eso, hay que hacer una lista con tus ingresos y gastos e “identificar aquellos gastos innecesarios que puedes recortar de tu presupuesto”. Quizás hay alguna plataforma de streaming que usas poco, o gastas mucho en ordenar comida online en vez de cocinar en casa. Hay distintas maneras de hacer un presupuesto y ciertamente ninguna es mejor que otra: lo importante es encontrar la que más te sirve.

3. Existen tres métodos populares para enfrentar el pago de las deudas: bola de nieve, avalancha y tormenta de nieve. El método de la bola de nieve consiste en ordenar las deudas de menor a mayor. La idea es pagar el mínimo en todas ellas cada mes, y poner todo el dinero extra que tengas en la deuda más pequeña. Cuando esa deuda quedó saldada, pasas a la segunda más pequeña, sin olvidar de hacer los pagos mínimos en las demás. Con el método de la avalancha ordenas tus deudas desde la que tiene el tipo de interés más alto al más bajo. Tras hacer los pagos mínimos de todas las deudas, dedicas el dinero remanente para pagar la deuda que tiene los intereses más altos y así sucesivamente hasta llegar a la que tiene menos intereses.

4. No te olvides de ahorrar, aunque tengas poco dinero. Si estás con problemas económicos y se te han acumulado las deudas, quizás la parte del ahorro te parezca inalcanzable. Sin embargo, quienes han logrado cubrir todos sus gastos, tienen la misión de destinar una parte, por pequeña que sea, al ahorro. El ahorro de corto plazo se usa para solventar gastos como las próximas vacaciones o un auto nuevo. Es un ahorro específico para un fin determinado desde el inicio. Luego está el ahorro de largo plazo, donde el ejemplo más claro es la jubilación. Y el tercer tipo de ahorro es aquel destinado a tener un “fondo de emergencia”. Los especialistas recomiendan que ese fondo de emergencia sea equivalente a tres o seis veces tu salario mensual, porque es un seguro personal en caso de que pierdas el trabajo o enfrentar un gasto inesperado de salud. Es esencial en Honduras donde no todos tenemos seguridad social. Ah… hondureños, no gastemos todo el decimotercer y decimocuarto mes.

jrsarmientohn@hotmail.com

 

©2023 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América