NO HACEN CASO

ZV
/ 1 de diciembre de 2022
/ 12:11 am
Síguenos
01234
NO HACEN CASO

Más

NI modo; resignarse que mientras dure el mundial de Catar, todos los problemas, los ancestrales que se padecen, los intocables, para los que no hay ni van a dar ninguna solución, que van agudizándose; los viejos, los más recientes y los nuevos que vayan surgiendo, pasan a segundo plano. Nadie quiere hablar de ninguna otra cosa que no sea de fútbol. Adiós a las fastidiosas cuestiones estresantes, a las aflicciones incómodas que –en estos meses de total entrega a la pasión que enciende los corazones, aunque parecido ocurre en los otros meses del año– quedan a la mano de Dios. Todo es entretenimiento. Así que –para no desentonar– tienen la palabra los lectores: “Presidente –una buena amiga– me deleito con sus editoriales cada mañana”. “Usted tiene el arte de transportar al lector al lugar y al momento justo; hacernos reflexionar en temas de interés que se vuelven rutinarios y por lo mismo los vemos normales”. “Es una delicia leerlo, le repito, pluma fina, el talento y la cultura pulida con el tiempo con la lectura”. “Gracias por ilustrarnos, por retomar temas de importancia y que se están perdiendo como los valores y las tradiciones, por contribuir a cambiar este país bello que lo hemos convertido en un marasmo”.

Otro mensaje: “De acuerdo, todos hablando y pensando en fútbol y en Bad Bunny”. “Anda la juventud en otra onda”. “No creo que los problemas del país les quite el sueño”. “Estimo más de L150,000,000 solo en entradas al evento del boricua, sin contar combustible, alimentos, hoteles, etcétera… para eso sí hay dinero”. (Una pequeña corrección. No solo jóvenes, también grandes y grandecitos; es la otra pandemia). Otra contribución: “¿El soporífero oportuno? ¿La droga que hace olvidar?; ¿la anestesia que nos quita el dolor?”. “¿Qué es en realidad el fútbol para el hondureño?”. “En los pasillos de la Escuela Internacional Sampedrana en una ocasión leí un letrero colocado justo en el acceso a la biblioteca”. “Decía más o menos así: Las personas se dividen en tres categorías, a saber: 1. Las que hablan de los demás. 2. Las que hablan de eventos y 3. Las que hablan y se enfocan en proyectos. ¿A cuál quieres pertenecer?”. Hay otras reacciones de los miembros del colectivo de Winston y el Sisimite, sin embargo, hoy vamos a hacer de este espacio editorial un tutifruti: Revisando, encontramos el mensaje de un buen amigo. Esto te va a interesar: “Cuenta una leyenda que al matemático griego Tales de Mileto, se le acercó un día un filósofo, quien, tratando de confundirlo, le hizo 9 preguntas para probar su sabiduría: ¿Qué es lo más antiguo? Dios, porque siempre ha existido”. “¿Qué es lo más bello? El universo, porque es obra de Dios”. “¿Cuál es la mayor de todas las cosas? El espacio, porque contiene todo lo creado”. “¿Qué es lo más constante? La esperanza, porque permanece en el hombre después que lo ha perdido todo”.

“¿Cuál es la mejor de todas las cosas? La virtud, porque sin ello no existiría nada bueno”. “¿Cuál es la más rápida de todas las cosas? El pensamiento, porque en menos de un minuto nos permite volar hasta los confines del universo”. “¿Cuál es la más fuerte de todas las cosas? La necesidad, porque es con lo que el hombre enfrenta a todos los peligros en la vida”. “¿Cuál es la más fácil de todas las cosas?
Dar consejos”. “Por fin, la última pregunta, que dejó atónito al filósofo, quien no logró entender la respuesta de Tales de Mileto: ¿Y cuál es la más difícil de todas las cosas?”. El sabio respondió: “conocerse a sí mismo”. (Ya vio –irrumpe el Sisimite– aunque dar consejos sea la función más fácil, de todas maneras, de nada sirve, porque nadie hace caso”. “Sí –ilustra Winston– piden consejos, pero no para hacer caso, sino para que uno esté de acuerdo con lo que ellos quieren escuchar”. “Ve, a propósito –lo interrumpe el Sisimite– la pregunta que le faltó hacer a ese filósofo: ¿Cuál es la divagación más grande que hace a la gente olvidar todos los problemas?”. “Esa es fácil” –le responde Winston:– “El fútbol”).

©2023 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América