En Navidad muchos dormirán con el estómago vacío

ZV
/ 16 de diciembre de 2022
/ 12:02 am
Síguenos
01234
En Navidad muchos dormirán con el estómago vacío

Más

Por: Ivonne Tabora*

Navidad, del latín Nativitas que significa nacimiento, es la festividad más importante del año, en la que se conmemora el nacimiento de Jesucristo, existen referencias a este acontecimiento en las sagradas escrituras, “Dará a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús, porque Él salvará a su pueblo de sus pecados”, Mateo 1:21.

La fecha siempre ha creado cierta suspicacia, especialmente en la gente no creyente o que no profesa ninguna religión, arguyen que en ninguna parte de la Biblia se habla explícitamente de esta celebración, sin embargo, esto no es cierto, pues si se menciona, aunque no con una fecha exacta, varias veces, hasta como motivo de celebración y canto, “Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz entre los hombres, en quienes Él se complace. Lucas 2:14.

Lamentablemente la esencia de la Navidad se ha perdido, se ha reemplazado por el consumismo, en donde el derroche es el común denominador, pues se gasta, hasta el dinero que no se tiene en la bolsa, de allí que en el mes de enero las tiendas de empeños, reciben sus mejores ingresos porque muchos hondureños, terminan empeñando sus pertenencias y enseres domésticos, por haberse excedido en compras en la Navidad.

Esta celebración es tan grande que, de aproximadamente 193 países existentes, unos 174 la festejan, algunos de manera religiosa, acuden a la iglesia, otros solo comparten con su familias y amigos, y una buena parte, hundidos en el sistema capitalista, han centrado la Navidad en gastar, nada más.

Y es que nunca antes como hoy, el flujo de dinero había sido tan alto, en ese sentido, varios economistas han pronosticado que esta época navideña, será la más cara en las últimas dos décadas a nivel mundial, debido a la alta inflación.

El Fondo Monetario Internacional, FMI, ha pronosticado que se espera que la inflación promedio en América Latina cierre este 2022, con un 11,2%, el nivel más alto desde el año 1992, aunque actualmente ya varios países lo han superado, como Chile, Colombia, Brasil, entre otros.

Además, hay una disparidad entre el ingreso familiar promedio y las compras de la temporada, y lo vemos en países como el nuestro, con niveles de pobreza grandes, por lo que creo que los ciudadanos no deberían darse el lujo de gastar el 100 por ciento de sus ingresos, o más, como se hace.

Es un tiempo que se vuelve difícil no gastar, para los que tienen empleo o algún ingreso, pero no hay que olvidar que, con las altas tasas de inflación, vienen también las altas tasas de intereses, así que sería mejor, amarrarse bien la faja y no ser compulsivos a la hora de comprar, porque si no, lo que se prevé es un aumento en las deudas, como las tarjetas de crédito, etc.

“Todo está carísimo” es una de las frases más comunes que escuchamos en estos tiempos, pero sin importar los altos precios, las compras se vuelven indispensables,

Pero, por otro lado, hay otra cara de la Navidad, una que debe conmovernos y volvernos más empáticos, ya que, de cada seis hondureños, uno vive en calamidad, sobreviviendo con apenas 1.90 dólares al día, de acuerdo a estudios de organismos internacionales, porque somos el segundo país más pobre del hemisferio occidental después de Haití.

La Navidad de los que se van a la cama sin comer, con el estómago vacío, pues hay familias enteras que prefieren dormir temprano ese día, porque simplemente no tienen comida, ni hogar, menos regalos para sus hijos.

Necesitamos más empatía, que proviene del griego “empátheia”, no es más que la intención de comprender los sentimientos y emocione, intentando experimentar de forma objetiva, lo que siente otro individuo, esto es lo que hace que las personas se ayuden, una con otra.

Antes de que llegue la Nochebuena, busquemos la manera de proveer a alguna familia, una cena, un regalo, lo que esté a nuestro alcance, “pero el que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad, y cierra su corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él”.

*Licenciada en Periodismo, relacionista pública, administradora de redes sociales.

@IvonneTabora
yvonnemt2002@yahoo.com

©2023 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América