¡El hombre fuerte para el bien!

MA
/ 21 de diciembre de 2022
/ 12:10 am
Síguenos
01234
¡El hombre fuerte para el bien!

Más

Lic. Gustavo Adolfo Milla Bermúdez

Vivimos dentro de un mundo donde los fuertes tienen la primacía, pero debemos establecer dos temas entre los diversos fuertes. No queremos que el hombre fuerte sea únicamente el hombre sin piedad, no queremos que el fuerte sea únicamente el que entrega todas sus complacencias al exterminio de sus hermanos. No queremos que el hombre fuerte sea únicamente el que niega la libertad de pensar, de expresar su palabra, de escribir sus ideas, de sentir y de amar. Queremos que estos hombres que aman el sentido de la democracia en su contenido exacto, que estos hombres que aún creemos en la divina belleza de poder expresarnos, podamos odiar y que podamos amar, que estos hombres que aún creemos que la dignidad humana está por sobre todas las cosas, también sean fuertes ; también sean disciplinados; también sean tesoneros. Queremos la nueva juventud fuerte como sus hijos, pero que ellos por su fortaleza puedan vencer, con su criterio democrático, a la otra juventud fuerte, que niega la belleza, las bellezas de la vida, y la dignidad de la personalidad humana.

Les pedimos a los que gobiernan el país y como tal lo representa la excelentísima Presidente de la República señora Iris Xiomara Castro y su asesor en toda la política del Estado, el señor José Manuel Zelaya Rosales, que le den a cada cual lo que se merece. Concepto profundo que se hermana con los postulados que emanan las leyes y la Constitución de la República. No se trata de darle cárcel al delito sino jueces al hombre. Pero no jueces que estén lejos del hombre a quien van a juzgar, porque entonces no se le daría lo que el hombre merece sino lo que merecerían los jueces que así procedieran.
Gobernar un país no es nada fácil, pero sí existe la voluntad y la precisión de poder hacer las cosas correctamente, entonces correctamente tendremos una gobernanza positiva para alcanzar el progreso y desarrollo que se busca.

Excelentísima señora Presidenta Xiomara Castro, usted tiene la linda oportunidad de mostrarle al pueblo que por ser la primera mujer presidenta de Honduras a través de la historia, pues demuéstrele al pueblo que usted es diferente a los que pasaron dejando huellas de corrupción e impunidad y toda clase de perversidades como víboras rastreras debajo de las piedras. Este pueblo ya ha sufrido todos los desafueros de sus malos gobernantes “corruptos y ladrones”.

¡El hombre que encuentra que la vida es solo un dolor, es solo un mar de lágrimas, un piélago de miserias; una cosa indigna y desdeñable! ¡Ay del hombre que en la lucha de la vida todo lo atemoriza y que se siente siempre incomprendido, siempre hostigado y se deja dominar por tales sinsabores, si al contrario a la vida le debemos pedir que nos circunde de obstáculos de ese dolor que no pueda ser sino la alegría que nos estimula al diario batallar, porque entonces la victoria será un pan de dioses, la victoria será un fruto agrio y ennoblecido. ¿Para qué las victorias fáciles? ¿Para qué triunfar cuando todos nos comprenden, para qué marchar cuando todos los caminos se nos abren? No valdría la pena, entonces, de vivir la vida, porque ni la vida es dolor como en página admirable ayer lo dijera el Dr., José Ramón Adolfo Villeda Morales (QDDG). Ni la vida es placer. La vida es apenas lo que nosotros queramos, según lo que seamos capaces de embellecerla por las emociones de la batalla o envilecerla por las pequeñeces del carácter para dejarnos dominar de las cosas. Apenas si quisiera resumir todo esto, este sentido dinámico, que es sentido de batalla para bien de un país como el nuestro que todo se merece nuestra querida y amada patria Honduras.

Hagamos de nuestra patria el pabellón de Centroamérica y nos sentiremos orgullosos de tener la primera mujer presidenta ante la historia como un nuevo despertar de nuestras inquietudes que nos envuelve en el torbellino de nuestra grandeza. Ayer Francisco Morazán, Valle, Dionisio de Herrera y Villeda Morales. Hoy Iris Xiomara Castro.

©2023 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América