Enfrentando el futuro sombrío

ZV
/ 22 de diciembre de 2022
/ 12:01 am
Síguenos
01234
Enfrentando el futuro sombrío
¿Habrá un secreto detrás de la vacuna?

Más

Por: Mario E. Fumero

Cada año que termina, nos deja un rastro de acontecimientos terribles, y no podemos obviar que el 2022 ha estado precedido por una serie de hechos que nos han sumido en una mayor pobreza, inflación, y crisis política. Sin embargo, esto no se compara con lo que se presagia para un futuro inmediato, porque no hay esperanzas de que el siguiente año sea mejor que el que terminó, ya que, a lo largo de los últimos 20 años, cada Año Nuevo nos lleva a mayores tragedias a nivel global.

¿Estamos preparados para enfrentar la crisis del año que viene? ¿Somos conscientes, viendo el panorama mundial, de discernir lo que nos espera? Indudablemente nos enfrentamos a un año amenazado por una inflación que nos puede llevar a una recesión económica originada por la guerra entre Ucrania y Rusia. Además, estamos experimentando un aumento acelerado del deterioro climático causado por la contaminación existente, y lo peor de todo, la zozobra de la humanidad al vivir con guerra y rumores de guerra, lo cual crea la coyuntura para que el mundo viva inseguro y la humanidad se prepare para lo peor.

Son sumamente preocupantes las declaraciones del secretario general de las Naciones Unidas António Guterres cuando en un discurso advirtió que la humanidad se tiene que preparar para una terrible hambruna. Por otro lado, los científicos advierten el peligro de una epidemia peor que el coronavirus, y expertos en climatología pronostican terribles desastres como efecto del cambio climático, lo que nos lleva a un aumento de las temperaturas, y a una serie de fenómenos naturales que sembrarán la inestabilidad económica social y política.

También nos enfrentamos a una decadencia moral de dimensiones alarmantes, y las iglesias cristianas se tienen que preparar para enfrentar una persecución, al tratar de mantener unos valores tradicionales, dentro de un esquema social decadente, en donde a todos lo malo se le llama bueno, y a todo lo bueno se le llama malo.

Es por ello que debemos prepararnos para enfrentar una situación catastrófica a nivel mundial, y vivir conscientes de los tiempos difíciles que actualmente vivimos. Es por ello que les aconsejamos a todos los que lean este artículo, que en estas navidades, cuando reciban la paga extra, piensen muy bien cómo van a gastar su dinero, y tengan una reserva estratégica, principalmente de alimentos, para los tiempos malos que se avecinan, y evitar las deudas, porque el peor problema no es lo que a nivel mundial nos pueda acontecer en lo económico o climático, sino el peligro de sufrir angustia y depresión por no tomar precaución frente al panorama mundial, lo cual nos lleve a la desesperación que está induciendo un aumento terrible del suicidio en muchos lugares.

Llegará el momento en los cuales la situación mundial sea tan complicada, que muchos opten por dejar las ciudades para retornar a los campos, en donde hay más esperanza de supervivencia, principalmente al tener que enfrentar una hambruna que ya vislumbramos. Todas las naciones están experimentando una inflación galopante, y los pronósticos que se tienen no son muy halagüeños, ya vivimos tiempos semejantes a los relatados en la Biblia, cuando Jesús comparó los últimos tiempos, con los días en que vivió Noé previo al diluvio (Mateo 24:37) en donde la gente no era consciente de la terrible condición que había en la tierra, dominada por dos características básicas: corrupción y violencia (Génesis 6:11).

Mi consejo para poder subsistir en los próximos años es el ser conscientes de la realidad actual, y podamos planificar nuestra vida con austeridad, preparándonos para lo peor, aunque ocurra lo mejor. Tenemos que proteger a nuestros hijos de la influencias de las ideologías del género, además, debemos de hacer provisión para tener una reserva estratégica de alimentos no perecederos, y reconocer que de un momento a otro el mundo puede entrar en una quiebra económica llamada recesión, y solo podrán sobrevivir aquellos que con entendimiento y sabiduría se hayan preparado para enfrentar los tiempos difíciles que inevitablemente tendrá que enfrentar, porque todo lo que sembramos eso es lo que recogemos.

marioeduardofumero@gmail.com
www.contralaapostasia.com

©2023 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América