Cardenal Rodríguez en misa de Nochebuena: “Navidad no es una cena pomposa”

ZV
/ 25 de diciembre de 2022
/ 08:20 pm
Síguenos
01234
Cardenal Rodríguez en misa de Nochebuena: “Navidad no es una cena pomposa”
El cardenal Óscar Andrés Rodríguez, dijo en su mensaje que “Jesús quiere encontrar sitio en nuestros corazones”.

Más

El cardenal de Honduras, Óscar Andrés Rodríguez, dijo este domingo que su país vive “una guerra sin nombre” por las pandillas que “matan por extorsión”, y recordó las guerras en Siria, Ucrania y en la Península Arábiga.

En su mensaje ante la feligresía católica en Nochebuena que “hoy en nuestra sociedad y para muchas personas no hay sitio para él, pero no hay Navidad sin Jesús, la Navidad no es una cena pomposa, no son los regalos, la Navidad es Jesús y sin él no hay Navidad”.

“Jesús quiere encontrar sitio en nuestros corazones, en nuestras finanzas, quiere encontrar sitio en nuestra Honduras, y el viene hoy así como viene cada día en la santa eucaristía, la pregunta es ¿tenemos sitio?, ¿tenemos espacio para él cuando viene a mi encuentro?, estamos tan llenos de nosotros mismos, tan llenos de cosas, deseos, anhelos de proyectos que no hay sitios, ni tiempos para Dios, ¿tenemos espacio interior para él?”:

“La luz del nacimiento del Señor, ilumine la noche de nuestro mundo, la noche de las guerras, la noche de nuestro corazón, desde el principio Jesús ha querido compartir la condición de los más pobres y olvidados de la tierra, de todos aquellos que no tienen sitio en la sociedad, Jesús pertenece a los pobres, y desde su primera venida se hace cargo de la pobreza”, indicó el cardenal.

“La vida es más poderosa que la muerte y la guerra. Esos infiernos modernos donde el mundo nos lleva por egoísmo, por deseo de poder y de dominar”, subrayó el cardenal hondureño en su mensaje de Navidad durante una homilía en la Basílica Menor de Suyapa.

Señaló que el papa Francisco ha pedido que “oremos por Siria, la guerra olvidada que lleva más de 10 años; por Ucrania, la guerra que lleva 10 meses, y por las naciones del Sur de la Provincia Arábiga, que vive en permanente guerra”.

Además, por “nuestra Honduras, donde hay una guerra sin nombre donde hay tantas pandillas que matan por extorsión y tanto crimen, no es posible que aquel que trae la paz venga a nosotros y nosotros no le recibamos”.

El cardenal hondureño indicó que “puede que aún hoy Dios no encuentre casa entre tantas personas y tantos pueblos, Dios no puede encontrar casa donde domina el hambre, la violencia, la guerra, la mentira, el odio, la injusticia”.

“Como cristianos, no podemos ser espectadores de esta situación, necesitamos ser solidarios, precisamente la mayor muestra de solidaridad de Jesús, es la encarnación, se hizo uno de nosotros, necesitamos ser solidarios con los que sufren la injusticia, con los que sufren la violencia en esta tierra, necesitamos ser solidarios con los ancianos, con los enfermos, con todos aquellos que no pueden en nuestra sociedad”, dijo.

Con la imagen de Jesús en sus brazos la cual mostró ante los centenares de feligreses que llenaron la basílica y tras ser colocada en el pesebre expresó que “por eso hoy venerando la imagen de este niño que ha nacido, en nuestra oración no se puede dejar de pedir, Señor, ayuda a ser hombres y mujeres de paz, una paz que la necesitamos con urgencia”.

“El mundo no vive en paz, tantas personas no viven en paz, todavía están llenas de heridas no sanadas, de odio, rencor, resentimientos, de maledicencia, de insultos, y no pueden nacer del Señor, hoy no hay espacio para él en la posada, tenemos que limpiar nuestro corazón, y vivir la paz con nosotros mismo, con nuestros hermanos, en la familia, en la sociedad”, precisó.

“El Señor Jesús, niño pequeño nacido entre nosotros, que esa estrella alumbre la oscuridad del mundo, encienda de nuevo en nosotros el fuego de la esperanza, por eso claro que les deseamos muy feliz Navidad, no felices fiestas, no felices parrandas, borracheras, comidotas eso no es Navidad”, manifestó.(XM)

©2023 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América