Muerte de niño por estallido de mortero podría ser homicidio

MA
/ 27 de diciembre de 2022
/ 05:40 am
Síguenos
01234
Muerte de niño por estallido de  mortero podría ser homicidio
En navidad el menor José Isaac Cardona Sarmiento murió tras abrazar un mortero conocido como “tumbacasas”.

Más

El secretario general de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (DINAF), Vicente Fernández Pineda, opina que la muerte del menor de nueve años, en la zona norte, por el estallido de un mortero “tumbacasas” podría ser considerada un homicidio.

“Esto puede considerarse como un homicidio, porque se proporcionan los medios para que ocurran sucesos de muerte, lamentable que haya gente que solo por hacer dinero hacen cualquier producto sin importar las consecuencias que este podría ocasionar, el Código de la Niñez, es claro, penalización del comportamiento adulto frente a un menor de edad”, expresó.

El 24 de diciembre, el pequeño José Isaac Cardona Sarmiento iba a comprar un refresco para cenar en Nochebuena, cuando en el camino se encontró con un mortero y lo abrazó. El estallido fue tan brutal que rompió en pedazos al pequeño, matándolo de manera inmediata, según relatos de los vecinos.

El hecho se registró en el sector conocido como Los Bordos, de la colonia Guadalupe de San Pedro Sula.
Tanto los relatos de la madre, como de los vecinos indican que el niño no estaba quemando pólvora, pero se encontró con el explosivo que alguien dejó puesto en su camino.

El funcionario dijo que este caso puede dar la oportunidad de analizar el grave peligro que constituyen la pólvora para los niños, ya que es una de las tantas amenazas que vulneran los derechos infantiles.

La investigación debe revelar ¿cómo es que la pólvora llega a las manos de los niños? Y actuar, porque de no atender esa situación cuando ya hay víctimas mortales, solo dejaría entrever que la niñez no es una prioridad para quienes toman decisiones. No es posible que los adultos sean quienes pongan en peligro a los menores, esas prácticas deben cambiar, manifestó.

En este momento, ya se registran 11 casos de personas quemadas con pólvora, en su mayoría son menores de edad.

El funcionario considera que no puede haber un niño mutilado por esa causa y no se haga nada al respecto si todavía hay una vida de por medio, ver situaciones como eso causa indignación, deja costosos gastos y daños irreparables, eso indica que no se están generando las condiciones apropiadas para un desarrollo saludable y adecuado de la niñez.

Respecto al caso del menor, considera que debería de haber consecuencias penales o que se prohiba la pólvora en todo Honduras y que esta no sea una acción aislada de una municipalidad.

©2023 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América