Padres: cuidado tus hijos pueden estar en peligro

ZV
/ 29 de diciembre de 2022
/ 12:04 am
Síguenos
01234
Padres: cuidado tus hijos pueden estar en peligro
¿Habrá un secreto detrás de la vacuna?

Más

Por: Mario E. Fumero

Se corre el rumor de que el Ministerio de Educación ha elaborado un nuevo currículo educativo que se quiere implementar en Honduras en el próximo año escolar, y el cual incluye algunos temas en lo moral, aspectos relacionados de la ideología del género, que solo deben ser manejados por los padres de familia. Referente a ello se menciona el establecimiento de la enseñanza sobre la sexualidad desde la perspectiva LGTBQ, y la cual se ha implementado ya en algunos otros países latinoamericanos con cartillas que presentan lo anormal como natural.

En la ciudad de México, por ejemplo, se hizo un experimento escolar sobre la ideología de género. En ese centro educativo se implementó esta ideología aconsejando a los varones que fueran vestidos de niñas, y a las niñas que fueran vestidas de hombres. En otros centros educativos de otros países, y en la etapa primaria, se han hecho juegos en donde niñas se casan con niñas, y niños se casan con niños, bajo el supuesto objetivo del destierro de la homofobia, catalogando a todos lo que se oponen a esta tendencia, como personas homofóbicas y que promueven el odio sexual.

Todos sabemos que la Constitución de Honduras establece como responsable de los hijos a los padres, los cuales tienen la patria potestad sobre ellos hasta los 18 años, y que incluso no tienen emancipación completa hasta los 21 años, sin embargo, cuando se trata de la vida sexual de un niño, las autoridades ignoran el criterio de los padres, violentando de esta forma la Constitución.

La orientación sexual de cada cual está determinada por su sexo y aunque puede haber desviaciones y gustos contrarios a los mismos, no se pueden imponer como cultura, ni tratar de abrir las puertas para que algunos niños tengan experiencias fuera de aquella determinada por sus propias inclinaciones y educación.

Hay dos áreas intocables por parte de un Estado sobre el derecho de la familia. La primera es los valores morales y cristianos que los padres le imparten a sus hijos y no se puede proclamar un ateísmo, o valores contrarios a la fe cristiana, y lo segundo es que la educación sexual le pertenece a los padres, los cuales deben darle a sus hijos estos principios. Educar no es imponer a los niños ideologías, sino enseñarle al niño a usar la lógica y la razón de forma correcta, sin invadir su intimidad. Educar es analizar la ciencia y la cultura, pero no imponiendo tendencias ideológicas adversas a las tradiciones culturales y naturales de cada sociedad.

Tanto los padres de familia, como los maestros, sacerdotes, pastores y educadores deben de estar al tanto de aquellos planes educativos que invadan la intimidad de la familia y promueven agendas contrarias a la tradición y los valores cristianos de nuestra sociedad. Ningún plan educativo renovador puede anular el derecho de los padres sobre la educación de sus hijos en lo moral y cristiano, y si se les quiere obligar a imponer una ideología, como la del género, con materia básica en el plan de estudio, que nada tiene que ver con la educación, sino con gusto e inclinación, es un deber protestar e imponer el respeto al derecho de los padres sobre la educación de los valores de sus hijos, porque de lo contrario, estaríamos violentando los derechos individuales y de conciencia, bajo el supuesto de imponer una ideología contraria a las tradiciones y a la naturaleza misma.

Estemos alerta, y revisemos detenidamente cuál es ese nuevo diseño pedagógico de educación moral que se quiere implementar, porque si es cierto que el Estado debe enseñar los valores cívicos, también es cierto que el Estado no tiene derecho a invadir la educación espiritual, moral y social que los padres deben de darle a sus hijos, y en este aspecto la iglesia tiene un papel preponderante, y debemos de estar dispuestos a defender nuestros valores frente a todos aquellos que tratan de socavar la fe en Dios y los valores históricos de nuestra herencia cultural. Así que estemos alertas y unidos defendiendo los derechos morales de la familia.

mariuoeduardofumero@gmail.com
www.contralaapostasia.com

©2023 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América