Historias blancas como la nieve misma (2/2)

OM
/ 7 de enero de 2023
/ 02:15 am
Síguenos
01234
Historias blancas como la nieve misma (2/2)

Más

José María Leiva Leiva

A partir del último trimestre del año, en las diferentes plataformas de entretenimiento comienzan a exhibirse las películas navideñas, que resultan productos peculiares de serie B, historias blancas como la nieve misma, que suelen ser contenido y distracción para toda la familia. Se trata de guiones sencillos, prácticos y hasta repetitivos, en los que abundan los chistes inocentes y las parejas edulcoradas, sin que falte la bendición del muérdago, con finales felices que apelan a la lágrima fácil.

 

Son tramas donde importan las costumbres y los emblemas navideños, los sentimientos solidarios, el recuerdo familiar, el amor, la amistad y el perdón, sobre las mismas actuaciones de un elenco que todo lo hace fácil y generalmente sin toques de maldad o de otros sentimientos mezquinos. Precisamente, en este tipo de películas de ocasión y de discutida calidad, hemos tenido la oportunidad de reencontrarnos con algún actor o actriz de notoria fama en el pasado, que habían desaparecido del ojo del espectador, ignorando en muchísimos casos, su propia existencia y destino.

 

Veamos a continuación estos otros ejemplos. Brooke Shields, fue sex symbol de Hollywood desde pequeña. Ha participado en más de 80 películas y series de televisión. En el sitio , leemos que, “a los ojos del mundo, la madre de Shields, Teri Schmon, fue la típica explotadora infantil que ganaba dinero a costa del talento y belleza de su hija. Filmó su primer comercial cuando era bebé. A los diez Posó desnuda en una bañera para el fotógrafo Gary Gross para “Sugar and Spice”, un suplemento de la revista Playboy con imágenes eróticas de aspiración artística”.

“En 1978, a los 14 años, su papel en la película “Pretty Baby”, en la que hacía de prostituta bajo las órdenes de Louis Malle, despertó controversia, y dos años después, en 1980, hizo de joven inocente perdiendo su virginidad en una isla desierta en “La laguna azul”, dirigida por Randal Kleiser”. Cuanto su rostro de niña se convirtió en el de una mujer (hablamos de la primera mitad de los ’90, con una Brooke que contaba 25-30 años), quedó prácticamente descartada del cine y “relegada” a la televisión.

Después de muchísimos años sin saber de ella, la hemos vuelto a ver recién, ya como una mujer madura en “Un castillo por navidad”, dirigida por Mary Lambert en 2021. Se trata de una comedia romántica que sigue a Sophie Brown (Brooke Shields), una reconocida periodista y escritora estadounidense que viaja a Escocia para realizar un nuevo trabajo. “Durante su estancia en el país queda cautivada por un increíble castillo de la zona. Ante tanta majestuosidad, Sophie no duda en intentar comprarlo, sin embargo, en su intento por adquirirlo se topará con su dueño: el duque de Myles (Cary Elwes). Este miembro de la burguesía escocesa se mostrará reacio a venderle el inmueble, ya que la idea de que pertenezca a una extranjera estadounidense no termina de complacerle”. . Por cierto, su compañero de elenco, Cary Elwes, es otro actor al que también le habíamos perdido la pista. Le recordamos en “La Princesa prometida” y en “Twister”.

Otro caso es el de Andrea Kay “Missi” Pyle, una actriz y cantante estadounidense de rostro peculiar que siempre ha aparecido en papeles secundarios o efímeros en películas como “Héroes fuera de orbita”, “Mi pobre angelito 4”, “El gran pez”, “El artista”, “Capitán fantástico”, “Jumanji: Bienvenidos a la jungla”, y quizás el que sea su papel mejor recordado, el de la señora Beauregarde, en la cinta de Tim Burton “Charlie y la fábrica de chocolate” (2005), donde interpreta a la mamá de Violet Beauregarde (AnnaSophia Robb, la protagonista de “Desafío sobre olas”), una niña presuntuosa y competitiva de Atlanta que mastica chicle sin parar.

El pasado año la volvimos a ver en la cinta navideña “Yo creo en papá Noel”, donde tiene un breve cameo interpretando una canción alegórica a la época festiva. Se trata de otra película televisiva y simplista sobre una pareja dispareja en cuestiones de creencias navideñas, ella más bien pasando de lejos las costumbres decembrinas, y él un entregado hombre de fe para creer todavía en Papá Noel.

 

Por último, citamos a Rob Lowe, icono juvenil de los 80 que entró en el cine por la puerta grande a los 18 años gracias a Francis Ford Coppola y su película “Rebeldes” (1983), donde coincidió con otros actores primerizos que darían pie a una nueva generación de estrellas como Tom Cruise, Ralph Macchio, C. Thomas Howell, Patrick Swayze, Emilio Estévez y Matt Dillon. Luego su rostro de galán fue explotado Luego en cintas como “Class”, donde compartió plano con Jacqueline Bisset, “Oxford blues”, “El hotel New Hampshire”, tragicomedia que adaptaba la novela de John Irving y en la que coincidió con Jodie Foster y Nastassja Kinski. O “St Elmo punto de encuentro” a las órdenes de Joel Schumacher.

 

Enseguida llegarían: “Enséñame a bailar”, con Winona Ryder, por el que fue nominado a un Globo de Oro por hacer de chico con discapacidad intelectual; el drama deportivo “Forja de campeón”, al lado de Swayze y la romántica “¿Qué pasó anoche?”, que le unió de nuevo con Demi Moore. Peter Bogdanovich le fichó para protagonizar la comedia juvenil “Ilegalmente tuyo”. “Mascarada para un crimen”, thriller con Meg Tilly y Kim Cattrall, y “Malas influencias”, de Curtis Hanson. Al final, su meteórica carrera se hundió por un escándalo sexual, y se perdió del horizonte cinematográfico.

Hasta que recién le hemos visto en el filme “Navidad en África” (2022), que narra la historia de La neoyorquina Kate Conrad (Kristin Davis) que viaja de vacaciones a África, y disfrutar allá la aventura de un espectacular safari. En Zambia, conoce al piloto, Derek Holliston (Rob Lowe), con quien rescatan a una cría de elefante húerfana y la llevan a un refugio local para animales. Mientras la cuidan, Kate decide prolongar sus vacaciones hasta después de Navidad… y por supuesto surgirá el amor. Ya lo dijo un crítico: “Un pasatiempo algo cursi, simplón, pero entretenido”.

 

Tags:Cine
©2023 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América