Venezolanos regresan a Danlí con negocio de suculentas comidas

ZV
/ 8 de enero de 2023
/ 04:20 am
Síguenos
01234
Venezolanos regresan a Danlí con negocio de suculentas comidas
RÁPIDAS. El pequeño troco de comidas rápidas venezolanas se encuentra en la zona de las gasolineras y es un éxito entre los danlidenses.

Más

DANLÍ, El Paraíso. Durante cuatro meses en la ruta migratoria pasaron los peores momentos y experiencias y llegar a la frontera entre México y Estados Unidos fue sin duda la más cruel.

Correr día y noche, huyendo de las autoridades, les llevó a tomar la decisión de regresar y su nuevo destino fue Danlí. Dos familias de Venezuela, que reconocen la calidez y buen trato de los danlidenses, hoy se volvieron emprendedores de ricos bocadillos venezolanos.

Salir de su país natal y enfrentarse a la ruta hacia Estados Unidos fue una dura decisión, según los migrantes que pernoctan por unos días entre Trojes y Danlí, unos a la espera de su salvoconducto y otros que buscan recoger unos centavos para pasaje y alimentación. Entre buenos y malos tratos, entre abusos y hasta agresiones siguen con su fe puesta en una nueva vida para ellos y sus familias.

DE REGRESO A DANLÍ

El venezolano Frandy Efraín Osorio Rodríguez contó que “tengo cuatro meses de haber salido de mi país y hace tres meses pasé por Danlí, desde que salgo de casa es duro porque pierdo mi familia; el paso de la selva fue lo peor, seguimos, pasamos por aquí, estuvimos en el albergue de la iglesia y retomamos la ruta, llegué a México el 13 de octubre y nos cerraron la frontera, quisimos aguantar, pero andar noche y día corriendo de la migra fue lo peor, así que decidí regresar donde me trataron bien, donde encontré solidaridad y calidez”.

“Estoy trabajando con otra familia venezolana que nos conocimos en el refugio de la Iglesia católica aquí en Danlí, hicimos amistad y juntos viajamos y decidimos regresar, les di la idea del negocio; yo pasé varios días en la despensa acarreando las carretas y siempre miré este espacio vacío, la familia creyó en mi proyecto y nos unimos”, explicó.

“Un nuevo ángel fue el abogado Walter, que es el propietario de esta carreta, le dije mi idea y que era venezolano, solo me dijo que me traería las llaves, cumplimos un mes de estar aquí y no nos había cobrado, fue nuestro ángel, este negocio es comida rápida venezolana, hotdog, salchipapa, parrilla, arepa venezolana que es buena comida de paso, ha sido muy buena la recepción”, se alegró.

“EL PANITA BURGUER”

El venezolano afirmó que el 90 por ciento de sus clientes son danlidenses que buscan un nuevo sabor en sus comidas, pero es de incalculable valor la alegría de sus compatriotas cuando los encuentran vendiendo sus bocadillos en Danlí.

Sarahí Espinoza es la segunda socia del negocio “El Panita Burguer”, que se ubica en la calle de las gasolineras, zona donde a diario se encuentran migrantes pidiendo ayuda, sin embargo, estas dos familias tuvieron una nueva idea y ahora son emprendedores de tiempo completo.

“Nunca imaginé que me iba a quedar aquí haciendo pequeña empresa, no pudimos entrar a Estados Unidos y pues como pasé por un refugio y sentí la amabilidad de la población, nos regresamos”, destacó.

“AREPAS” Y “PEPITOS”

“Abrimos a las 10:00 de la mañana y cerramos a las 12:00 de la noche, cerca de aquí encontramos un lugar donde vivir junto a mi esposo y mi hija de 13 años, mire que aquí la alcaldía nos llegó a los tres días, pero nuestro ángel nos ayudó a resolver eso y gracias a Dios estamos trabajando sin miedo, solo con grandes esperanzas”, detalló Espinoza.

“A la gente aquí le encanta la arepa, los pepitos y la shawarma; en mi país trabajé con mis hermanas haciendo comida también y ahora aquí les dejamos este sabor venezolano, la meta es hacer un poco de dinero y seguir con nuestro sueño a Estados Unidos, somos solos, no tenemos quién nos apoye y por eso teníamos que hacer algo para sobrevivir”, contó.

Ambas familias colaboran en las compras, cocina, publicitar el negocio y hasta entregas a domicilio; su amistad nació en el refugio “Jesús Está Vivo”, de la Iglesia católica, en Danlí, sin embargo aún no tienen fecha ni seguridad en retomar la ruta hacia Estados Unidos, si bien lo más seguro es no regresar a Venezuela. (Celenia Rodríguez)

©2023 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América