Sociedad política en transición

ZV
/ 9 de enero de 2023
/ 12:04 am
Síguenos
01234
Sociedad política en transición

Más

Por: Marcio Enrique Sierra Mejía

La derecha política ahora sin las ventajas que le daba la ecuación bipartidista imperante hasta que se produce la derrota electoral del Partido Nacional en las elecciones generales de noviembre de 2021 y la fractura del bipartidismo por la creación del Partido Libre, trae consigo, la profundización e intensificación de las controversias políticas, en torno a los resultados sociales del modelo capitalista neoliberal, las cuales se encienden por la presencia efectiva de la ideología socialista del siglo XXI, que promueve la refundación del Estado hondureño.

En este nuevo contexto político, en el que se produce el ascenso al poder de gobierno del Partido Libre, se intensifica una lucha política que tiende a la división de los gremios magisteriales de ingresos medios y bajos, a las bases de los sectores populares afiliados a sindicatos del sector público, a los intelectuales universitarios independientes y a las organizaciones de la sociedad civil. De manera tal, que las demandas ciudadanas se polarizan, unas a favor de planteamientos que exigen reformas en el proceso de desarrollo capitalista que prima en el país; y otras, que las cuestionan y las adversan. En consecuencia, se va produciendo una efervescencia del antagonismo político, entre fuerzas liberales nacionalistas conservadoras y de centro derecha versus las fuerzas de la izquierda que va en aumento, y se intensifica, porque el gobierno socialista impone cambios ilegales que afectan el Estado de derecho y socavan valores y principios establecidos en la Constitución de la República.

Hoy por hoy, en la sociedad hondureña, vivimos un proceso de lucha política, lleno de confrontaciones reales que no solo alteran la estabilidad económica, sino que también, producen desesperanza y frustración social, generándose procesos políticos que evidencian un reacomodamiento de las fuerzas de la derecha para poder hacerle frente al Partido Libre, cuya plataforma real de base popular, es el Frente Nacional de Resistencia. Esta plataforma popular, es la que aprovechan los núcleos de la dirigencia marxista, para incidir en José Manuel Zelaya Rosales “Mel”, mediante el fortalecimiento de su liderazgo; el cual, a su vez, tiene impacto directo en la conducción del gobierno que preside su esposa, en condición de Presidente de la República.

Los socialistas han tomado el camino político del cambio de manera unilateral y desarrollan una estrategia política, sin considerar la premisa que propusieron en la campaña electoral, de asumir un proceso de reconciliación nacional y de diálogo para consensuar, con las fuerzas opositoras, los cambios refundacionales que se proponen instaurar, como si tuviesen el poder de la ciudadanía absolutamente.

En tanto las fuerzas democráticas no socialistas, han caído en posturas de denuncia sin efectividad práctica. No obstante, que confrontan las arbitrariedades que está cometiendo el gobierno, los efectos de sus reclamos, no producen una resistencia política contundente.

El liderazgo político socialista, se muestra más dinámico que el liderazgo nacionalista y liberal en un sentido amplio. Y esto se va a intensificar con el triunfo de Lula en Brasil. La plataforma política de izquierda está marcando la transición política porque la plataforma política de la derecha, no logra superar resabios políticos obsoletos que afectan su devenir político partidista.

La derecha no da señales de compactación política y más bien se percibe dispersa y desorganizada políticamente para hacerle frente al avance de los socialistas. Las posturas tienden a ser débiles y poco contundentes para demostrar una posición atractiva y de centro derecha favorables a realizar cambios en el sistema capitalista que, contribuyan a sacar al país del atraso en que se encuentra, y demuestren un enfoque de cambio alternativo de desarrollo sostenible.

La democracia hondureña puede ser fortalecida, con políticas dialogadas que propicien la inclusión social, el crecimiento económico con equidad social enmarcadas bajo el ejercicio de las libertades económicas de iniciativa, abierta a la inversión, el comercio, la competitividad, la contratación y formación de empresas, enmarcada bajo una concepción de desarrollo sostenible que asegure la distribución equitativa de la riqueza. No se puede construir una democracia social, que solo responda al interés particular de un partido político o de una ideología especifica. La inclusión política es una condición sin la cual no se puede definir con claridad la salida política del atraso.

Los socialistas están tomando un camino equivocado al pretender imponer una refundación excluyendo a los sectores no socialistas. Tal con se ve el proceso de la transición política en el que estamos, las posibilidades de lograr salir avante están complicadas y el proceso tiende a fracasar. La actitud autoritaria del gobierno de la Presidente Xiomara Castro no es la adecuada para sacar a Honduras del subdesarrollo.

mesm1952@yahoo.es

©2023 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América