CN aprueba presupuesto de L392 mil millones, aumentado en 34 mil millones

HG
/ 12 de enero de 2023
/ 08:55 am
Síguenos
01234
CN aprueba presupuesto de L392 mil millones, aumentado en 34 mil millones

Más

El Congreso Nacional aprobó anoche el Presupuesto General de Ingresos y Egresos para el 2023 de 392.000 millones de lempiras con un aumento de 34 mil millones con respecto al año anterior y recurriendo a una deuda de 56 mil millones para financiarlo.

Cerca de las 11 de la noche, los congresistas seguían modificando algunas partidas del proyecto original, enviado desde septiembre por la Casa de Gobierno, como parte de los acuerdos de las últimas horas que permitieron reunir los 65 votos mínimos que se ocupaban para la aprobación del documento.

Con excepción de la bancada nacionalista y del Partido Salvador de Honduras (PSH), que respaldaron parcialmente la iniciativa, las otras fuerzas opositoras (liberales Democracia Cristiana y Partido Anticorrupción) dieron el visto bueno para que fuera discutida en un solo de los tres debates.

La ministra de Finanzas, Rixi Moncada, acompañó la discusión junto con su equipo mientras otros grupos sociales, como los empleados públicos, médicos y maestros, se mantuvieron en los bajos del Congreso hasta altas horas de la noche para presionar los ajustes salariales respectivos que vienen reclamando.

En primera instancia y a petición del Partido Salvador de Honduras (PSH), fueron aumentados los renglones de educación, salud, derechos humanos, y la estrategia de reducción de la pobreza, incorporando al mismo tiempo una partida de 500 millones de lempiras para hacerle frente al desabastecimiento de medicamentos del Seguro Social.

INVERSIÓN Y DEUDA PÚBLICA

En general, el presupuesto destina 245 mil millones para la administración pública, financiado con 130 millones de recursos propios, 3,203 millones de crédito interno y 54 mil millones con fondos externos.

Entre los grandes renglones, el gobierno está destinando 71 mil millones de lempiras para inversión pública, además de una partida de dos mil millones de lempiras para el pago de la deuda al magisterio nacional. En la presentación del dictamen, el presidente de la Cámara Legislativa, Luis Redondo, destacó que el mismo fue socializado en por lo menos 33 reuniones entre diferentes sectores con los equipos de Finanzas y del Congreso.

Para ahorrar tiempo, el documento era discutido en capítulos, 33 en total, con una previa participación de los jefes de cada una de las conformaciones políticas en el Congreso exponiendo sus argumentos a favor y en contra del dictamen.

Por el partido de gobierno (Libre), el vicepresidente de la Cámara Legislativa y miembro de la comisión dictaminadora, Hugo Noé Pino, recalcó que las diferentes secretarías pidieron aumento por 34 mil millones de lempiras y recordó al Tribunal de Cuentas y al Ministerio de Finanzas vigilar la ejecución de los fondos públicos.

Por su parte, el secretario del Congreso y diputado de Libre, Carlos Zelaya, destacó los esfuerzos del gobierno en la ejecución del 84 por ciento del presupuesto vigente proponiendo al mismo tiempo la dispensa de los dos debates.

Esta es la segunda vez, también, que el Congreso aprueba un presupuesto en enero, después a la del 2009, precisamente, durante el gobierno del entonces presidente Manuel Zelaya, ahora coordinador de Libre y asesor de la presidenta Castro, su esposa.

En estos casos, la ley permite una prórroga del vigente mientras se aprueba el nuevo instrumento, como lo hizo a principio de esta semana el Consejo de Ministros.

El jefe de la bancada nacionalista, Tomás Zambrano, explicó que no respaldaban el presupuesto por considerar que aún no se explica el uso de 15 mil millones que se han destinado en una partida especial para la presidenta Xiomara Castro.

Además, como ya lo había propuesto en sesiones de diciembre, insistió en un renglón aparte de cinco mil millones de lempiras como ajuste salarial a los maestros, pero su intento nuevamente fue desestimado.

En el momento que Zambrano disertaba, el presidente de la Cámara interrumpió la sesión para pedir auxilio médico para Mauricio Zepeda, el histórico enlace de los diputados con los periodistas, conocido popularmente como “Caballo”, quien sufrió un desmayo del que se repuso más tarde.

Reanudada la sesión, el jefe de la bancada del PSH, Tomás Ramírez, exigía que el dictamen fuera discutido en los tres debates que dice la ley y que se suspendiera la sesión de anoche para continuarla hoy y de este modo, agregó, analizar detenidamente cada partida y evitar el “madrugón” de anoche, al estilo de los congresos nacionalistas del pasado.

Por su parte, el representante de los liberales, Mario Segura, recalcó que apoyaban la iniciativa esperando que les cumplieran las exigencias que han venido demandando sobre ampliar del cinco al siete por ciento las transferencias monetarias del gobierno central a los municipios y varias reformas para que las alcaldías no paguen el Impuesto Sobre la Renta y puedan contratar sin el trámite engorroso actual.

En su disertación, los diputados Carlos Raudales de la Democracia Cristiana, y Karen Martínez del PAC, exigieron transparencia y agilidad en la ejecución de parte de los ministros ante el bajo desempeño que presentaron en el 2022.

En el debate de fondo, el diputado liberal Yuri Sabas exigió que se cumpliera los pagos a maestros y los empleados públicos ya que los mismos se habían consignado en el presupuesto del 2022 pero que no se explica por qué no lo cumplieron.

Su compañero de Libre, Germán Altamirano, dijo que el presupuesto está abierto a cualquier auditoría contrario a lo que ocurría en los congresos liberales y nacionalistas. Como aspecto relevante, casi 100 diputados votaron a favor de las partidas relacionados a la equidad de género y todos aquellos programas sociales dirigidos a beneficiar a las mujeres y niñez.

“NO HAY PARTIDAS CONFIDENCIALES”

Cada uno de los comentarios de estos diputados fue contestado por la ministra de Finanza cuando le tocó su turno.

En cuanto a la transparencia, la funcionaria dijo que el presupuesto “es real, cierto, no tiene partidas confidenciales ni tiene cifras escondidas” incorporando a una caja único los fideicomisos que durante los gobiernos nacionalistas los manejaban los bancos privados.

Agregó que han pagado casi mil millones de lempiras sin coimas, con la prórroga del presupuesto del 2022. La ministra también exigió cuentas a la ejecución y la calidad del gasto del Poder Judicial, el Ministerio Público y el demás ente contralores del Estado.

Puso a disposición de los 128 diputados la información del presupuesto en la Secretaría de Finanzas para que puedan constatar todas sus inquietudes que a su juicio no tienen sustento, aunque las acepta.

Invitó a visitar la página hondurasinversiones.gov.hn, diseñada junto al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para darle seguimiento a la ejecución de los presupuestos recordando al mismo tiempo que estos fondos los manejan las entidades públicas y no el ministerio a su cargo.

“Yo quiero decirles diputados y diputadas, la política fiscal, tributaria, económica, monetaria, se diseña aquí, son ustedes los responsables de diseñar esos modelos, nosotros solo los ejecutamos”, agregó.

“Las necesidades son infinitas y las crisis no se resuelven en 11 meses”, señaló al tiempo que recordó que los gobiernos nacionalistas aprobaron 15 impuesto que le impiden a las empresas crear más riquezas y mejorar las recaudaciones.

La funcionaria terminó su participación asegurando que van incorporado en el presupuesto el aumento salarial a los maestros y al personal de salud, contrario a lo que aseguran los nacionalistas. (EG)

 

©2023 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América