Una CSJ independiente, clave para lucha contra la corrupción

ZV
/ 13 de enero de 2023
/ 12:02 am
Síguenos
01234
Una CSJ independiente, clave para lucha contra la corrupción

Más

Por: Ivonne Tábora*

Estamos a pocos días de que se lleve a cabo la elección de los nuevos magistrados de la Corte Suprema de Justicia, del periodo del 2023- 2030, una decisión crucial para nuestro país, por lo que varios sectores están pidiendo encarecidamente que este proceso se lleve a cabo con total transparencia, y sin injerencias y confrontaciones políticas.

Esta elección es fundamental para garantizar el acceso a la justicia en el país, por ello lo que debe primar ante cualquier interés, es la honradez, la moral, la idoneidad, la capacidad profesional de los postulantes a magistrados de la Corte Suprema de Justicia.

La Junta Nominadora anunció que este 23 de enero, estará la lista final de los candidatos a magistrados en el Congreso Nacional, para que el día 25, fecha en que se instala la segunda legislatura en el hemiciclo, se proceda a la elección de los mismos, que deberán ser seleccionados con una votación por mayoría calificada.

Asimismo, el CN, obligatoriamente debe mantener la paridad de género, escogiendo no menos de siete mujeres, como magistradas.

Ya en América Latina se ha avanzado en el tema, pues alrededor de un 30 por ciento ocupan el cargo de ministras en el máximo Tribunal de Justicia o Corte Suprema y a nivel de región, Guatemala y Panamá poseen la más alta participación de mujeres en dicho órgano, pues han superado ya la paridad, con porcentajes que andan en 58% y 55%.

Dudo mucho que en Honduras alcancemos estos porcentajes, aunque estoy segura que, dentro de los postulantes, se encuentran muchas mujeres capaces y preparadas, pero lamentablemente, son otros intereses los que prevalecen en este momento.

Hoy más que nunca es indispensable la independencia judicial, especialmente si queremos que en realidad que se combata la corrupción, urge que el sistema judicial sea un ente confiable, así garantizamos también la llegada de la Comisión Internacional contra la Corrupción e Impunidad en Honduras, Cicih.

Creo que es una vergüenza que se hable abiertamente de negociaciones entre partidos políticos, para designar la nueva CSJ, además ya una buena parte de los hondureños, estamos cansados de que alguien que ni siquiera desarrolló una carrera judicial, tenga posibilidades de ostentar estos cargos, solo porque cuenta con un padrinazgo político.

El 25 de enero, los 128 diputados tienen una gran responsabilidad con el pueblo hondureño, también tienen la oportunidad de marcar la diferencia a la hora de votar por esas 15 magistraturas, con ética y pensando en lo mejor para el país, y no en intereses mezquinos que nos tienen sumergidos en la pobreza y el desdén.

Por su parte el Partido Nacional se ha pronunciado en torno al tema, mediante un comunicado, alertando al pueblo hondureño y a organismos internacionales, sobre la amenaza que supuestamente los colectivos del Partido Libre están haciendo, convocando a sus simpatizantes, para que con el uso de la fuerza y violencia puedan imponer su voluntad y tener el control absoluto de la nueva Corte Suprema de Justicia, lo cual sería lamentable e inaceptable.

Si eso llegara a ocurrir, adónde quedaría la elección de los magistrados en base a ley y adónde quedaría el discurso que ha pregonado tanto el gobierno actual, sobre su lucha contra la corrupción e impunidad, creo que se darían con la piedra entre los dientes y quedaría evidenciado, que simplemente era un discurso político, porque la elección de la nueva CSJ, juega un papel importante en la lucha contra la corrupción.

Si se lograra una elección de magistrados y magistradas independientes, el país daría un gran paso para limpiar su sistema judicial, de lo contrario quedaríamos estancados, asimismo es importante que, desde el CN, se legisle a favor de cambios sustanciales dentro del sistema, desde una nueva ley de la carrera judicial y una nueva Ley del Consejo de la Judicatura.

En el libro sagrado del judaísmo, El Talmud, se encuentra una profunda reflexión que reza así: “Desgraciada la generación cuyos jueces merecen ser juzgados”.

Y decía el gran filósofo y jurista francés, Montesquieu que “No hay tiranía más cruel que la que se perpetúa bajo el escudo de la ley y en nombre de la justicia”.

*Licenciada en Periodismo, relacionista pública, administradora de redes sociales.

@IvonneTabora
yvonnemt2002@yahoo.com

©2023 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América