Benedicto XVI–el papa de la palabra de Dios

MA
/ 18 de enero de 2023
/ 12:18 am
Síguenos
01234
Benedicto XVI–el papa de la palabra de Dios

Más

Padre Tony Salinas

En el libro del profeta Amós leemos: “Vendrán días en los que Dios enviará el hambre sobre el país, no hambre de pan, ni de sed de agua, sino de escuchar la palabra del Señor” (8,11). Cuando Israel instalado ya en la tierra prometida y experimentó el bienestar de vivir allí, olvidó vivir del Dios que les había sacado de Egipto y conducido 40 años por el desierto. “El Señor te ha alimentado con el maná que tú conocías para hacerte entender que el hombre vive no solo de pan sino que el hombre vive de lo que sale de la boca del Señor. Hizo luego brotar para ti el agua de la roca durísima” (Dt 8,2-3). En medio de la civilización del consumo y del bienestar que embota la conciencia, resuena el llamado del Deuteronomio y del profeta Amós a encontrar el hambre y la sed del desierto espiritual, es decir, el deseo de la palabra de Dios.

Celebrando este domingo 22 de enero el día de la Palabra de Dios, instituido por el Papa Francisco en el 2019, cómo no reconocer el camino que su santidad Benedicto XVI (QDDG), trazó en relación a la presencia de la palabra revelada en la vida y la misión de la iglesia. Ya con la institución del Sínodo de los Obispos institución permanente, creado por el papa Pablo VI el 15 de septiembre de 1965, había resonado dentro de la aula del Sínodo entre los padres sinodales, la necesidad de hacer después de la Constitución Dei Verbum (La Palabra de Dios), del Concilio Vaticano II, una reflexión sobre el camino que sigue la palabra de Dios en la todas las comunidades y ámbitos eclesiales y sociales. Es así que es el papa Benedicto XVI, papa venido de Alemania, donde la Biblia tiene a sus más y selectos especialistas de estudio sobre la misma, quien convocara un Sínodo de los Obispos sobre tan especial patrimonio espiritual como lo es la palabra de Dios contenida en la Biblia.

Así después de un mes de estudio y escucha, el domingo 26 de octubre de 2008 se concluyó este Sínodo, publicando sus conclusiones el 30 de septiembre memoria de san Jerónimo, del 2010. Se titula las conclusiones sinodales: “Verbum Domini” (La Palabra del Señor). Sus palabras en la homilía de la santa misa de clausura nos dejan su siempre legado y le hace ser el papa empeñado como el sembrador del Evangelio, a esparcir la sagrada de semilla en el corazón de la iglesia: “Todos los que hemos participado en los trabajos sinodales llevamos la renovada conciencia de que la tarea prioritaria de la iglesia, al inicio de este nuevo milenio, consiste ante todo en alimentarse de la palabra de Dios, para hacer eficaz el compromiso de la nueva evangelización, del anuncio en nuestro tiempo. Ahora es necesaria que esta experiencia eclesial sea llevada a todas las comunidades; es preciso que se comprenda la necesidad de traducir en gestos de amor la palabra escuchada, porque solo así se vuelve creíble el anuncio del Evangelio, a pesar de las fragilidades humanas que marcan a las personas. Esto exige, en primer lugar, un conocimiento más íntimo de Cristo y una escucha siempre dócil de su palabra”. Palabras del papa Benedicto XVI que son como un testamento espiritual ahora que él ha marchado para la casa del Padre. Su santidad Francisco, fiel heredero del mensaje que al respecto le ha dejado su predecesor, nos convoca para que todos en este domingo, podamos seguir cumpliendo el deseo del papa Benedicto y de toda la iglesia: “Junto a los padres sinodales, expreso el vivo deseo de que florezca “una nueva etapa de mayor amor a la Sagrada Escritura por parte de todos los miembros del pueblo de Dios, de manera que, mediante su lectura orante y fiel a lo largo del tiempo, se profundice la relación con la persona misma de Jesús» ( VD 248).

©2023 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América