En patio enterró cabeza de hombre que decapitó

ZV
/ 18 de enero de 2023
/ 10:40 pm
Síguenos
01234
En patio enterró cabeza de hombre que decapitó
José Antonio Hernández Cruz (foto inserta) murió decapitado en esta carretera hacia la aldea Guerisne, Ojojona, Francisco Morazán.

Más

Un sujeto sindicado de varios crímenes fue capturado por agentes de la Policía Nacional, luego de decapitar a un enfermo alcohólico, cuya cabeza se llevó y la enterró en el patio de su casa, ubicada en Río Blanco, Ojojona, Francisco Morazán.

El detenido fue identificado como Rogelio Espinoza (22), originario y residente del mismo lugar de su detención por la muerte de José Antonio Hernández Cruz (39), conocido entre los pobladores como “Toño”.

Hernández Cruz residía en la aldea Guerisne y su cuerpo fue encontrado sin la cabeza el lunes pasado, en una carretera que da acceso a ese lugar y de inmediato se inició una investigación.

Luego de varias horas de trabajo, este miércoles en el sector de Potreritos, Ojojona, policías preventivos y de investigación lograron ubicar el sitio donde se encontró la cabeza del occiso y se hizo el levantamiento.

La cabeza estaba enterrada en el patio de la casa de Espinoza, en el caserío de Río Blanco, Ojojona. Posterior al hallazgo, los agentes policiales detuvieron a Espinoza y lo trasladaron ante un fiscal, mediante expediente investigativo, acusado del delito de asesinato en perjuicio del ahora occiso. Extraoficialmente, se supo que el día del crimen y en horas de la madrugada, el ahora detenido junto a otra persona, estuvo departiendo en una cantina del sector.

Ya en estado de ebriedad, ambos sujetos -uno armado con un machete- salieron del expendio con rumbo a sus casas. Pero en el trayecto encontraron dormido a Hernández Cruz, bajo la ingesta del alcohol.

Por pura maldad, Espinoza con el arma blanca decapitó al hombre y agarró la cabeza para llevársela hacia su casa, dejando un rastro de sangre por toda la carretera, se detalló.

En contubernio con otros familiares, procedió a enterrar la cabeza que finalmente fue hallada por la Policía Nacional.

Según testimonios de otros pobladores, Espinoza es temido en esa zona de Ojojona, porque le imputan la muerte de otras cuatro personas, entre ellas tres enfermos alcohólicos y una mujer que sufría trastornos mentales.

En reiteradas ocasiones, se supo, Espinoza al calor de los tragos gritaba que “bolo” que hallara “fondeado” lo atacaba con su filoso machete. (JGZ)

©2023 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América