Toques diplomáticos

MA
/ 18 de enero de 2023
/ 12:41 am
Síguenos
01234
Toques diplomáticos
La reelección es ilegal

Más

Cuando el canciller Eduardo Enrique Reina estaba molesto con la embajadora de Estados Unidos, Laura F. Dogu, por sus intervenciones en la política hondureña la situación se arregló: con una reunión conjunta, solo que horas después la señora Scarleth Iveth Romero presentaba cartas credenciales, como embajadora de Honduras ante el gobierno de Maduro, o sea soy tu amigo, pero también soy amigo de tus enemigos, a esto muchos llaman política de doble moral.

También en el reciente pasado, ha habido casos que el lenguaje diplomático ha jugado un papel sorprendente. Recuerdo cuando un militar hondureño fungía como agregado militar ante el gobierno de Colombia; pero al pasar un tiempo detuvieron el carro del diplomático militar y en su interior viajaban dos vendedores de estupefacientes, las autoridades colombianas, mandaron un mensaje diciendo: que el agregado militar hondureño no estaba involucrado en la venta de estupefacientes, pero que sería bueno que se fuera de Colombia, dicho en lenguaje más directo, a usted señor no lo queremos en Colombia por narco. De esto me di cuenta por las noticias que circulaban en esa ocasión.

Y el último lenguaje diplomático que me llamó la atención fue cuando a otro militar de alto rango, lo condecoraron por luchar en contra de los comerciantes de estupefacientes, pero apenas disfrutaba del premio, cuando le capturaron al hermano por narco, quien purgó su delito en una prisión de Estados Unidos, o sea primero te doy un abrazo y después te doy un trancazo; así es la diplomacia unas veces indirecta y otras veces directa.

Gonzalo Arita V.
Tegucigalpa, M.D.C.

©2023 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América