Joven de 25 años pierde batalla contra el cáncer a falta de tratamiento

ZV
/ 20 de enero de 2023
/ 04:00 am
Síguenos
01234
Joven de 25 años pierde batalla contra el cáncer a falta de tratamiento
Alex Arturo López (25), con cáncer de testículo, murió por no recibir una radioterapia.

Más

El paciente Alex Arturo López (25) falleció ayer, en el Instituto Nacional Cardio Pulmonar (INCP), conocido como el Hospital del Tórax, en Tegucigalpa, al no poder recibir su tratamiento de radioterapia para contrarrestar un cáncer testicular.

Hace unos días, la jefa de neumología del Hospital del Tórax, Suyapa Sosa, solicitó ayuda para Alex, que se encontraba en un estado crítico de salud debido a un cáncer de testículo con metástasis a pulmones, más una obstrucción de tráquea en un 80 por ciento.

El joven urgía de un tratamiento de radioterapia, pero la única máquina con la que cuenta el sistema sanitario público, que está en el Hospital General San Felipe, se encuentra en mal estado. Como la familia del muchacho es de escasos recursos económicos, no pudo pagar un tratamiento en una clínica privada.

“Joven de 25 años con cáncer de testículo con metástasis a pulmones, obstrucción de tráquea en 80 por ciento, ¡Mala la máquina de radioterapia en lo público! ¡Qué desesperación para él y su familia! Se pide ayuda con su autorización, sin recursos para pagarlo en privado”, posteó Sosa, en su cuenta de Twitter, solicitando ayuda.

BATALLA PERDIDA

El tiempo y el cáncer, sin embargo, fueron los peores enemigos de este hondureño que falleció en horas de la tarde del miércoles, tras una larga batalla contra las carencias del sistema de salud, que viven los pacientes oncológicos en los hospitales públicos.

“Alex fue hoy y mañana puede ser uno de nosotros. ¡Oncología debe ser una prioridad! Alex no lo logrará, pero luchemos por mejorar”, advertía Sosa, mientras la salud de Alex empeoraba.

Desde el mes de septiembre del 2022, los pacientes oncológicos comenzaron a denunciar que no estaban recibiendo las radioterapias por el mal estado de la única bomba de cobalto que funciona en el Hospital San Felipe.

Cada día, al menos 25 personas recibían estas radioterapias, un tratamiento contra el cáncer, que usa altas dosis de radiación para destruir células cancerosas y reducir tumores.

UN RIESGO MORTAL

Cuando un paciente oncológico deja de recibir las radioterapias, aumenta el riesgo de que regrese el cáncer y las posibilidades de muerte se incrementan. Eso fue lo que ocurrió en el caso de Alex, quien presentó una metástasis pulmonar, es decir, tumores que se propagan a través del torrente sanguíneo a los pulmones.

La presidenta de la Asociación Oncológica Fe y Esperanza, Sandra Aquino, condenó la muerte de Alex, quien era padre de unas niñas gemelas y originario del municipio de Texiguat, departamento de El Paraíso.

“Es lamentable que los pacientes mueran por la falta de su tratamiento, lamentamos y condenamos está clara violación del derecho a la salud, por no tener los pacientes ese acceso oportuno a una atención integral”, señaló.

Aquino lamentó que el Estado “está haciendo poco y nada por los pacientes con cáncer”, a la vez que solicitó que se garantice la prevención, atención oportuna y el tratamiento para la población que padece la enfermedad.

TRISTE CONDENA

“Cada día, pacientes son diagnosticados y otros ingresados a la sala de oncología, donde sufren carencias, esta situación debe mejorar; sin una máquina de radiología se está condenando a una muerte segura a los pacientes”, apuntó.

En el Hospital San Felipe, según dijo, hay dos máquinas nuevas para hacer mamografías, mismas que no se están utilizando porque no han sido instaladas, ya que no se cuenta con el técnico que debe hacer el trabajo. (DS)

©2023 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América