SE DESTRUYE LA CONFIANZA

MA
/ 25 de enero de 2023
/ 12:25 am
Síguenos
01234
SE DESTRUYE LA CONFIANZA

Más

“YA leí el editorial hoy –comenta un lector– y tiene razón, lo de Perú debería ser una muestra para el resto de latinoamericanos de lo que pasa cuando se destruye la confianza en las instituciones”. “Que luego no hay quien dure porque el sistema en sí se vuelve como esas enfermedades que atacan el sistema inmune del cuerpo donde se alojan y este se destruye a sí mismo”. “No hay presidente que les dure y si ve los últimos han sido desde alto nivel universitario hasta el más reciente, bastante básico y limitado, e igual, todo es un caos en el sistema político de ese país”. (Esta fue la frase de cierre de ese editorial: Para que un fuego como estos no se esparza –alerta el Sisimite– es tiempo que comiencen a hacer la ronda). Y la reacción de otro lector: “Si el Sisimite dice que ya es tiempo de comenzar “la ronda” para que el fuego no se propague, de repente avizora que, en algún otro punto del globo terráqueo, el chirivisco está tan seco que puede coger fuego y quemar otros chiriviscales”.

Pues bien, los bochinches en ese país andino no menguan. “Las protestas redoblan su desafío al Gobierno de Perú –dice el despacho noticioso– con la llegada de nuevos contingentes a Lima”. “Los manifestantes convocan una nueva gran movilización en la capital tras cinco días de movilización”. La violenta irrupción de la policía nacional en la Universidad Nacional de San Marcos lejos de aplacar las llamas las han avivado. Han fortalecido a los que reclaman la destitución de la sustituta del tumbado profesor rural de sombrero de paja de ala ancha. “Colectivos de otras universidades del interior partieron hacia la capital para sumarse a las protestas”. Otro lector comenta: “Me llama la atención Perú”. “Según nos explicaron en algún seminario, es el país de LA en donde más ha crecido la clase media”. “Pese a ello, se mantiene la efervescencia política”. ¿Qué no podría suceder en otras partes con altísimos niveles de pobreza? El mensaje de otro lector: “Entre lo apuntado sobre lo que ocurre en Perú, no hay que descuidar las peculiares situaciones en Honduras”. “La película El Joker la he visto más de 5 veces porque está desarrollada desde la perspectiva de la psicología y es que nadie es empático con nadie; pasamos tan polarizados que estamos construyendo la bomba”. Otro lector: “Tristeza es lo que causan los berrinches de la clase política por toda América”. “En lugar de sembrar y regar los campos con esperanza, optimismo y fe en el futuro lo han colmado de desesperación y duda; dando lugar a que se profundicen más las tradicionales crisis sociales que tanto han caracterizado a estos pueblos”. “Perú es actualmente el epítome de una democracia fallida, del desmoronamiento político que no ha logrado detenerse desde que se desprendió el peñasco”.

“Sigue siendo –prosigue– la bola de nieve que se va convirtiendo en una enorme masa que terminará por impactar y esparcirse en millones de partículas; la granada de mano cuya palanca de seguridad ha sido retirada y explotará irremediablemente”. “Son ejemplos y, más que eso, espejos que nos deben de alertar y a la vez prevenir para que sigamos cultivando nuestras esperanzas y la de nuestro noble pueblo”. (A la luz –pero de la candela que arde– de todos estos sucesos convulsivos del entorno, no sabríamos decir si son las llamas que no dejan ver el bosque, o el bosque que no deja ver las llamas. Un amigo le manda a Winston y al Sisimite, una cita –ya que bien puede ser la moraleja de muchas de estas historias– para que la usen: “Es más fácil engañar a la gente que convencerlos que han sido engañados”. Mark Twain).

©2023 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América