La FAO advierte que 4,9 millones de hondureños sufren inseguridad alimentaria

HG
/ 9 de marzo de 2023
/ 10:55 am
Síguenos
01234
La FAO advierte que 4,9 millones de hondureños sufren inseguridad alimentaria

Más

Unos 4,9 millones de personas sufren “inseguridad alimentaria” en Honduras, donde 1,5 millones están subalimentados y miles más no cuentan con los medios suficientes para acceder a una dieta saludable, lo que acarrea graves problemas de salud, alertó este jueves la FAO.

“Unos 4,9 millones de personas sufren de inseguridad alimentaria de moderada a leve” en Honduras luego de “sacrificar la calidad o la cantidad de alimentos que se consumen en el hogar”, dijo en entrevista con EFE la representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en Tegucigalpa, Fátima Espinal.

A las consecuencias derivadas de la pandemia de la covid-19 en Honduras, que afectaron las cadenas agroalimentarias, se suman los efectos de la guerra en Ucrania y de la crisis climática, los que aumentaron los precios de fertilizantes y alimentos, y causaron efectos inevitables en la seguridad alimentaria, explicó.

“No podemos mirar a Honduras separada de lo que está pasando en el mundo. Hay que mirar a Honduras en el contexto de lo que pasa en el mundo”, enfatizó Espinal.

Aseguró que Honduras es uno de los países “más vulnerables” del mundo al cambio climático y en los últimos años está viviendo episodios de extremas sequías y lluvias más intensas que causan inundaciones.

PERSONAS SUBALIMENTADAS

Según el último informe del Estado de la Seguridad Alimentaria y la Nutrición 2022 elaborado por la FAO, 1,5 millones de hondureños, lo que equivale al 15,3 % de la población, están subalimentados -personas que no consiguen alimentos suficientes para satisfacer las necesidades de energía alimentaria mínimas.

Espinal aseguró que las personas con menos recursos no tienen acceso a una dieta saludable, por lo que optan por comprar alimentos poco nutritivos, lo que pone en riesgo su salud por el aumento del sobrepeso o la escasa deficiencia de micronutrientes.

Honduras “no es un país rico, es un país con gente pobre”, donde “más del 70 %” de las personas vive en pobreza y más del 50 % en pobreza extrema, por lo que tienen “menos posibilidad de acceder a una dieta saludable”, subrayó.

Uno de cada siete niños en Honduras, añadió, “sufre desnutrición”, por lo que el país debe promover una “dieta saludable y también mecanismos que puedan ayudar a recuperar prontamente el estado de desnutrición de las y los niños”.

AGRICULTURA FAMILIAR

La representante de la FAO instó a las autoridades hondureñas a impulsar “la educación alimentaria y nutricional”, y aseguró que los programas públicos de alimentación escolar son una estrategia idónea para atender a los niños desnutridos.

La FAO apoya a Honduras en la promoción de huertos escolares, como una herramienta pedagógica para incentivar a la infancia a consumir vegetales y frutas nutritivas.

En su opinión, la agricultura familiar es un “medio idóneo” para enfrentar la crisis de seguridad alimentaria que vive Honduras y “evitar los choques que sufren los más pobres” en el área rural, donde se registran los mayores niveles de pobreza.

“Tenemos que mirar e incentivar políticas específicas o diferenciadas para la agricultura familiar para que escalonadamente los agricultores familiares puedan transicionar de subsistencia y escalonar hacia encadenamiento de valor, que permitan mayor generación de ingresos y medios de vida más sólidos y resiliente para estas poblaciones”, enfatizó.

Asimismo, señaló la necesidad de colaborar entre los Estados para impulsar la seguridad alimentaria y nutricional, y recordó que en la VII Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, celebrada en enero, los países acordaron retomar el plan de Seguridad Alimentaria, Nutrición y Erradicación del Hambre, Plan SAN-CELAC, que fue aprobado en el 2015.

Espinal considera importante promover “una producción climáticamente amigable que respete los recursos naturales y utilice innovaciones tecnológicas que no degraden los recursos naturales”.

Sostuvo que esas medidas pasan por reducir los pesticidas, hacer un uso racional del agua, utilizar semillas más resistentes o que requieran menos agua y la preservación de las cuencas hidrográficas, entre otras.

El país también debe reducir las desigualdades en el área rural a través de la inversión en el sector agrícola, la innovación y el desarrollo de tecnología. EFE

©2023 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América