Nuevamente en SOS la “Costa de los Amates”

MA
/
19 de septiembre de 2023
/
04:02 am
Síguenos

De nuevo, los pobladores pagan por ser trasladados, ya que ni la primer tormenta aguantó el borde.

La naturaleza ha desnudado por completo la ineficiencia de la Secretaría de Infraestructura y Transporte (SIT) al destruir de un solo soplo de agua una borda que esta entidad del gobierno ha estado construyendo desde hace un año en la Costa de los Amates en el municipio de Alianza, Valle.

“Es un fracaso total, tanto tiempo en hacer una borda que al sentido común se miraba que no iba a funcionar”, dijo el alcalde, Faustino Manzanares. “Parece que no eran ingenieros los que trabajaban”, agregó.

El edil cuestionó que la burocracia de la SIT ha dejado nuevamente incomunicado a más de cuatro mil pobladores y, de paso, mal parada a la Presidenta, Xiomara Castro, quien ordenó la inmediata construcción de obras de mitigación en su visita a esta comunidad, el 12 de octubre del año pasado.

En ese entonces, la mandataria encargó las obras al ministro del ramo, Mauricio Ramos, y comisionó al diputado de LIBRE, Fabricio Sandoval, estar pendiente de los trabajos.

Considerando que los diputados nacionalistas y liberales anteriores nunca le dieron la importancia a este problema, los pobladores confiaron que Sandoval haría la diferencia, sobre todo, porque está familiarizado con la zona.

Sin embargo, tanto el ministro como el congresista reaparecieron en el sector hasta mayo pasado sin ningún avance de lo encomendado por la mandataria, que además prometió un puente y la pavimentación de la carretera principal.

El ministro justificó el retraso de la borda a la negativa de los dueños de terrenos para ceder en las aproximaciones de la obra, lo que fue solventado posteriormente.

“BORDA DE PAPEL”

La primera crecida del río Goascorán se llevó la borda inconclusa como si fuera de papel.

Entonces, dio luz verde para retomar el proyecto, pero descartó por completo el puente y la carretera por el alto costo financiero. El diputado, por su parte, le pidió en esa misma visita a los propietarios de los predios que si no iban a colaborar que “no jodieran”, dejando un ambiente de crispación entre los pobladores, quienes consideran el exabrupto del legislador como una falta de respeto. Por si fuera poco, la compañía constructora paró los trabajos por falta de pagos de la SIT y terminó empleitada con algunos trabajadores de la comunidad, a quienes les adeuda.

Con todo, la construcción de la borda continuó a paso lento desde entonces y con la duda de los pobladores si funcionaría, dada las deficiencias a simple vista. La noche del domingo pasado, tras dos horas de lluvias, el río Goascorán la desbarató, como si fuera de papel.

Frente a esto, la gente ha comenzado a pensar si, a parte de la indiferencia política, se trata de una maldición porque antes de la visita de la Presidenta de turno, hicieron lo mismo sus antecesores, Porfirio Lobo Sosa y Juan Orlando Hernández. El primero construyó un puente, que fue arrastrado por la corriente 24 horas después de inaugurado. El segundo, en cambio, construyó una borda que cedió con el tiempo porque no tuvo las aproximaciones debidas al curso del cauce. “Han jugado con la vida de la gente”, señala.

Manzanares, quien ejerce su tercer mandato, también se quejó de la indiferencia hacia estas comunidades por su filiación liberal. Eso impidió, agrega, que los diputados nacionalistas cuando estuvieron gobernando concentraran sus esfuerzos en los otros municipios afines. Y lo mismo está haciendo Sandoval, el único diputado del partido de gobierno en Valle. Las transferencias que recibe tampoco ajustan, aclara, para financiar un proyecto de esta magnitud.

De cara a las lluvias de octubre, el alcalde ha declarado nuevamente un SOS para las 16 comunidades que comprenden la “Costa de los Amates”, cuyos habitantes, por su lado, comienzan la triste historia de cada invierno: Exponer a diario su vida -incluyendo niños, ancianos, enfermos y mujeres embarazadas- al cruzar en lancha el río mientras baja el agua. Además, perderán sus cosechas y el resto de la actividad económica por tratarse de la zona más productiva del municipio. (EG)

Como todos los años, comienza la pesadilla de cruzar en lancha para cientos de pobladores.
Ninguna de las obras que prometió la Presidenta Castro se ha cumplido a casi un año de la visita.
Más de Momentos
Lo Más Visto