Ana García de Hernández: “Mi familia ha recibido varias amenazas de muerte y de secuestro”

HG
/
19 de enero de 2024
/
09:55 am
Síguenos
  • La Tribuna Facebook
  • La Tribuna Instagram
  • La Tribuna Twitter
  • La Tribuna Youtube
  • La Tribuna Whatsapp
Ana García de Hernández: “Mi familia ha recibido varias amenazas de muerte y de secuestro”

La exprimera dama de Honduras, Ana García de Hernández, denunció este viernes amenazas a muerte y de secuestro en contra de su familia.

“Mi familia ha recibido varias amenazas de muerte y de secuestro”, indicó García en comparecencia de prensa en su casa de habitación.

Agregó que su “esposo (Juan Orlando Hernández) denunció la infiltración al equipo de defensa del individuo Jorge Bar Levy, quien nos ha acosado y amenazado permanentemente”.

Aclaró que su esposo en la audiencia inicial expuso al juez Kevin Castel que quien recomendó a su abogado defensor sería un infiltrado y no el abogado Raymon Colon.

Además, indicó que “hace dos días Jorge Bar Levy nos envió un mensaje y escribió: -Ya logramos que el GoFundMe se cerrara-”

“Ayer 18 de enero, Jorge Bar Levy nos envió otro mensaje que decía que el 5 de febrero llenarán la corte de EEUU y tratarán de eliminar la posibilidad que lleguen personas en apoyo de Juan Orlando y que con sus gestos influenciarán al jurado”, agregó.

Audenciencia de JOH

El expresidente Hernández, acusado de narcotráfico en un tribunal de Estados Unidos, solicitó este jueves, en la última audiencia previa al comienzo del juicio, cambiar de abogado, lo que le fue denegado por el juez Kevin Castel.

Castel arguyó que no podía plantear esta petición al quedar tan poco tiempo para el proceso, y mantuvo la fecha del 5 de febrero para la apertura del juicio con la selección del jurado ese mismo día. El jurado será anónimo y los testigos contarán con el programa gubernamental de protección de testigos.

Hernández insistió además en que su familia no está segura en Tegucigalpa y que recibe constantemente amenazas. “Todos los días vivo una situación terrible porque no sé qué pasará con ellos; ¿es que la vida de mi familia no les importa?”, espetó al juez y la Fiscalía.

El exmandatario (2014-2022) dijo que su abogado Raymond Colon ha estado enfermo en los últimos meses y no ha podido casi reunirse con él para estudiar todos los documentos aportados por la Fiscalía para el juicio, por lo que pidió que se le asignara a otro letrado en Honduras; además, arrojó dudas sobre la fiabilidad de Colon, insinuando que pudo haber sido manipulado por una persona que se identificaba como miembro de la agencia estadounidense antidrogas DEA.

El juez Castel no desacreditó por completo esas alusiones y ordenó a su tribunal comunicarse con la DEA para dar o no credibilidad a la supuesta conexión de ese intermediario, de nacionalidad dominicana.

Hernández jugó además la carta de la indefensión y dijo que ni siquiera tiene dinero para pagarse una defensa en condiciones -tiene los fondos congelados-, y por esa razón sus hijas habían comenzado en Honduras una campaña de financiación por internet (a través de GoFundMe) para costear esa defensa, pero luego admitió que tuvieron que cancelar la campaña tras recaudar 30.000 dólares.

El juez Castel denegó todas las peticiones de JOH y aceptó las de la Fiscalía: será un juicio con un jurado anónimo y los llamados a declarar entrarán en el programa gubernamental de protección de testigos, dos provisiones que cada vez son más frecuentes en los casos de narcotráfico.

Además, rechazó la petición del jefe policial Bonilla de ser juzgado en juicio distinto.

Más de JUICIO JOH
Lo Más Visto