Fiscalía del Distrito Sur se opone a separar el juicio del oficial Mauricio Hernández Pineda

ZV
/
27 de enero de 2024
/
04:20 am
Síguenos
  • La Tribuna Facebook
  • La Tribuna Instagram
  • La Tribuna Twitter
  • La Tribuna Youtube
  • La Tribuna Whatsapp
Fiscalía del Distrito Sur se opone a separar el juicio del oficial Mauricio Hernández Pineda

La fiscalía se opone a separar los juicios, como propone la defensa del oficial Hernández Pineda.

La Fiscalía del Distrito Sur de New York se opone a que el juicio del oficial Mauricio Hernández Pineda se separe de la acusación en contra del expresidente Juan Orlando Hernández y Juan Carlos “El Tigre” Bonilla, expresaron los fiscales en un documento presentado ante el juez Kevin Castel.

La fiscalía argumenta que Hernández Pineda y Bonilla no lograron justificar la separación de los juicios, mucho menos, el perjuicio severo de sus condenas de llevar adelante el juico conjunto con los coacusados.

Recuerdan que el tribunal rechazó anteriormente las mociones de indemnización que fueron presentadas por Hernández y Bonilla.

Los fiscales admiten que “El Tigre” Bonilla presentó miles de documentos de investigaciones en contra de sus coacusados, pero son hojas impresas sin autenticar, por lo tanto, no son admisibles para los acusadores.

La fiscalía se opone a aceptar como pruebas los documentos del exjefe policial, donde acusa a los dos acusados de participar en delitos de narcotráfico, investigados por él mismo cuando fue funcionario policial.

“El gobierno no admite ninguna prueba” señalan los acusadores en su memorando de este viernes.

JUICIO SEPARADO, JUICIO JUSTO

Por su parte, la defensa de Mauricio Hernández Pineda argumenta que el juicio de su representado se debe de separar del de Juan Carlos “El Tigre” Bonilla porque “existe un riesgo grave de que un juicio conjunto comprometa un derecho procesal específico de uno de los acusados, o impida que a un jurado hacer un trabajo confiable sobre culpabilidad o inocencia”.

“El efecto sobre culpabilidad o inocencia del señor Bonilla representa un riesgo inaceptable de privar al señor Pineda de su derecho al debido proceso, a un juicio por un jurado justo e imparcial”, precisa la defensa.

En el memorando, expresa que “este es uno de los casos poco comunes en los que los acusados tienen defensas mutuamente antagónicas e irreconciliables”.

“Bonilla está preparado para testificar en el juicio, en la parte pertinente que, si bien los otros acusados son o pueden ser miembros de una conspiración acusada, el propio Bonilla no lo era, los testigos del gobierno se han confabulado y conspirado para acusar injustamente al señor Bonilla para vengarse por su trabajo anterior como funcionario de la Policía Nacional. El testimonio de Bonilla será esencial para establecer su credibilidad como testigo y fundamentar sus actividades de aplicación a la ley”, expone la defensa.

EXPENDIENTES DE PRUEBA

La defensa del general Juan Carlos Bonilla presentará como prueba de la inocencia del acusado, los expedientes de investigación que él realizó cuando fue miembro de la Policía Nacional, denominados “expedientes Bonilla”.

“Estos archivos contienen acusaciones altamente perjudiciales e incendiarias que subrayan el testimonio de Bonilla de que es Pineda quien recibió trato preferencial en la Policía Nacional, debido a su relación con Juan Orlando Hernández y participó en actividades de narcotráfico reuniendo armas incautadas por las fuerzas del orden y devolviéndolas a organizaciones del narcotráfico”, precisa la defensa.

“Por lo tanto -añaden- en un juicio conjunto, el señor Pineda no solo tendrá que defenderse contra un segundo fiscal de facto sentado en la mesa de la defensa, sino que también tendrá que defenderse contra las pruebas que no podrían ofrecerse en contra de un juicio separado”.

Explican que la defensa es apropiada cuando el acusado hace una demostración fáctica de que la aceptación de una defensa de las partes tendería a impedir la absolución de la otra. Por otro lado, Pineda tendrá la tarea de defenderse de las acusaciones tanto del gobierno, como de Bonilla, y al mismo tiempo, demostrar que Bonilla es culpable”.

La defensa de Pineda Hernández argumenta que “las defensas mutuamente antagónicas, así como los conflictos que probablemente surjan sobre la admisión de pruebas contra un acusado frente a las objeciones del otro, obligan a una indemnización. Incluso, si fuera más económico o eficiente celebrar un juicio conjunto en este caso, ningún acusado debería verse privado de un juicio justo porque es más fácil o económico o eficiente celebrar un juicio conjunto en este caso”.

Ningún acusado debería verse privado de un juicio justo porque es más fácil o económico para el gobierno juzgar a varios acusados en un solo juicio que en múltiples procesos prolongados”, argumenta el defensor.

 

Más de JUICIO JOH
Lo Más Visto