Honor a la mujer hondureña: Hadizabel Burgos encendió la luz de la tecnología para personas con ceguera en Honduras

ZV
/
28 de enero de 2024
/
12:01 am
Síguenos
  • La Tribuna Facebook
  • La Tribuna Instagram
  • La Tribuna Twitter
  • La Tribuna Youtube
  • La Tribuna Whatsapp
Honor a la mujer hondureña: Hadizabel Burgos encendió la luz de la tecnología para personas con ceguera en Honduras

Por: Lourdes Chávez

Por mucho tiempo las personas ciegas o de baja visión, difícilmente accedían a la educación formal en Honduras, mucho menos a la tecnología, pero una mujer con pensamiento de avanzada y compromiso social abrió un abanico de oportunidades para que esta población vulnerable pudiera entrar al mundo de la modernidad tecnológica, ella es Hadizabel Burgos.

Su aporte a personas discapacitadas visualmente a través de su trayectoria profesional, hoy más que nunca reviste importancia en el mundo de la globalización de las comunicaciones, su trabajo marco la vida de una generación de jóvenes y adultos, quienes no obstante enfrentar múltiples limitaciones para acceder a las computadoras, hoy disfrutan de oportunidades inimaginables, ya que los catapultó al maravilloso mundo de la educación superior y laboral.

¿Quién es Hadizabel Burgos?, es una profesional con un Doctorado en Educación Especial de la Universidad de Palacky, República Checa, aportó a la Política Nacional de Educación Inclusiva en nuestro país. Miembro fundador del Comité Nacional de Prevención de la Ceguera y Baja Visión; fue presidenta de la Coordinadora de Instituciones y Asociaciones de Rehabilitación de Honduras(Ciarh); directora del Instituto Franciscano para la capacitación al No Vidente (Infracnovi), donde impulsó la tecnología adaptada y el manejo de la baja visión; catedrática universitaria, quien aportó a la currícula de la carrera de Educación Espacial, y directora técnica del Programa de Rehabilitación de Parálisis Cerebral (Prepace), entre otros.

Burgos ha sido una luchadora tenaz a favor de la inclusión, así como de la formación permanente de los docentes para abrir nuevas oportunidades a la niñez y juventud con ceguera y baja visión de las zonas urbano-marginal del país. Otra valiosa contribución, fue la implementación del Aula Piloto Escuela Francisca Reyes, para la Integración Educativa de Niñez y Juventud con Discapacidad Visual y la Rehabilitación en Base a la Comunidad (RBC), hizo accesible las terapias sobre todo para personas de zonas marginales, quienes por su discapacidad y carencia económica les resultaba difícil desplazarse a un centro de atención especial como Infracnovi.

Infracnovi, durante su gestión, se convirtió en la organización referente en nuevas tecnologías para adultos, así como jóvenes ciegos y de baja visión para quienes adaptaron equipos de cómputo con programa especiales, este legado aún continuó. Facilitar la tecnología a personas ciegas y de baja visión, les permite acceder a la información con total autonomía, en igualdad con respecto a los demás, favoreciendo la inclusión académica, laboral y social.

Como parte del equipo técnico de Infracnovi, Randy Palma, quien manejó la primera impresora que trasladó el texto común a Braille, recuerda el entusiasmo de los beneficiarios del programa cuando se instaló todo el equipo, acondicionamiento de la sala e inauguración, “fue un evento memorable, porque se abrió la puerta de grandes oportunidades para una población que tiene el derecho de acceder a estas valiosas herramientas y no quedarse rezagados en un mundo demandante, sin duda la doctora Burgo fue clave en este avance”.

En el mundo hay al menos 2,200 millones de personas con deterioro de la visión cercana o lejana; unos 1,000 millones de esos casos, como mínimo, la discapacidad visual podría haberse evitado. En Honduras no podemos siquiera sospechar qué cantidad de ciegos y personas con baja visión existen, aún hay mucho trabajo por hacer en este tema.

¡Sin duda todos tenemos una asignación de parte de Dios que cumplir, pero trabajar para abrir oportunidades a quienes poseen una discapacidad es algo invaluable, por tal razón en su caso, ¡doctora Burgos, misión cumplida!

[email protected]

Más de Columnistas
Lo Más Visto