La “verdad” de “El Tigre”

LN
/
29 de enero de 2024
/
02:00 pm
Síguenos
  • La Tribuna Facebook
  • La Tribuna Instagram
  • La Tribuna Twitter
  • La Tribuna Youtube
  • La Tribuna Whatsapp
La “verdad” de “El Tigre”

Por: Óscar Estrada.

Para nadie es sorpresa que el general Juan Carlos “El Tigre” Bonilla piensa hablar en su juicio. Lo dijo hasta el cansancio cuando estaba en Honduras, antes de ser extraditado por cargos de narcotráfico. “Si soy sentenciado, otros más caerán” -dijo-.

Esta semana las defensas del exoficial Mauricio Hernández Pineda y el expresidente Juan Orlando Hernández extendieron un memorándum al juez Kevin Castell, que conoce la causa unida contra los tres hondureños, pidiendo la separación del juicio conjunto.

“Esto va más allá de ser una defensa antagonista” —afirman los abogados, que dicen que en su defensa Bonilla actuaría como un segundo fiscal de la causa. ¿Pero qué, exactamente, es lo que piensa decir el general Bonilla?

El general Bonilla habló para varios medios de comunicación antes de ser extraditado en mayo del 2022. La más extensa entrevista, siendo la que le dio al entonces periodista Milton Benítez. A él entregó además el audio de una llamada telefónica hecha con el agente Sandalio González de la DEA, donde el general Bonilla afirma que el agente Bray de la DEA “es uno de los conspiradores”, señalando todo el proceso en su contra es una conspiración.

“La verdad en su momento la denunciamos”, dijo Bonilla, en esa entrevista del 2022 y prosiguió explicando que, a pesar de haber compartido información con varias instituciones y personalidades de la vida política, entre las que señala a la rectora de la UNAH, Julieta Castellanos, entonces muy comprometida en el proceso de depuración policial, todo cayó en el olvido.

“Esta conspiración viene desde el interior del gobierno y del interior de esa institución que rectoré (la Policía Nacional). Yo mandé informes a todas las instituciones para que ellas hicieran su trabajo, porque yo no podía hacerlo solo y esa información quedó en el olvido, ahora yo compruebo que todos esos adversarios conspiraron contra mí. Y posiblemente que con los mismos agentes de la DEA y del gobierno de los Estados Unidos. ¿Por qué nunca se mencionó todo el trabajo que se hizo desde la institución que dirigí, contra la delincuencia organizada? Aquí se detuvo al tío de Reinaldo Sánchez, que era un delincuente, narcotraficante, asesino y eso causó malestar, y si quiere Reinaldo Sánchez que se pronuncie y que me diga si es mentira, al actual director de la Policía Nacional, (José David Aguilar) Morán, lo designé para esa investigación”.

“Cómo es posible que en este momento la DEA quiera dar a entender, que yo he tenido algo que ver con el narcotráfico, si tenía un teléfono asignado por ellos. Si tenía una relación directa con ellos. Si me reunía con la señora embajadora y con agentes de la DEA en la embajada americana. Trabajamos juntos”, agregó.

Bonilla afirma (y creemos que será lo que buscará exponer en su defensa en el juicio en New York) que cuando fue jefe de la Policía realizó investigaciones contra la delincuencia organizada en Honduras. A pesar de ello, dice, nunca fue contactado por el entonces presidente Porfirio Lobo Sosa ni por el ministro de Seguridad Arturo Corrales, a quienes responsabiliza por la inacción en las investigaciones.

“Tengo documentación de toda la delincuencia organizada de este país y eso no lo puede negar Ricardo Castro ni el mismo Fiscal General de la República, Óscar Chinchilla, donde llevé legajos de información, de investigaciones que había hecho relacionado con ese flagelo del narcotráfico, que estaba causando grandes muertes aquí en el país”.

Bonilla buscará entonces, exponer con detalles, la situación del país durante su mandato como director de la Policía Nacional, del 19 de mayo 2012 al 19 de diciembre del 2013 y su posterior renuncia, insistiendo en que su ascenso a ese cargo fue debido a su mérito y no a conexiones políticas.

“Interpuse mi renuncia porque no estaba de acuerdo con cómo se estaba manejando la Policía Nacional. En 2014 solicité se me diera una oportunidad de estudio en el extranjero, me matriculé en el doctorado de Estudios Políticos en la Universidad del Externado de Colombia, que fueron luego interrumpidos en 2016. Denunciar actividades de narcotráfico en este país fue lo que me trajo que me cancelara Julián Pacheco Tinoco. Yo le dije que él debería estar preso, porque habían informes de su vinculación en actividades de narcotráfico (refiere aquí a la declaración de Devis Rivera en el juicio contra Fabio Lobo). Y que él es responsable de la corrupción de la Policía Nacional y eso le molestó”, afirmó.

El general niega cualquier vínculo con el presidente Juan Orlando Hernández y su hermano Tony Hernández. “¿En qué momento yo, siendo director de la Policía Nacional, iba a trabajar con él? ¿En qué momento yo tuve una relación con Tony Hernández? Yo no tengo ninguna relación ni directo ni indirectamente con ellos. Tenga la plena seguridad que sí en aquel momento, todas las investigaciones que se estaban haciendo, hubiesen ido orilladas al hermano del presidente del Congreso (JOH), lo encarcelamos”, agregó.

“No sé cuál fue la maldición —reclama ahora— por qué Óscar Álvarez Guerrero me mandó asignado a Copán. No quiero pensar que era porque querían causarme un daño. Yo me dediqué a denunciar todas las actividades de narcotráfico que se estaban dando y lo que produjo, es que me hiciera una audiencia de descargo. Y de todos los hechos que se dieron en esa zona hay informes claros. Óscar Álvarez tuvo información. También Arturo Corrales. Hay inclusive un memorando firmado por parte de la DEA y el director de la Policía Nacional donde estaba establecido, que la corrupción aparecía por niveles; allí están los nombres de oficiales que eran no legibles para la Policía Nacional, ¿qué pasó que cuando se presentó esa información a Arturo Corrales? ¿Qué hizo? Nada.

Más de JUICIO JOH
Lo Más Visto