La actitud de gratitud

La actitud de gratitud
OM
/ 15 de julio de 2020
/ 10:18 am
Síguenos
01234
La actitud de gratitud
380
Compartido
700
Visto
Más

La actitud de gratitud, Por Eric Kuhns

 

Un día estuve ayudando entregar bolsas de alimentos básicos en diferentes puntos de Tegucigalpa. Pero algo peculiar ocurrió, yo fui sorprendido por la cantidad de personas que no dijeron “gracias”. La mayoría de la gente estaba muy agradecida y se notaba la felicidad en sus rostros. Pero algunos agarraron la bolsa y se fueron como que era un derecho recibir la donación y no como un privilegio o una bendición inmerecida.

¿Acaso ahora no podemos decir gracias? Yo creo que las palabras más difíciles de pronunciar son; “perdón” y “gracias”. Para todas las personas educadas, cristianas, gente instruida en las virtudes y ética deberían de decir eso frecuentemente. Yo doy gracias a Dios que mis padres inculcaron en mí la importancia de decir gracias. Una palabra tan sencilla, pero con un peso increíble que tiene un impacto positivo y significativo tanto para quien lo dice como para quien lo recibe. Creo que es una manera de reconocer y celebrar lo que la vida nos ha dado. Esa virtud es una práctica aprendida en la escuela del hogar; desde muy pequeños es necesario que enseñen a sus niños a ser agradecidos en todo momento. Es un buen hábito después de cada comida decir gracias a la persona que la preparó. Comer en su casa es un privilegio, un privilegio que muchos otros no tienen. Cuando pasen los muchachos con el tren de aseo, dígales gracias por estar dispuestos hacer un trabajo que muchos otros jamás harían. Imaginemos como estuvieran las calles y como sería el hedor si nadie llevara la basura. Exprese su gratitud a la policía por esa gran labor que están haciendo, y a los médicos y enfermeras quienes arriesgan sus vidas para que usted y yo podamos estar tranquilos. Ellos se merecen gratitud por cuidar de los enfermos y por todos aquellos que a diario hacen nuestras vidas más fáciles. Somos beneficiaros de muchos servicios, pero no podemos expresar gratitud, hagamos el hábito en nuestra boca para decir esa palabra tan especial.

Estudie la vida de Jesús y va a ver un hombre agradecido. Antes de multiplicar los peces y panes Él dio gracias a su Padre (Lucas 9:16). ¿Da gracias usted antes de comer? Jesús se sintió triste cuando nueve de los diez leprosos que fueron sanados, se fueron y no dijeron gracias (Lucas 17:11-19). ¿Ha dado gracias a Dios por las veces que usted fue sanado, cuando su vida fue guardada y cuando Dios le concedió un milagro? En momentos así muchos prometen cambiar y servir a Dios, pero después de recibir el milagro se olvidan de sus promesas. Jesús dijo gracias a su Padre por oír sus oraciones antes de resucitar a Lázaro de la muerte (Juan 11:41). ¿Ha sido usted agradecido por las muchas de las veces que Dios ha contestado sus peticiones y le ha sacado de grandes problemas?

Cuando expresamos nuestro agradecimiento estamos dando honor a la persona que nos está brindando algún servicio y estamos valorando las bendiciones que Dios nos manda. Sigamos el ejemplo de Cristo y demos gracias, aun en las cosas pequeñas. ¡Cuando alguien le abre la puerta, o cuando le dan un dulce o cuando un carro pare para que cruce la calle con tranquilidad, dé gracias!! La actitud de gratitud va a quitar el egoísmo, el orgullo y la negatividad y va a hacer un mundo mejor. Ponga en práctica las palabras de I Tesalonicenses 5:18 Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros, en Cristo Jesús.

Aun en esta pandemia, estando sin trabajo, cuando se encuentre enfermo, aun cuando se sienta solo, dad gracias. Piense en las cantidades de cosas buenas que el Señor le ha dado. Dad gracias en todo aun en las pruebas aun en las circunstancias difíciles. ¡Ten la actitud de gratitud!

Entonces antes de que se vaya le quiero decir…gracias por haber tomado tiempo de leer ese artículo. Que Dios le bendiga.

** Eric Kuhns es director de las obras a nivel de América Latina con la misión Hope International Missions. Él pastorea la Iglesia Evangélica de Santidad Inc. en la Colonia Tiloarque y Residencial Las Uvas en Tegucigalpa. Se le puede contactar con kuhns@inbox.com

Noticias Relacionadas: Doña “Munda”: en mi corazón siento gratitud a Dios por permitirme vivir un buen número de años

La actitud de gratitud

profilepic_mas/img/whatsapp.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Whatsapp
Suscríbete
profilepic_mas/img/telegram-2021.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Telegram
Suscríbete
profilepic_mas/img/tribuchat-2021.jpeg
Recibe más servicios con nuestro Tribuchat
Suscríbete
©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América