“Se hacen humo”, mensaje que desaloja a miles de sus hogares

ZV
/ 14 de septiembre de 2020
/ 05:10 am
Síguenos
01234
“Se hacen humo”, mensaje que desaloja a miles de sus hogares
En la colonia Las Torres, los pandilleros desalojaron a 30 familias, un mensaje fue suficiente para quedarse con los esfuerzos de toda una vida.

Más

“Se hacen humo”, mensaje que desaloja a miles de sus hogares. “Tienen 24 horas para hacerse humo de aquí”, eso se leía escrito en computadora en un papel que apareció debajo de la puerta de la casa de doña Digna, una señora que por razones obvias se omite su identidad.

No les bastó y “ayer vinieron como a las 8:00 de la noche y se metieron a la casa andaban ocho encapuchados y con AK-47. Dijeron que nos daban 48 horas para que desalojáramos toda la cuadra, todas las familias que vivimos aquí”, relató con temblor en sus labios.

Era la disposición del “barrio” (pandilla 18), al momento que ayudada por dos hombres subía sus muebles a un camioncito. Doña Digna es una de los más de 247 mil personas que en dos décadas han sido desplazados por las pandillas.

Ella fue desplazada por la “mara 18”, en el año 2016, en el sector conocido como “La Cantera”, de la colonia Las Torres, a orilla del río Guacerique que avanza hasta Comayagüela.

Como la humilde ama de casa antes mencionada junto a su familia, otras 30 familias fueron obligadas a abandonar sus hogares de toda la vida, inmuebles construidos con mucho esfuerzo.

Las mencionadas familias, no olvidarán ese día que fueron obligadas a desplazarse contra su voluntad y así evitar morir abatidos por el poderoso fuego del arsenal de la “mara 18”, que en esos momentos mantenía una guerra abierta en contra de sus rivales de la pandilla “MS-13”, por territorio para la venta de drogas.

Otro vecino dijo: “vamos a buscar un cuarto, esta casita es mía, vivimos cuatro con mis hijos, pero nos vinieron a decir que desalojáramos, tengo como 12 años de vivir aquí”.

PRESENCIA TODO EL AÑO

Esta tragedia llegó a los oídos de la Policía Militar y la Policía Preventiva, que de manera conjunta llegaron al lugar a proporcionar seguridad, pese a ello, los vecinos no dieron vuelta atrás. Un subteniente militar encargado de resguardar reconoció que “los pandilleros tienen atemorizada a toda la población, pero estamos aquí para restablecer el orden”. “Vamos a estar aquí 24/7 los 365 días del año”.

En una de las casas abandonadas el cuerpo castrense instaló un destacamento militar, para seguir brindando seguridad desde el 2016 a la fecha. Este es un caso similar, al ocurrido esta misma semana en la colonia Reparto Lempira de San Pedro Sula, sector Pradera.

En esa misma semana, ayudada por sobrinos y nietos, doña Gloria Lara sacó sus pertenencias, las montó a un carro paila y abandonó con rumbo desconocido su hogar, donde tenía los esfuerzos de toda una vida.

Como ella, más de 20 familias huyeron tras recibir un ultimátum de la pandilla 18 de “va a haber vidas caídas”. “Ya no se puede vivir aquí, mucho molestan” los mareros, afirmó en su momento la mujer de 40 años.

Los labios le temblaban al contar el pánico que vivió ahora que empezó a rehacer su vida en un sector alejado del territorio que controlan los pandilleros. Recordó la sentencia de muerte distribuida en su antigua colonia mediante un papel escrito por miembros de la pandilla 18, el cual se regó como pólvora en el Reparto Lempira.

“Atentamente de la pandilla 18, les damos 24 horas para que se hagan humo de esta área, después no vayan a lamentar, van a haber vidas caídas”, decía el mensaje escrito en computadora.

Un día después, varios camiones y carros de mudanzas se estacionaron a lo largo de dos hileras de viviendas en la calle principal de la barriada de clase trabajadora y cargaron apresurados las pertenencias de cada familia, para abandonar sus hogares y por temor a morir tiroteados por los pandilleros.

Horas más tarde, cuando partían los últimos camiones, apareció cerca de un centenar de efectivos de la Policía Militar de Orden Público (PMOP) y otros policías a patrullar las calles de lodo y abundante agua corriendo y estancada en los alrededores.

“Estamos invitando a la población que retorne a su hogar, a las familias que hayan abandonado”, llamó a través de radios locales el coronel Tito Livio Moreno, que hoy día se desempeña como el jefe de las Fuerzas Armadas.

DESPLAZADOS YA NO ESCUCHAN A MILITARES

Pero todos los vecinos amenazados por las “maras”, hicieron caso al llamado del militar y no se detuvieron, para abandonar ese lugar donde habían sido amenazados a morir violentamente.

Los pandilleros exigieron a los vecinos desalojar las viviendas de la calle principal, porque querían convertir la vía en la frontera de los rivales.

El fenómeno está bien arraigado en todas las ciudades, a pocos kilómetros de la capital, una de las zonas mayormente afectadas son las colonias del Valle de Amarateca, donde pandilleros de la “mara 18” han desalojado a decenas de familias.

La pena de muerte, es ser considerado un colaborador de la policía o porque los pandilleros presumen que los desplazados son familiares de miembros de pandillas rivales. “Ahí ni siquiera se podía realizar un proyecto social para la comunidad, pero tras la intervención de la Fuerza Nacional AntiMaras y Pandillas (FNAMP), en los últimos años se logró debilitar el poderío criminal y el sector esta neutralizado”, indicó un agente antipandillas.

Recordó que había un pandillero apodado “Little Valiente”, especializado en hacer que las personas abandonasen sus hogares. Al pandillero identificado como José Luis Rodríguez de 28 años de edad se le achacó en su momento de haber desplazado con amenazas, a 100 familias de las colonias, San Miguel Arcángel, Hábitat, Ciudad España, Nueva Providencia y la aldea de Támara. (JGZ)

Noticias Relacionadas: Fabiola Abudoj visita Reitoca con su mensaje de unidad

“Se hacen humo”, mensaje que desaloja a miles de sus hogares

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América