Vivero de aguacate

ZV
/ 19 de septiembre de 2020
/ 03:42 am
Síguenos
01234
Vivero de aguacate
Producción certificada de plantas injertadas de aguacate.

Más

Un vivero es un espacio para la producción certificada de plantas injertadas de aguacate para su venta, distribución y su posterior establecimiento en campo. La producción de plantas injertadas de aguacate permite un mejor control de plagas y enfermedades.

El lugar donde se va a instalar el vivero debe ser de fácil acceso, tanto para el personal como para el público en general. Este debe estar aislado de cultivos comerciales u otros viveros. Se recomienda una topografía del suelo plano, y con buenas condiciones para el drenado de agua en períodos de invierno.

En el vivero es necesario designar áreas específicas para semilleros, bancales de propagación, enjertación y desarrollo de la planta injertada, también para almacenar insumos, preparar mezclas de suelos, camas de germinación, desinfección e incineración. También es necesario disponer de protección contra el viento, con el objetivo de evitar el daño a las plantitas y la contaminación con insectos, semillas de malezas y enfermedades. El piso puede ser de concreto, grava u otro material que evite la contaminación de las plantas, especialmente con el hongo Phytophthora.

Corte de semilla

Esta práctica consiste en hacer un corte en la parte más angosta de la semilla, de aproximadamente un tercio de su tamaño, con el propósito de acortar el período de germinación. La función de los bancos germinadores o semilleros es facilitar la germinación de la semilla y luego seleccionar las semillas con raíces sanas y de buen porte germinativo, para proceder a su trasplante a bolsas. Se recomienda sembrar la semilla desinfectada, inmediatamente en una cama bien drenada, de 30 cm de alto, 1 m de ancho y el largo deseado. También se puede construir una cama de madera en forma de cajón, de 30 cm de alto y el largo deseado, para evitar contacto del sustrato con el suelo.

Sustratos

El sustrato es un elemento fundamental para tener éxito en un vivero, ya que el principal problema del aguacate es el manejo de su sistema radicular. Como sustrato a utilizar en los bancales germinadores, se requiere de un medio de germinación suelto, que mantenga humedad y que no se encharque. En Honduras funciona muy bien el aserrín nuevo de pino en camas de 30 cm de profundidad y el largo deseado, y de acuerdo a la cantidad de semillas. El aserrín no necesita desinfección, ya que contiene una resina que no permite el desarrollo de hongos ni bacterias, y facilita la producción de raíces blancas y sanas.

Portainjertos

Identificar el portainjerto o patrón de interés que se usa como medio para establecer a variedad de aguacate a propagar en el vivero, actualmente usamos el criollo denominado “Mico” el cual se adapta bien en las zonas altas.

Trasplante

Después de germinada la semilla, se deja un lapso de 10 a 20 días para su trasplante a la bolsa. Se retiran las semillas del germinador y se podan ligeramente las raíces que tengan un tamaño excesivo para trasplantar. Quince (15) días antes del trasplante debe hacerse una aplicación de Trichoderma (150 cc por planta) directo a las bolsas. Esta operación se debe repetir, con la misma dosis al mes de trasplante y a los 90 días después del trasplante.

Manejo de las plantas

Es necesario eliminar las malezas presentes en las bolsas y entre surcos. También conviene hacer aplicaciones preventivas de fungicidas cada mes, revisar la zona de contacto con la bolsa con el suelo para identificar plagas del suelo y de encontrar alguna, aplicar insecticidas al suelo en forma líquida (drenchada) alrededor de las raíces, poda y selección de un solo eje, selección de patrones por tamaño.

Nutrición

Si cuenta con buena fuente de agua, diseñar un sistema de riego por goteo para todo el vivero y aplicar de acuerdo al clima, como mínimo 300 a 500 cc por planta, de 2 a 3 veces por semana.

Injertación

La injertación de las plantas criollas de aguacate se realizará cuando estas alcancen un mínimo de 1 cm de diámetro en el tallo, el grosor de un lápiz, y que los patrones tengan una altura de 75 cm desde el nivel del suelo. La enjertación se realiza a 30 cm de la base del llenado de la bolsa, esto con el fin de realizar una buena enjertación y pegue de la yema a reproducir en nuestro patrón criollo.

Los métodos más utilizados para injertar aguacate son el de púa terminal o cuña y la unión lateral, ya que muestran mejores resultados. El manejo de plantas injertadas se realiza de la misma forma que se hace con las plantas en el vivero. Manual técnico del Cultivo de Aguacate en Honduras. IICA, USDA, SAG-DICTA-PRONAGRO.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América