Cardenal Rodríguez: una verdadera vocación política es actuar por el bien común (Video)

MA
/ 20 de septiembre de 2020
/ 12:24 pm
Síguenos
01234
Cardenal Rodríguez: una verdadera vocación política es actuar por el bien común (Video)
Cardenal Rodríguez: una verdadera vocación política es actuar por el bien común

Más

El cardenal Óscar Andrés Rodríguez dijo este domingo durante la homilía celebrada en la Basílica Menor de Suyapa, en Tegucigalpa, que ante tanta agitación política, ‘una verdadera vocación política, debe actuar por el bien común’.

‘Nos debería dar vergüenza, pasa un gobierno tras otro y la misma historia de corrupción’, señaló Rodríguez, al tiempo que recalcó que ‘ojalá que ahora que están tantos agitándose por esas elecciones internas, como si esa es la meta de la vida, puedan pensar, mis pensamientos, son como los pensamientos de Dios, mis pensamientos están dirigidos a hacer el bien’.

‘Y a buscar a Dios mientras se puede buscar o estoy sirviendo a los ídolos del poder a toda costa, aunque sea mintiendo, engañando, haciendo maniobras bajo la mesa’, añadió.

El arzobispo católico expresó que quien tiene una verdadera vocación política, debe actuar por el bien común, por el bien de todo su pueblo y no para buscar simplemente lo mismo de siempre y repetir esa historia de corrupción.

Refiriéndose a la parábola de los jornaleros, apuntó que el reino de los cielos puede compararse al amo de una finca que salió una mañana temprano a contratar jornaleros para su viña. Acordó con los jornaleros en pagarles el salario correspondiente a una jornada de trabajo, y los envió a la viña.

Hacia las 9:00 de la mañana salió de nuevo y vio a otros jornaleros que estaban en la plaza sin hacer nada y les dijo: “Id también vosotros a la viña. Os pagaré lo que sea justo” y ellos fueron.

Volvió a salir hacia el mediodía, y otra vez a las 3:00 de la tarde, e hizo lo mismo. Finalmente, sobre las 5:00 de la tarde, volvió a la plaza y encontró otro grupo de desocupados. Les preguntó: “¿Por qué estáis aquí todo el día sin hacer nada?”. Le contestaron: “Porque nadie nos ha contratado”. Él les dijo: “Pues id también vosotros a la viña”.

Al anochecer, el amo de la viña ordenó a su capataz: “Llama a los jornaleros y págales su salario, empezando por los últimos hasta los primeros”.

Se presentaron, pues, los que habían comenzado a trabajar sobre las 5:00 de la tarde y cada uno recibió el salario correspondiente a una jornada completa. Entonces los que habían estado trabajando desde la mañana pensaron que recibirían más; pero, cuando llegó su turno, recibieron el mismo salario.

Así que, al recibirlo, se pusieron a murmurar contra el amo diciendo: “A estos que sólo han trabajado una hora, les pagas lo mismo que a nosotros, que hemos trabajado toda la jornada soportando el calor del día”.

Pero el amo contestó a uno de ellos: “Amigo, no te trato injustamente. ¿No convinimos en que trabajarías por esa cantidad?, pues tómala y vete. Si yo quiero pagar a este que llegó a última hora lo mismo que a ti, ¿no puedo hacer con lo mío lo que quiera? ¿O es que mi generosidad va a provocar tu envidia?”.

Así, los que ahora son últimos serán los primeros, y los que ahora son primeros serán los últimos, reflexionó el cardenal Rodríguez.

 

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América