Walter López, un artista que inmortaliza la cultura hondureña con su pincel

ZV
/ 26 de febrero de 2021
/ 12:12 am
Síguenos
01234
Walter López, un artista que inmortaliza la cultura hondureña con su pincel

Más

López expone sus pinturas en Panamá, para dar a conocer no solo nuestro arte, sino nuestra idiosincrasia como país

Egresado de la Escuela Nacional de Bellas Artes (ENBA), como Maestro de Artes Plásticas, López cuenta con varios reconocimientos y premios

Los pueblos hondureños y sus tradiciones, recreados al óleo, trascienden fronteras en galerías de Bélgica, España, Siria, Canadá, Estados Unidos, México, Argentina, Colombia, Panamá, Ecuador, entre otros países, donde el pintor Walter López ha mostrado su talento.

Considerado uno de los artistas más conocidos de los últimos años, por su estilo figurativo, López ha viajado con su arte a varios países del mundo, donde ha compartido salones con renombrados pintores, poniendo en alto el nombre de Honduras.

Su más reciente muestra fue inaugurada el miércoles 24 de febrero, en la Universidad Nacional de Panamá, donde participa junto a pintores de México, Checoslovaquia, Brasil y Noruega, entre otros países, una exhibición que permanecerá abierta hasta el 19 de marzo.

Pese a la pandemia del COVID-19 que afecta el mundo, los amantes del arte pueden ingresar a las galerías virtuales en donde el experto hondureño expone sus obras, a través de las cuales sus clientes, en su mayoría extranjeros, pueden admirar y adquirir sus cuadros.

López, quien se define como un hombre tenaz, con metas claras, orgulloso de su país, enamorado de su sangre olanchana, y de su familia, es reconocido por plasmar en sus coloridos cuadros escenas del diario vivir de nuestra gente de tierra adentro, sus costumbres y cultura, así como las especies en extinción de la fauna nacional.

Egresado de la Escuela Nacional de Bellas Artes (ENBA), como Maestro de Artes Plásticas, López cuenta con varios reconocimientos y premios, entre ellos el primer lugar en el Festival de las Artes, celebrado en 2020 en España, logro que según dice, lo llena de satisfacción.

“Mi pasión por el arte fue desde mi niñez, cuando descubrí a través de mis constantes travesuras en el humilde y feliz hogar en el que crecí, al lado de una finca irrigada por la caudalosa quebrada Cacahuatapa”, recuerda con alegría.

Continúa “éramos vecinos del taller de teja y ladrillo “Peñalba” en San Francisco de la Paz, Olancho. Allí creaba figuras de barro, tallaba ladrillos y hacía máscaras de teja, dibujándolas con carbón y polvo del horno muy hueste”.

A los 16 años emigró a Tegucigalpa, gracias a una beca que le ofreció la Iglesia Católica de su pueblo, dirigida por los sacerdotes salvadoreños Andrés Tamayo y Osmín Flores, para tomar los cursos libres de pintura, en horario nocturno en la ENBA, graduándose en Pintura y Diseño Gráfico en tres años.

Sin embargo, su deseo de superarse lo llevó a matricularse para lograr el ciclo común, luego, “regresé a la aulas de mi amada ENBA, donde me gradué en 1999, trabajando a medio tiempo en el Congreso Nacional, oportunidad que me brindó el entonces presidente Carlos Roberto Flores, a petición de mi protector, el doctor Ramón Villeda Bermúdez (QDDG), entonces vicepresidente del Congreso”.

Apasionado por el arte, López es el vicepresidente de la Asociación Hondureña de Artistas Plásticos (AHAP), entidad a través de la que realiza una labor social, ofreciendo talleres de pintura y manualidades a jóvenes en los barrios y colonias de las principales ciudades y caseríos de Honduras, con el Proyecto Rompiendo Barreras.

Walter se define como un hombre tenaz, con metas claras, orgulloso de su país, enamorado de su sangre olanchana, y de su familia, y cuenta que tiene varios proyectos.

Entre ellos destaca su participación en una exposición en una reconocida galería de Damasco, Siria, y otra en Libia, a celebrarse en el próximo mes de marzo. Su agenda también contempla participaciones en galerías de Ecuador, Monterrey, México, Perú y New York.

“En mis proyectos busco la luz de la victoria, fundamentado en la humildad como hombre de tierra adentro; no aspiro a las riquezas materiales, mi sueño es ser querido y recordado por mi espontaneidad para con mis paisanos”, expresa Walter.

¿Por qué es importante apoyar a los artistas, sobre todo en esta pandemia? López advierte que “si este país descuida el arte y la cultura, como parte integral de la educación, se verá reducido en poco tiempo en consumidor de culturas ajenas…”.

“… Perderemos nuestros iconos de respeto, no habrá quienes cocinen nuestras comidas autóctonas, no conoceremos el petate, la hamaca, el huacal, la jícara, el coyol, ni habrá quien baile El Jutiquile, por eso debemos pintar, para no olvidar e inmortalizar nuestras costumbres, saludar a nuestros ancianos, respetar nuestros vecinos, amar nuestras mujeres”, concluye.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América