Pensamiento positivo (1/2)

ZV
/ 25 de junio de 2022
/ 12:09 am
Síguenos
01234
Pensamiento positivo (1/2)
La reelección es ilegal

Más

Soy de los que cada día que amanece da las gracias al Creador por el regalo de la vida, me concentro con optimismo en el trabajo, y los quehaceres cotidianos, le planto lucha a las adversidades que nunca hacen falta y me regocijo leyendo lecturas edificantes y pensamientos positivos como un mecanismo motivador y de autoestima. “Por supuesto -dice el psicólogo español Arturo Torres-, el simple hecho de leer algunas frases positivas no hará que se nos arregle el día automáticamente, pero si vamos abriendo nuestra receptividad a esta forma de ver la vida y aprendemos a empaparnos con optimismo, estaremos haciendo mucho más probable la posibilidad de mejorar nuestro nivel de bienestar”. https://psicologiaymente.com/

A continuación, algunos de estos pensamientos positivos anónimos que podemos relacionar con cualquier situación de las que vivimos. (1) “Con el tiempo se van muchas cosas, pero otras se quedan para siempre. Se va la juventud, pero se quedan las ganas de ser siempre joven. Se va la fortaleza, pero se queda el carácter, y también el orgullo. Se va esa capacidad de la que tanto alardeaba para jugar al fútbol, pero se queda ese gusto por pegarle a un balón en compañía de mi hijo. Se va la resistencia, pero se queda el entusiasmo por seguir intentando. Se va la voz, pero nunca las ganas de cantar. Quizá hasta la salud decida marcharse, pero se quedan las ganas de vivir. Tal vez hasta las alegrías se marchen para dar paso a las satisfacciones. Se van los años, se va el tiempo, pero quedo yo… todavía, hasta que la vida se vaya. Y aún así, quedará mi recuerdo, por ende, rendirse no es una opción”.

(2) “Quizás una de las cosas que más necesitamos es aprender a distinguir entre lo útil de lo valioso. Un sacacorchos es útil. Un abrazo es valioso. Una puerta es útil. Un atardecer es valioso. Un mechero es útil. Una amistad es valiosa. Casi siempre, lo útil es más caro que lo valioso. De hecho, lo valioso rara vez cuesta dinero. Y esto ocurre porque el dinero es útil pero no valioso. Lo valioso genera mucha más felicidad a largo plazo que lo útil. Y sin embargo a menudo valoramos más lo útil que lo valioso”.

“Los mejores momentos no cuestan dinero. Ver nacer a un hijo. El primer beso. Sentir que vuelas de la mano de alguien. Los momentos gratos que se nos pasan por la cabeza justo antes de abandonar este mundo no costaron dinero. Esos momentos son lo más valiosos que tenemos. Entonces, cuando te asalte una preocupación, párate a pensar si lo que buscas es útil o valioso. Aprende a distinguir, y te darás cuenta que vivir bien no es tan caro como te habían contado”.

(3) “No hay cirugía plástica para la dignidad ni liposucción que elimine la vergüenza. No hay bótox que esconda la deshonra, ni marca de ropa que cubra el descaro. No hay doctorados o títulos que concedan honorabilidad cuando esta no es demostrada. Al final, no hay cuenta de banco suficientemente grande que suplante la transparencia de la mirada y la honestidad de las palabras”.

J. J. Pérez López.
Barrio El Manchen
Tegucigalpa. M. D. C.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América