Rosa Elena en sepelio de su hijo: “Me han quitado parte de mi vida”

ZV
/ 16 de julio de 2022
/ 10:05 am
Síguenos
01234
Rosa Elena en sepelio de su hijo: “Me han quitado parte de mi vida”
Omar Saíd Lobo Bonilla fue sepultado junto a sus abuelos maternos, Luis Fernando Bonilla y doña Elena.

Más

Con honda tristeza, familiares y amigos de Saíd Omar Lobo Bonilla (23), hijo del expresidente de la República, Porfirio Lobo Sosa; y de la exprimera dama, Rosa Elena de Lobo, le dieron ayer el último adiós en un cementerio localizado en la aldea El Chimbo, en el municipio de Santa Lucía, departamento de Francisco Morazán.

A las 10:00 de la mañana se ofició una misa de cuerpo presente, en la iglesia Medalla Milagrosa, en Tegucigalpa, a la que acudieron parientes y amigos de la familia Lobo Bonilla, la cual duró unos 45 minutos.

En la iglesia, Saíd recibió los sacramentos del bautismo y la primera comunión, mientras los párrocos encargados del oficio religioso expresaron sus muestras de pesar y lamentaron el deceso del joven, quien gozaba de la simpatía de la comunidad.

Posteriormente, sus restos mortales fueron trasladados hasta el camposanto privado, “Jardines de Paz el Buen Pastor”, donde la familia Lobo Bonilla recibió un importante acompañamiento de representantes del Partido Nacional.

HONDA GRATITUD

Los restos mortales del joven fueron sepultados después de las 12:00 del mediodía, en la zona de El Chimbo, donde según sus familiares, le hubiera gustado al difunto, debido a que gran parte de su niñez la pasó en la residencia que tiene la familia en el lugar.

La madre de Saíd, Rosa Elena de Lobo, quien contaba con un permiso de 24 horas para acudir a la sepultura, por encontrarse aún con un caso judicial abierto, se quiso mantener al margen la mayor parte del tiempo. Sin embargo, envió un mensaje de gratitud a las personas que permanecieron junto a la familia en este momento difícil.

Entre lágrimas, la exprimera dama dijo que “para él no había tristeza, puro corazón, mi niño era así, quiero que todos lo recuerden, así como el campechano, Saíd era una buena persona, así lo vamos a recordar, ¡Me quitaron parte de mi vida!, destruyendo nuestra familia”.

“OREMOS POR MI HIJO”

“Les pido que oremos por mi hijo, sus hermanos, hermanas, esta belleza, así era, alegría… Y quiero que lo recuerden con ese entusiasmo, es tan difícil que yo no les puedo describir qué dolor es el que sentimos, gracias por acompañarnos”.

Por su parte, el expresidente Lobo agradeció a las personas que los acompañaron durante este duro proceso y señaló que se debe tener paciencia, a la espera de los resultados de las autoridades que contribuyan a esclarecer el crimen. Asimismo afirmó que confía en que la justicia se encargará de que el crimen no quede en la impunidad. (KSA)

DATOS
Saíd Omar Lobo Bonilla, junto a Luis Armando Zelaya, sobrino político del general retirado, Romeo Vásquez Velásquez; José Salomón y Norlan Rivera, fueron asesinados la madrugada del pasado jueves, en la salida de un centro comercial, en el bulevar Morazán, por un falso contingente de fuerzas de seguridad.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América