“Abuelita” cumple 120 años de vida y medio siglo sin comer carne

“Abuelita” cumple 120 años de vida y medio siglo sin comer carne
MA
/ 23 de agosto de 2020
/ 02:10 am
Síguenos
01234
380
Compartido
700
Visto
Más

Por: Luis Alemán

EL AJAGUAL, Copán. Sin su tradicional pastel, pero rodeada del amor de sus hijas y sus nietas, una encantadora dama festejó recientemente sus 120 años de vida en la aldea de El Ajagual, en el municipio de Cucuyagua, departamento de Copán, ubicada a 7 kilómetros de la cabecera del municipio.

Doña María Magdalena Meza Hernández nació en Ocotepeque, el 12 de julio del año 1900, por lo que el pasado 12 de julio cumplió 120 años de edad. Desde que tenía 19 años se fue a vivir con el papá a la aldea El Ajagual, donde vive actualmente.

Cuando sus vecinos le preguntan: ¿Cuántos años tiene, doña María? Ella contesta con una sonrisa: “¿Adivinen? ¡Tengo 20!”, haciendo reír a todos, ya que por ser una gran conversadora, se ha ganado su simpatía.

SIN PASTEL, PERO CON AMOR

Doña María es la mujer más longeva de la aldea y sus hijos muestran con orgullo su partida de nacimiento a aquellos escépticos que se preguntan cómo ha hecho para llegar a los 120 años con salud y lucidez.

Este año, debido a la pandemia de COVID-19, su familia no le celebró el cumpleaños como solía hacerlo, con una concurrida reunión, sin embargo, sus nietas y una de sus hijas la agasajaron y ella estrenó un vestido rojo y zapatos del mismo color.

Cuando LA TRIBUNA visitó a la familia, manifestaron que doña María aún sale de la casa y camina, y aunque temen por la presencia del COVID-19, ella, desde las 5:00 de la mañana, abre la puerta de su casa para disfrutar la salida del sol.

Daniel, uno de sus hijos, contó con alegría que “habla muy bien, con una voz fuerte, se le entiende muy bien, eso es algo que uno ve en ella”.

VALIENTE MADRE SOLTERA

La anciana relató que desde muy joven le tocó criar sola a sus hijos, ya que el padre de ellos la abandonó, lo que no fue obstáculo para sacarlos adelante y lograr que fueran independientes.

Al preguntarle: ¿Le gusta ir donde el médico? La abuela mueve la cabeza de derecha a izquierda, expresando: “No, no me gusta que me lleven al doctor porque me pone inyección”.

Y su comida favorita, ¿cuál es? Doña María responde que “me gustan los frijolitos y la cuajada, carne no, no como carne desde hace 50 años”. ¿Será esa la clave para su longevidad?

Olinda, su hija menor, es quien la cuida, la baña, la viste y la mueve en su silla de ruedas, ya que no puede caminar.

La abnegada hija manifiesta que “le hace falta estar acá, no deja que se la lleven a otro lugar en su silla de ruedas, dice que no le gusta porque se pone mal de la cabeza, solo así pasa, en su silla, porque es una doña muy inquieta”.

profilepic_mas/img/whatsapp.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Whatsapp
Suscríbete
profilepic_mas/img/telegram-2021.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Telegram
Suscríbete
profilepic_mas/img/tribuchat-2021.jpeg
Recibe más servicios con nuestro Tribuchat
Suscríbete
©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América