Por una nueva Ley Electoral

ZV
/ 21 de septiembre de 2020
/ 12:17 am
Síguenos
01234
Por una nueva Ley Electoral

Más

Por: Nery Alexis Gaitán

En nuestra entrega anterior reflexionábamos sobre la importancia para el país y el sistema democrático la promulgación de una nueva Ley Electoral. Es urgente que el pueblo acuda a depositar su voto con una confianza mayor, con certeza de que el proceso eleccionario es transparente y confiable.

Ahora que está en discusión la nueva Ley Electoral en el Congreso Nacional, de nuevo los enemigos de la paz y de la democracia quieren hacer de las suyas y, para variar, quieren entorpecer la promulgación de la ley con argumentos faltos de seriedad y de base legal.

Rixi Moncada, aquella que dejó olvidados los millones en el hotel de Choluteca cuando iba huyendo en el 2009 y también una pistola, ha tratado de deslegitimar la convocatoria a elecciones primarias y obviamente las elecciones generales. Aduce que no se ha aprobado una nueva Ley Electoral, que el censo no está depurado y no hay una nueva tarjeta de identidad. Y otros sinsentidos, faltos de todo conocimiento legal.

Unido a esto, los diputados de Libre se han rebelado y no quieren ser parte de la aprobación de la ley. Esto resulta irónico porque ellos han formado parte de las comisiones y han estado de acuerdo con el proyecto de ley presentado. Asimismo y es justo reconocerlo, esta ley ha sido consensuada con todas las fuerzas políticas y con importantes sectores de la sociedad.

El diputado-presidente, el doctor Mauricio Oliva, siempre con afán conciliador, ha permitido que esta ley sea consensuada con todos los sectores. Así que nadie puede quejarse que ha sido excluido. Esto se ha hecho por el bien del país y en aras de fortalecer la democracia.

Pero la oposición izquierdista siempre tiene una agenda oculta. Los señalamientos de Rixi Moncada no tienen fundamento porque al no haberse aprobado la nueva ley, la convocatoria a elecciones primarias es legal amparada en la ley vigente. Y en cuanto al nuevo censo y documento de identidad, el RNP está trabajando en ello, el representante de Libre en ese organismo (quizás en un momento de despiste dijo la verdad) garantizó que estarán listos en su momento.

Un tema que han querido imponer los izquierdistas es la segunda vuelta electoral, ya que con ella creen que podrán derrotar a su adversario mayor, los nacionalistas. Algo absurdo, y se ha demostrado que aparte de no ser efectiva, no es viable de momento en nuestro país. Para ello se requiere la mayoría calificada y no hay consenso, por lo que no se incluye en esta nueva Ley Electoral.

Por lo tanto, los pataleos que de momento tienen los de Libre en el Congreso Nacional solo son una forma más de la búsqueda del caos social. Ellos estuvieron de acuerdo con el proyecto presentado, lo que pasa es que continúan obstinados con lo de la segunda vuelta, que de momento no es viable. Parece que ya otean una derrota más en este partido de fracasos. Y no es para menos, la deserción en sus filas ha sido tanta que difícilmente obtendrán más de doscientos mil votos en las próximas elecciones.

Es obvio que no les interesa el fortalecimiento de nuestro sistema democrático y las instituciones que lo fortalecen. Denunciar fraude de antemano, solo es una estrategia de villanos, de esos que no les importa su patria y que de paso son capaces de vender hasta la madre que les dio la vida.

Además, andan en busca de obtener más beneficios y prebendas, tal como lo han hecho en el pasado; el tilín, tilín es parte de su accionar legislativo. Así que todo se reduce a una simple negociación monetaria.

Honduras necesita políticos de calidad, que estén interesados en mejorar la calidad de vida de los pobres. Y el fortalecimiento de nuestro sistema democrático.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América