El espíritu de la navidad (2/2)

El espíritu de la navidad (2/2)
OM
/ 26 de diciembre de 2020
/ 12:30 am
Síguenos
01234
380
Compartido
700
Visto
Más

José María Leiva Leiva

 

En el artículo precedente citamos al historiador español Francisco José Gómez, quien señala, que el espíritu navideño que se respira en estas fechas, si bien es cierto, tiene su origen en la tradición cristiana, “han dado como resultado unas tradiciones y ceremonias que celebradas con sentido adecuado han elevado al hombre sobre su propia condición, extrayendo de él lo mejor de sí mismo”. Y de acuerdo con la psicóloga madrileña, Silvia Álaba Sordo, “se trata de fiestas donde se constata un anhelo de vivir en paz y de dar y compartir con los demás”.

 

Álaba Sordo, agrega, que “ya no hace falta que seas especialmente religioso. Hemos conseguido que el espíritu de ayuda a los demás haya trascendido al aspecto religioso…este espíritu –sostiene- beneficia tanto al que da como al que recibe, pues está estudiado científicamente que cuando hacemos cosas por los demás, nosotros también nos sentimos mejor, contribuyendo así a nuestra felicidad”. Así mismo, asegura que “la Navidad es también un tiempo en el que la nostalgia se dispara, pues se recuerda una época mágica de la infancia, llena de estímulos (luces, belenes, árboles…), vienen Papá Noel o los Reyes Magos, se reúne la familia…”.

 

Por su parte, Asunción Domeño Martínez de Morentin, en el sitio webCátedra de Patrimonio y Arte navarro, precisa que “el cine nos ha regalado numerosas historias en las que se hace un canto al “espíritu de la Navidad”, entendido éste como ese tiempo en el que junto a las luces de colores y el árbol adornado afloran sentimientos de bondad, fraternidad, solidaridad…”. Se trata de películas -dice-, “que alejadas del acontecimiento histórico de la ciudad de Belén, nos cuentan historias que transcurren en torno a la celebración de esta festividad en época contemporánea”.

 

Agrega, que ha sido Hollywood, “una de las industrias que más films ha producido, la mayor parte de ellos de escasa calidad y de carácter eminentemente comercial. En ellas se repiten algunos tópicos como calles cubiertas de nieve, las fachadas de las casas profusamente adornadas con luces, el personaje de Santa Claus llamando con su campana y, por supuesto, el “espíritu de la Navidad” que parece despertar todos los valores humanos, solidarios o de amor fraternal”, tal es lo visto en “Navidades blancas”(1954), “Historias de Navidad” (1983), o “Los fantasmas atacan al jefe” (1988).

 

Concluye, en queHollywood también cuenta con algunos trabajos muy meritorios entre este tipo de películas. Posiblemente, la más conocida de todas ellas sea “¡Qué bello es vivir!” (1946) de Frank Capra, un melodrama que ofrece una visión esperanzadora de la vida. Por tanto, para estos autores, estos son los argumentos que explican, episodios históricos como la comentada “Tregua navideña”, y ahora la “Operación: Feliz Navidad”, que explicamos a continuación.

En el sitio , encontramos que “cada diciembre desde 1952, hombres y mujeres militares estadounidenses han entregado regalos de útiles escolares, ropa, arroz, equipos de pesca, juguetes y otros productos en algunas de las partes más remotas del Pacífico. Para hacer el trabajo, la operación “Cargamento de Navidad” (Christmas Drop) no utiliza un trineo antiguo tirado por renos voladores, sino aviones de transporte C-130 Hércules”.

 

En concreto, el sitio , explica que todo comenzó “cuando la tripulación de un Boeing WB-29 Superfortress del 54º Escuadrón de Reconocimiento Meteorológico que realizaba un vuelo de observación sobre el atolón de Kapingamarangi, al sur de la isla de Guam, se dio cuenta de que los nativos les hacían enfáticas señas para llamar su atención, dando a entender inequívocamente que estaban en situación apurada de urgente necesidad. Los tripulantes del avión recogieron rápidamente todos los suministros que pudieron de lo que llevaban a bordo y los colocaron en un contenedor que, a continuación, soltaron con un paracaídas”.

 

“En aquél momento, aquellas islas no tenían electricidad ni agua corriente, y eran golpeadas periódicamente por tifones. Algunos de los primeros contenedores no llegaron a su destino y los isleños nadaron para recuperar algunos, mientras que otros fueron descubiertos meses más tarde, a unos cuantos kilómetros de distancia.A partir de este suceso, la misión se constituyó en la de mayor larga duración del Departamento de Defensa de Estados Unidos de entrega de bienes desde el aire, la cual ha llevado cerca de 500.000 kilogramos de mercancías a toda Micronesia. Y el proyecto sigue creciendo, al punto que en 2015, la Fuerza de Autodefensa Aérea de Japón y la Real Fuerza Aérea de Australia se les han unido”.

 

Por su parte, para los participantes militares, las entregas de Navidad resultan un buen entrenamiento para situaciones de respuesta ante desastres naturales. Para hablar del tema, el director de televisión canadiense Martin Wood, ha rodado la cursi película “Operación feliz navidad”, combinándolo con una floja y simplona historia de amor entre su dúo protagonista: una asistente del Congreso (Kat Graham) y un capitán (Alexander Ludwig) de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos afincado en una base militar de Guam, que los políticos de Washington quieren cerrar por suponer un gasto innecesario para el presupuesto nacional.

 

Precisamente, todo radica en el proyecto favorito del piloto, Operation: Christmas Drop, una tradición genuina de décadas de antigüedad en la que se lanzan en paracaídas regalos y suministros a los residentes de islas vecinas remotas, un hecho social que provoca que los legisladores se pregunten si su unidad solo por este gesto justifica su existencia y consume grandes cantidades del erario público.Como era de preverse, la asistente del Congreso, que en un inicio busca encontrar razones para retirar los fondos de la instalación, se ablanda una vez que experimenta las costumbres y el espíritu comunitario de los habitantes de estas islas…y por supuesto, termina enamorada del capitán que le ha servido de guía.

profilepic_mas/img/whatsapp.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Whatsapp
Suscríbete
profilepic_mas/img/telegram-2021.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Telegram
Suscríbete
profilepic_mas/img/tribuchat-2021.jpeg
Recibe más servicios con nuestro Tribuchat
Suscríbete
©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América