LA PRENSA EN LA CUMBRE

LA PRENSA EN LA CUMBRE
MA
/ 14 de junio de 2022
/ 12:25 am
Síguenos
01234
380
Compartido
700
Visto
Más

Quedamos en deuda con otros comentarios del Secretario de Estado norteamericano en el evento organizado junto a distintas instituciones académicas –al que asistieron organizaciones civiles, periodistas y estudiantes de periodismo– en ocasión de la Cumbre de las Américas. Allí expuso que una de las grandes amenazas a los sistemas a la libertad de expresión y a la libertad de prensa es la desinformación. “La desinformación que se transmite y se propaga en línea –sostiene– es asombrosa”. “Hemos visto cómo estas falsedades pueden polarizar a las comunidades, envenenar la conversación pública, socavar la confianza de la gente en los sistemas democráticos”. El segundo desafío –agrega– “es las continuas amenazas, el acoso y la violencia a los que se enfrentan los trabajadores de medios de comunicación en toda la región”. “Todos ustedes lo saben, porque muchos lo están viviendo”.

“Crímenes que persisten, en gran medida, porque las personas que los ordenan y los llevan a cabo rara vez rinden cuentas”. “Eso envía el mensaje de que estos ataques pueden continuar con impunidad”. “Los funcionarios represivos también están utilizando las nuevas tecnologías para vigilar a los periodistas, para vigilar sus comunicaciones privadas, una práctica descubierta, adecuadamente, a través de reportajes muy tenaces”. “Algunos gobiernos están utilizando una amplia legislación para reprimir la libertad de expresión”. “Cuando se ataca a periodistas individuales, cuando se les persigue, cuando se les encarcela, cuando se les ataca de cualquier otra manera, los efectos escalofriantes van mucho más allá de las víctimas inmediatas”. “A veces esto puede llevar al cierre de una publicación”. “Otras veces, puede llevar a otros reporteros a autocensurarse o a abandonar la profesión por completo”. “Así que estas son algunas de las cosas que estamos tratando de hacer al respecto”. “Denunciamos sistemáticamente las agresiones a periodistas, en todos los países, en público y en privado”. “Documentamos los esfuerzos de los gobiernos por restringir la libertad de expresión en nuestro informe anual sobre derechos humanos”. “Una de las herramientas que utilizan los gobiernos represivos: tratan de cambiar y distorsionar la ley contra los periodistas abrumándoles con demandas que no pueden permitirse defender”. “En tercer lugar, trabajamos para que los medios independientes sean más sostenibles”. “Sencillamente: no tendremos una prensa dinámica e independiente si cada vez más medios cierran porque no pueden encontrar un modelo de negocio viable”.

“Estados Unidos trabaja con grupos empresariales, con el sector privado, para ayudar a los medios de comunicación independientes a ser más sostenibles económicamente”. “Estamos proporcionando ayuda financiera directa a los medios en riesgo”. “Una de las principales áreas de interés ha sido encontrar formas de apoyar colectivamente a los medios de comunicación independientes”. Una nota final –a propósito de una mención hecha al periodismo hondureño– sobre la labor de la prensa independiente aquí en el país. La prensa, sencillamente, es un canal de difusión. Informa de los sucesos y comunica lo que está a su alcance. Traslada al público –por regla general– lo que ve y le consta o la información que fuente responsable proporciona. Los medios de comunicación son eso, –en lo que respecta a la denuncia o imputación de delitos–medios que transmiten lo que fuente creíble suministra. Se difunden los hallazgos sustentados de los órganos competentes. Son otras las instituciones especializadas en la investigación y la persecución del delito. Hay periodismo investigativo, sin embargo, este debe manejarse con la cautela de no infringir derechos de las personas. Si bien el medio destina espacios al reclamo popular, a destapar abusos y denunciar arbitrariedades, debe cuidar –eso manda la ley, contrario al surtidor de infundios en las redes– el respeto a las garantías individuales. “El derecho al honor, a la intimidad personal, familiar y a la propia imagen” es una garantía constitucional. (“La honra es cara de mantener –advierte el Sisimite– y fácil de perder”).

profilepic_mas/img/whatsapp.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Whatsapp
Suscríbete
profilepic_mas/img/telegram-2021.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Telegram
Suscríbete
profilepic_mas/img/tribuchat-2021.jpeg
Recibe más servicios con nuestro Tribuchat
Suscríbete
©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América