La causa de la inflación

La causa de la inflación
ZV
/ 18 de junio de 2022
/ 12:04 am
Síguenos
01234
380
Compartido
700
Visto
Más

Por: Jairo Núñez*

Imaginemos que un buen día aparece un “generoso” se-ñor bigotón volando en un helicóptero y comienza a lanzar billetes nuevos de 200 lempiras a los ciudadanos de una comunidad extremadamente pobre, como casi todas en el país, un acto “altamente bondadoso para el pueblo”. Lo primero que hay que hacer notar en esta suposición es que, con esta generosa inyección de dinero a la economía, el sistema productivo no cambiaría, sigue igual que antes de pasar el helicóptero. La verdad en esta historia es que los ciudadanos ahora disponen de dinero que no tenían antes y resultaría obvio que comenzarán a gastarlo en el sistema en el cual no ha habido mayor producción de bie-nes y servicios en ese tiempo.

“Los nuevos billetes”, incapaces de crear mayor capacidad productiva, lo único que provocan es una subida de los precios de los bienes y servicios que compra la comunidad, ya que los ciudadanos correrán a comprar esos productos, que no serán suficientes para abastecer la demanda y por lo tanto los vendedores incrementarán los precios al notar que hay circulante y escasez de productos a la vez, una mezcla fatal. Con esto se cumple una de las explicaciones más sencillas propuestas por el doctor Milton Friedman, aplicadas a nuestro contexto, consistente en que un au-mento de la oferta monetaria (incrementando la cantidad de circulante en la sociedad), provoca un aumento propor-cional en el nivel general de los precios, lo que conocemos hoy en carne propia como inflación.

La inflación ocurre cuando el nivel general de precios se eleva. En la actualidad, se calcula la inflación mediante el uso de índice de precios, algo así como promedios ponde-rados de muchos productos individuales. El Índice de Pre-cios al Consumidor (IPC) mide el costo de mercado de una canasta básica de bienes y servicios de consumo relativo al costo durante un año base particular. Clásicamente consi-deramos tres niveles de inflación: el primer nivel es la baja inflación, se caracteriza por precios que suben en forma lenta y predecible, se puede definir como aquella que solo tiene un dígito, la que nos han reportado en los últimos años. El segundo nivel es la inflación galopante es la que oscila entre dos y tres dígitos, también llamada alta infla-ción como ocurre en Argentina; y el tercer nivel se conoce como hiperinflación, que es cuando aumenta de un millón por ciento en adelante, caso Venezuela, donde los billetes no sirven ni para ser utilizados como papel higiénico.

Según datos del Cohep la inflación en abril de 2022 en Honduras alcanzó una variación interanual de 8.35% como resultado del incremento en el precio del servicio de transporte terrestre de pasajeros, combustibles de uso vehicular, así como alimentos perecederos e industrializa-dos. Un 84% de la inflación del mes de abril de 2022 es ex-plicada por transporte, alimentos, alojamiento, agua, elec-tricidad, gas y otros combustibles. Según la tendencia que es sumamente clara terminaremos el año en dos cifras, o sea, en el segundo nivel, una inflación galopante. Por esta razón los hondureños ya no soportamos el alto costo de la vida antes íbamos al mercado con dinero en los bolsillos y regresábamos con comida en nuestras canastas, ahora vamos con dinero (lempiritas) en las canastas y regresa-mos con comida en los bolsillos.

A todo esto, nos preguntamos, ¿y cuándo pasará el heli-cóptero para estar atentos y recibir el “billetito”? La verdad es que no ha ocurrido de esa forma, por lo menos no en su totalidad, pero puede pasar, con los billetes de 200 lempi-ras teniendo el rostro de Berta Cáceres en ellos, una bri-llante estrategia para hacer pasar un proyecto de imprimir dinero ficticio, sin respaldo y con fines de financiar políticas demagógicas, con la excusa de “honrar” a nuestra nueva heroína, algo que hasta la misma familia ha rechazado, pero que al lustroso diputado que lo propuso no le impor-ta. Esto solo incrementaría la cantidad de circulante agudi-zando la crisis, más de lo ya provocado por el gobierno anterior cuando emitió esta nueva denominación moneta-ria inicialmente.

Por otro lado, nos quieren hacer creer que la invasión rusa a Ucrania es la causa principal de la inflación, lo cual hasta ahora ha impactado en mínima escala, pero cuando revi-samos los datos nos damos cuenta que los únicos respon-sables de la inflación son los gobiernos que durante dos años de pandemia imprimieron dinero a diestra y siniestra aumentando la demanda y contrajeron la producción de bienes y servicios impidiendo que muchas personas salie-ran a trabajar y otras perdieran su empleo a raíz de esto, disminuyendo la oferta de dichos bienes. Así tenemos la fórmula perfecta para la inflación: mayor demanda y me-nor oferta de productos = aumento masivo de precios. Ahora que sabemos la causa, ¿cuáles son las soluciones que ha planteado el gobierno? Ninguna hasta el momento.

*Jairo Núñez es doctor en ciencias económicas, máster en administración de empresas y en ciencias políticas.

jaironunez@msn.com

profilepic_mas/img/whatsapp.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Whatsapp
Suscríbete
profilepic_mas/img/telegram-2021.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Telegram
Suscríbete
profilepic_mas/img/tribuchat-2021.jpeg
Recibe más servicios con nuestro Tribuchat
Suscríbete
©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América