Una desafortunada cumbre para EUA

Una desafortunada cumbre para EUA
MA
/ 15 de junio de 2022
/ 12:11 am
Síguenos
01234
380
Compartido
700
Visto
Más

Óscar Lanza Rosales
olanza15@hotmail.com

Realmente que la Cumbre de las Américas, ha sido desafortunada para Estados Unidos de América (EUA) como anfitrión, desde el punto de vista diplomático, las duras críticas de algunos de los asistentes y los resultados no satisfactorios del encuentro para la mayoría de los países de la región.

En lo diplomático, porque hasta última hora cabildeando y rogando a los países para que se hicieran representar por sus presidentes o primeros ministros, tarea que no fue exitosa para EUA, ya que de los 35 miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA), solo 20 países se hicieron presentes, incluidos 8 presidentes y 12 ministros de Relaciones Exteriores. Varios presidentes -en cuenta López Obrador de México y Xiomara Castro- se negaron a asistir porque no invitaron a Cuba, Venezuela y Nicaragua.

De lo cual se puede concluir que se ha llegado a esta coyuntura, porque la mayoría de los países de la región están en manos de gobierno de izquierda, y bajo la influencia de China, Rusia, Cuba y Venezuela, y, por lo tanto, se han salido del control tradicional que EUA ejercía sobre los mismos.
En cuanto a las críticas, las más duras han sido la del presidente Fernández de Argentina, Boric de Chile y el canciller Ebrard de México.

Fernández manifestó en su discurso que “Definitivamente, hubiésemos querido otra Cumbre de las Américas. El silencio de los ausentes nos interpela. Para que esto no vuelva a suceder, quisiera dejar sentado para el futuro que el hecho de ser país anfitrión de la Cumbre no otorga la capacidad de imponer un “derecho de admisión” sobre los países miembros del continente”.

Boric, en su turno, cuestionó la ausencia de los presidentes de Nicaragua, Venezuela y Cuba, al expresar: “Acá deberíamos estar todos y no estamos todos”, asegurando que, para lograr un mayor entendimiento entre los países de América Latina (AL) y EUA, es necesario un trato más igualitario.

Ebrard por su parte, destacó que “es necesario dejar atrás el paradigma intervencionista sostenido por EUA y lanzar una nueva etapa en la relación entre las Américas. Una en la que la unidad responda a las realidades presentes y al sentir de la mayoría de las naciones. En este sentido, es insoslayable reiterar el rechazo a una de las políticas de Washington que generan mayor malestar en AL y en el mundo: la persistencia del ilegal e inhumano bloqueo contra Cuba. Solo cuando Washington se decida a escuchar el clamor de sus vecinos y a apegarse a la legalidad en sus vínculos con ellos podrá realizarse una Cumbre de las Américas con resultados y trascendencia a la altura de las circunstancias globales”.

El único presidente que hizo una enfática defensa para no invitar a los regímenes de Cuba, Venezuela y Nicaragua, fue Iván Duque de Colombia, al expresar que “Estas cumbres han tenido como sistema la defensa irrestricta de la democracia… aquí no hay exclusiones ideológicas, aquí hay un rechazo contundente a cualquier forma de dictadura”. Apoyo que le valió para sentarse al lado del presidente Biden en varias ocasiones.
La cumbre concluyó con una declaración firmada por los 20 países asistentes, con el tema migratorio al que se le dio mayor importancia. Se acuerda una migración “ordenada”, con el principio de responsabilidad compartida, como ha pedido el presidente Biden, que acogerá a 20 mil refugiados de AL en 2023 y 2024, tres veces más que 2022, pero equivalente a 20% de los 100 mil ucranianos que Washington se dispone a recibir después de que Rusia invadió Ucrania.

También se ha comprometido a proporcionar 314 millones de dólares para “ayuda humanitaria y asistencia al desarrollo de refugiados y migrantes vulnerables” en AL, incluido un programa para venezolanos que han emigrado a 17 países de la región. Además, se propone “aumentar” la acogida de refugiados haitianos y otorgará 11 mil 500 visas de trabajo temporal a ciudadanos de Haití y Centroamérica.

Se aprobaron otros acuerdos, como en cooperación económica, para reforzar al Banco Interamericano de Desarrollo, la formación de personal de salud y ayudas para programas ambientales.
Según algunos analistas, esta fue una cumbre de pobres resultados y que nunca alzó vuelo.

Con relación a la no participación de la presidenta Xiomara, lo que se puede concluir es que ella es más leal a Cuba, Venezuela y Nicaragua, que a EUA que ha ofrecido apoyarla decididamente en su gobierno y en su liderazgo, en la ayuda que va a brindar al Triángulo Norte. Con esta decisión ¡Ya sabemos en que rumbo vamos los hondureños!

Tags:
profilepic_mas/img/whatsapp.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Whatsapp
Suscríbete
profilepic_mas/img/telegram-2021.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Telegram
Suscríbete
profilepic_mas/img/tribuchat-2021.jpeg
Recibe más servicios con nuestro Tribuchat
Suscríbete
©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América