Coordinadora de la ONU en Honduras, Alice Shackelford: “Es necesario un proceso electoral con reglas claras”

ZV
/ 19 de septiembre de 2020
/ 12:49 am
Síguenos
01234
Coordinadora de la ONU en Honduras, Alice Shackelford: “Es necesario un proceso electoral con reglas claras”
Coordinadora de la ONU en Honduras Alice Shackelford: “Es necesario un proceso electoral con reglas claras”

Más

Coordinadora de la ONU en Honduras, Alice Shackelford: “Es necesario un proceso electoral con reglas claras”, La señora Alice Shackelford nos recibe en su residencia temporal, en Tegucigalpa, pero también dos perros: Sídney y Tiger, salen a nuestro encuentro. “No tengan miedo, son perros buenos”, nos advierte, ante el susto por el recibimiento canino. Ella, hace dos semanas llegó para hacerse cargo de las 12 agencias de la ONU en Honduras y cinco regionales. Se propone continuar la agenda 20/30 y su lema “no dejar a nadie atrás”, un nudo gordiano con 17 objetivos, 169 metas y 261 indicadores a nivel global. “Está claro que no se va lograr solo con el gobierno, sino conjuntamente con el sector privado, la sociedad civil, la academia, los sindicatos”, recalca. El tema electoral es el primer desafío que le espera y del que habla ampliamente en medio de pláticas sobre fútbol y su feliz infancia en Padua, Italia, a unas cuantas cuadras de la tumba de uno de los santos más rezados del catolicismo y que ayuda a encontrar los objetos perdidos, San Antonio de Padua.

—Es un apellido complicado para ser italiana…
Mi padre era estadounidense, llegó a Venecia a estudiar música, pero a mí sí me gusta el fútbol. Leí tu entrevista a Alessandro Palmero (hasta hace poco embajador de la Unión Europea). Me encanta el Calcio, es parte de la cultura italiana: Perteneces a una iglesia y a un equipo de fútbol.

—¿Usted sí tiene equipo?
Me han gustado los buenos momentos del fútbol italiano, el Nápoles de Maradona, por ejemplo, era fantástico; la Fiorentina, la Juventus y el Milan de Arrigo Sacchi.

–¿Devota de San Antonio de Padua?
No soy católica practicante, pero crecí cerca de la basílica de San Antonio, gestionada por los padres antonianos. Ahí está enterrado el cuerpo, la mandíbula y la lengua.

—En Honduras hay mucha devoción por él, ¿sabía?
Por supuesto, es un santo con miles y miles de feligreses, que llegan a Padua. Aparte que es una ciudad hermosa, llena de historia, tiene la segunda universidad más antigua, después de Bolognia, ahí se graduó la primera médico y Galileo Galilei hizo sus primeros estudios en la torre.

–¿Toca un instrumento como su padre?
Ninguno, realmente, lo mío fue siempre el desarrollo. Mi madre también es artista, conoció a mi papá en la escuela de arte de Venecia, pero a mí me gustó el desarrollo y el derecho. Y cuando estaba niña me gustaba andar en bicicleta.

–¿Litigó?
Tampoco, justo cuando me gradué ya andaba en los programas internacionales de desarrollo con algunas ONG.

–¿Qué sabía de nuestro país antes de venir?
La gente comentaba que era un país complejo, peligroso y complicado, pero mi impresión es que es un país de gente cariñosa y gente comprometida con todos sus desafíos.

–¿Le asustan los países complejos y peligrosos?
He vivido en países donde hay temas muy serios de movilidad y seguridad, pero nos adaptamos a los contextos que trabajamos. (Estuvo en la ex Yugoslavia, Malawi, Pakistán).

–¿Se estigmatizan a los países en temas como la inseguridad, salud, pobreza?
Se necesita un balance. Hay países que se presentan de una manera y después es difícil construir una imagen positiva, por ejemplo, Honduras ha tenido altas tasas de inseguridad o la muerte de Berta Cáceres, pero se pierde el enfoque de las cosas buenas en otras áreas.

–¿Cuál sería ese balance?
Por ejemplo, se ha bajado mucho la tasa de homicidios, pero estamos viendo que algunos de los indicadores están cayendo como la institucionalidad democrática, transparencia y la impunidad.

—¿Trae alguna preocupación especial por el país?
Mi misión es continuar con el mandado de la ONU. En el 2015, la Asamblea General adoptó la agenda “20/30, con el lema “no dejar a nadie atrás”. Son 17 objetivos de desarrollo sostenible, con 169 metas y 261 indicadores a nivel global. Tenemos que asegurar se cumplan y que todos se suban al tren del desarrollo sostenible.

–¿Cree que se cumplan?
Está claro que no se va a lograr solo con el gobierno, sino conjuntamente con el sector privado, la sociedad civil, la academia y los sindicatos.

–¿Incluye el proceso electoral?
Estamos apoyando el proceso electoral, las Naciones Unidas ha estado presente en procesos previos para llegar a algunos acuerdos y romper la paralización y las divisiones políticas. Así que aquí vamos estar, acompañando este proceso y la institucionalidad.

–¿Qué piensa de las reformas electorales?
Hay desafíos alrededor de las reformas electorales. Nosotros reconocemos la soberanía de Honduras y del Congreso, pero esperamos la culminación de estas reformas para que los y las hondureñas tengan claro cuáles son las reglas del juego. Entre más esperamos, más se van creando interpretaciones y ahora sabemos que luchamos contra las noticias falsas, que también impactan.

–¿Está de acuerdo con la convocatoria a elecciones?
Me parece bien que se hiciera con la ley vigente y dar espacio para la discusión de la nueva ley, pero es necesario un proceso electoral con reglas claras.

—¿Se ha reunido con los sectores políticos?
Ya hemos comenzado reuniones con ellos para fortalecer el acompañamiento, enfocarnos en el bienestar del país, asegurarnos que ningún hondureño se quede atrás, ahora menos con el COVID-19, y que un niño se quede en la escuela.

—¿Y con la corrupción?
Se tiene que reconocer que Honduras es un país con corrupción e impunidad, tampoco estoy diciendo que todo el país es corrupto, pero la impunidad es preocupante y para ello debemos fortalecer los tres poderes del Estado.

–Mencionaba el caso de Berta Cáceres, ¿cuál es su preocupación?
En la ONU estamos siguiendo el caso, hemos expresado las preocupaciones por los últimos acontecimientos, creemos que es importante que los procesos judiciales lleguen al final, lo mismo que el caso de Guapinol.

–¿Qué está haciendo la ONU en la gestión de la pandemia?
Este año celebramos los 75 años de la ONU y es importante fortalecer el multilateralismo. La COVID-19 nos está mostrando claramente que si no trabajamos conjuntamente, ningún país puede solucionar esto solo. En ese sentido, nos preocupa que países decidan salirse de la OMS, por ejemplo, cuando necesitamos fortalecer el multilateralismo.

—¿Garantiza la ONU una repartición equitativa de la vacuna?
Con una alianza global para la vacuna podemos asegurar que ningún país se quedará atrás. No creemos que los más ricos se van a tomar todo, eso, a nadie le conviene porque el virus no tiene fronteras.

—Las potencias están comprando la vacuna anticipadamente, ¿qué opción le queda al tercer mundo?
Está bien que la parte rica del mundo pague la vacuna, pero tenemos que asegurarnos que quien no pueda pagarla también la tenga, porque no se puede tener dos comunidades, uno con vacuna y otros sin vacuna. Entonces, ¿dónde están los derechos humanos?

—¿Y la ONU puede ejercer una influencia moral sobre estas potencias?
El secretario general ha sido muy categórico alrededor de este tema y también trabaja fuerte para la reducción de la deuda con los organismos financieros, por eso hay que fortalecer la ONU.

—¿Qué piensa de la situación de los migrantes en Estados Unidos?
Estamos preocupados desde la perspectiva de derechos humanos. Las personas solicitantes de refugio tienen derecho a un debido proceso. Las migraciones deben ser seguras, libres, ordenadas.

–¿Qué pasará con la reactivación económica?
Hay dos liderazgos importantes: los líderes políticos deben ser el modelo máximo de cómo actuar, pero es importante el liderazgo de la ciudadanía, tienen derecho a participar, tener un rol en este diálogo constructivo. En ese sentido, esperamos la participación del sector privado, los sindicatos, las mujeres, los indígenas, los afroamericanos.

—La siento que viene con las “baterías cargadas”, ¿no teme desanimarse?
Uno siempre llega con muchos compromisos, pero eso no significa que lo vamos a resolver todo, necesitamos trabajar con todos los actores. No es la primera vez que trabajo en países con desafíos y tenemos que hallar una agenda en común.

—Habla bien español. ¿Lo usa mucho?
Algunas veces se me olvidan algunas palabras. En mi casa hablamos mucho inglés, mi esposo, que es de Australia, pero ahora hablo más el español. Cuando me toca hablar italiano hablo “itañol”.

–Italia ha sufrido mucho por el coronavirus, ¿qué tal está su familia?
Mi mamá y mi familia están bien, pero perdimos muchos amigos por el coronavirus, es muy triste, ni siquiera pudimos asistir a los funerales.

—¿Se le fue de las manos la pandemia al gobierno de su país?
La verdad que la transmisión comunitaria de la enfermedad fue rápida, tenemos un sistema de salud muy fuerte, pero aún así se complicó.

—Se criticó un partido de fútbol como el detonante…
Hubo muchos detonantes, como que los jóvenes no se cuidaron. Una persona cerca de Padua llegó a visitar a su familia y así se fue transmitiendo. Ahora hay toda una experiencia en el manejo del virus, pero al principio nadie sabía.

—¿Se puede confiar en la reapertura económica?
Es un gran peligro que la gente se sienta confiada con la reapertura, pero la realidad es que tenemos que vivir con esto hasta el 2022. Mientras tanto, hay que mantener la mascarilla y los otros cuidados.

—¿Hay espacio en esta agenda para la comunidad LGTB?
Tenemos una campaña con esta comunidad para ver qué podemos hacer con estos grupos excluidos, tenemos que ver lo que nos une, aunque sigamos escuchando mensajes de odio.

—Hay mucho temor que las elecciones polaricen más el país, ¿está preparada para ese momento?
Yo creo que mucho antes se va a calentar, pero debemos seguir creyendo en la democracia, que todos podemos tener nuestro propio rol, para hacer un cambio, por eso es importante enrolarse en la nueva identidad y votar.

Coordinadora de la ONU en Honduras Alice Shackelford: “Es necesario un proceso electoral con reglas claras”

Noticias Relacionadas: Promueven proceso participativo para la selección de embarcaciones artesanales

Coordinadora de la ONU en Honduras Alice Shackelford: “Es necesario un proceso electoral con reglas claras”

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América